Algo más que traducir
Blog sobre traducción profesional, localización de videojuegos, software, aplicaciones móviles, sitios web y tecnologías de la traducción por Pablo MuñozTraductor inglés-español especializado en localización

La «prueba de la abuela» al traducir

Una de las cosas que suelo enseñar en mis clases y cursos de traducción es la llamada «prueba de la abuela», es decir, darle tu texto traducido a tu abuela (o tu madre, padre, etc.; lo importante es que no sepa mucho de idiomas o incluso del tema en cuestión) para ver si lo entiende.

Obviamente, si es un texto muy técnico, no puedes pedir que comprenda la terminología, pero si es algo de uso más o menos cotidiano, que no es preciso explicar con tecnicismos, hasta tu abuela debería entender a qué se refiere tu traducción.

De hecho, suelo poner como ejemplo traducir dongle por «mochila» cuando creo que es mil veces más sencillo y entendible para cualquiera usar «dispositivo de seguridad» (a mí es que «mochila» me suena a la bolsa que te pones en la espalda).

Esta idea no es mía ni mucho menos, pues recuerdo que fue Josep Dávila quien nos lo contó cuando yo estudiaba el Máster en Traducción Audiovisual de la Universidad Autónoma de Barcelona (al César, lo que es del César), pero me parece que merece ser divulgada.

Te lo cuento en el vídeo. 😉

¡Comparte esta entrada! 🙂
Share on Facebook
Facebook
39Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
0Share on LinkedIn
Linkedin
Pablo Muñoz Sánchez

Pablo Muñoz Sánchez

English > Spanish Game Translator
Soy traductor inglés > español con más de 10 años de experiencia especializado en localización de videojuegos y software. He traducido juegos como Metroid y Fire Emblem y ahora trabajo, entre otras cosas, como revisor en las oficinas de Google Madrid a través de Vistatec. También soy cofundador de Traduversia, una plataforma de cursos online para traductores. Más sobre mí | Mis cursos online | Mi libro de localización | Mi web
Pablo Muñoz Sánchez
Pablo Muñoz Sánchez

¡Apúntate gratis al curso online «Herramientas para la localización y la traducción audiovisual» de Traduversia!

Herramientas para la localización y la traducción audiovisual

Esto es lo que obtendrás si te apuntas:

  • Acceso gratuito e inmediato al curso online de Traduversia
  • 5 minicursos gratuitos por correo sobre localización, productividad, etc.
  • Cupones de descuento para matricularte en cursos de Traduversia a precio reducido

8 comentarios

  1. Me alegra enormemente saber que hay profesores que también dicen lo mismo o piensan igual que yo porque ese mismo ejemplo les vengo poniendo a mis alumnos yo también desde que empecé mis clases de revisión y gestión de proyectos allá desde el año 2000.

    De hecho, yo les hablo de la “prueba de la madre/abuela” e incluyo una foto antigua de mi madre como reclamo…

    Y es que al final, todo está inventado en esto, y suele ser producto de la propia necesidad del traductor…

  2. ¡Hola, Juanjo!

    Ja, ja, ja, al final esto es una historia que alguien nos ha contado, pero que nadie sabe quién fue el autor original… 😛

    ¡Me alegra saber que tú también se lo cuentas a tus alumnos! Que perdure la tradición, que perdure…

    Gracias por comentar,

    Pablo

    • Jajajaja. Pues te puedo asegurar que a mí no me la contó nadie hará ya 15 años: fue una parida que se me ocurrió, y curiosamente “dongle” es uno de los ejemplos que me gusta usar, entre otros…

      Abrazos.

      Juanjo

  3. ¡Hola! A mí esta prueba me resulta bastante útil. Otro truquillo similar es grabarse leyendo en voz alta la traducción porque, al oírlo, uno detecta muchas veces cosas de las que no se había dado cuenta antes a través de la pantalla, en la mayoría de los casos debido al cansancio de estar tanto tiempo delante de la pantalla.

    ¡Un saludo!

    • ¡Hola, Javier!

      Sí, lo de grabarse para ver qué tal suena algo (o incluso simplemente intentar decirlo sin necesidad de grabarte) me parece muy útil, sobre todo si algo se va a locutar. Muy buena idea. 🙂

      Pablo

  4. Fernando Gabriel Gregoire dice:

    ¡Enhorabuena por este nuevo video, Pablo! Si los anteriores me gustaron mucho, me encanta en este que a un tiempo abordes un término particular y un hábito general.

    Cuando era muy chico (aún iba al colegio primario) yo también vi, en algunas versiones del lector de pantalla JAWS cuando empezaban a abandonar las autorizaciones con disquetes, eso de «autorización con mochila» y «la mochila se conecta al puerto USB del ordenador». En aquella época esa traducción se hacía íntegramente en España y estaba a cargo de la ONCE, de modo que supongo —por tu mención de la mochila para ir a la escuela, por cierto la misma palabra que empleamos en Argentina para designarla— que allí también sonaría raro para un no conocedor. Años después vi que esto era la traducción de «dongle», pero no te niego que de pequeño leía eso y me imaginaba un aparato grande con forma de mochila y adentro lleno de cables y circuitos.
    De todas formas, y pese a no compartir el criterio de simplificar en exceso los tecnicismos en las traducciones, creo que «dispositivo de seguridad» no sería una traducción muy adecuada. Aparte de que estrictamente las licencias originales no proporcionan necesariamente seguridad, «dispositivo de seguridad» es tan genérico que podría tratarse de una tarjeta inteligente con certificados digitales, un cortafuegos por hardware, cámaras de vigilancia o alarmas con conexión a Internet, lectores de huellas digitales, etc. Por tal motivo, si tuviera que proponer una traducción alternativa, yo sugeriría «dispositivo de licencia» o, si queremos ser más estrictos y no hay problemas de espacio, «dispositivo de licenciamiento». Allá cada fabricante si luego, para desincentivar la piratería, quiere vendernos la idea de que con licencias originales se está más seguro, cosa que en realidad sólo es cierta en la medida que un crack reemplazando o archivos o la ejecución de un keygen son de por sí un riesgo alto.

    En relación con la entrega del texto a alguien ajeno al proyecto para que nos dé su parecer, yo no emplearía esta revisión para el aspecto técnico salvo con personas específicas que sepa interiorizadas sobre el tema, pero sí en cambio sirve con mucha más gente para que nos den sus apreciaciones sobre aspectos meramente lingüísticos. Los casos más obvios en que este método sirve te parecerán la concordancia y la colocación de las comas, pero particularmente encuentro también muy útil esta manera de revisar ante oraciones formales con muchas subordinadas, donde a veces uno duda si no conviene, en aras a una mayor claridad, dejar explícitamente un «usted» donde de otra forma lo suprimiríamos por estar sobreentendido.
    Creo que bien se podría transformar en la «prueba de la prima»: como excusa para flirtear con alguna que esté buena no está mal, sobre todo si la susodicha lo es de uno políticamente y ello quita eventualmente toda culpa asociada a la transgresión del tabú del incesto. 😀

    ¡Un saludo y gracias por toda la experiencia que siempre compartes!

    • ¡Hola, Fernando!

      Gracias, una vez más, por tu comentario. Me alegro de que te haya gustado lo que he planteado en el blog esta vez. 🙂

      La verdad es que tienes razón en que “dispositivo de seguridad” puede ser demasiado genérico; ahora que lo dices, creo que de hecho solemos hablar en clase también de “dispositivo de licencia”, así que gracias por complementar las opciones disponibles. 🙂

      Es cierto que esta estrategia no siempre funciona, pues está claro que el público objetivo hace muchísimo, y si un texto es técnico de por sí, quizás se le quita la gracia si se simplifica en exceso. Pero eso sí, si el público es general mayoritariamente, ahí sí veo bien simplificar un poco.

      ¡Gracias una vez más por tu interesante aportación! 🙂

      Pablo

Trackbacks

  1. […] siempre la prueba de la abuela al traducir: la traducción de una aplicación móvil general debe poder entenderla cualquier […]

Opina

Responsable » Pablo Muñoz Sánchez (servidor).
Finalidad » gestionar los comentarios.
Legitimación » tu consentimiento.
Destinatarios » los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Dinahosting (proveedor de hosting de Algo más que traducir) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Dinahosting. (https://dinahosting.com/legal/proteccion-datos).
Derechos » podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

*