Algo más que traducir
Blog sobre traducción profesional, localización de videojuegos, software, aplicaciones móviles, sitios web y tecnologías de la traducción por Pablo MuñozTraductor inglés-español especializado en localización

Un error de traducción convertido en leyenda urbana

Shen LongLeo en ion litio una curiosidad relacionada con el archiconocido Street Fighter II y un error de traducción que me parece interesante compartir aquí.

Como todos sabréis, al derrotar a un adversario en este juego, aparece un breve texto lanzado a nuestro rival tipo «no tienes nada que hacer contra mí». Por ejemplo, Ryu, famoso por sus hadouken (que más de uno habrá pronunciado como ayuken en su infancia con seguridad), nos espeta lo siguiente: You must defeat Sheng Long to stand a chance (traducción larga propuesta según el contexto: «tendrás que ser capaz de derrotar a Shen Long si quieres tener alguna posibilidad de vencerme»).

Pues bien, resulta que nadie sabía a ciencia cierta quién era ese tal Shen Long, aunque se rumoreaba que se trataba del maestro de Ryu y Ken, pues ambos personajes compartían las mismas técnicas. De hecho, al parecer se hacía referencia a este personaje en el manual del juego.

La revista Electronic Gaming Monthly aprovechó la controversia surgida por este nombre para gastar una inocentada consistente en explicar cómo obtener al poderoso maestro en la última batalla contra Bison. Shen Long, aparte de ser el más rápido del juego, podía realizar todas las técnicas de los personajes aparecidos en el mismo.

Sin embargo, a pesar de que parecía bastante claro que se trataba de una inocentada, muchos aficionados intentaron conseguir por todos los medios a Shen Long, y el rumor se extendió de tal manera que llegó a convertirse en una leyenda urbana entre la comunidad videojueguil.

¿Dónde está, pues, la gracia de todo esto, y qué tiene que ver con la traducción? Resulta que Shen Long se tradujo incorrectamente, ya que en realidad se refería a la técnica shoryuken de Ryu y Ken, en la que ambos personajes saltaban con un potente gancho denominado Puño del Dragón. Por tanto, una buena traducción hubiera sido «tendrás que ser capaz de vencer a mi Puño del Dragón si quieres tener alguna posibilidad de vencerme».

Todos sabemos que los traductores, al igual que otros profesionales, cometemos errores. Lo que nunca sabemos es la gravedad que pueden conllevar ya no sólo en el momento de la publicación de la traducción, sino en el futuro como hemos visto en este caso. Por ello, deberemos traducir con seguridad lo que escribimos en la lengua meta si de verdad queremos actuar en calidad de profesionales, lo cual, todo hay que decirlo, no siempre es fácil.

¡Comparte esta entrada! 🙂
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+2Share on LinkedIn2
Pablo Muñoz Sánchez

Pablo Muñoz Sánchez

English > Spanish Game Translator
Soy traductor inglés > español con más de 8 años de experiencia especializado en localización de videojuegos y software. He traducido juegos como Metroid y Fire Emblem y ahora trabajo, entre otras cosas, como revisor para un gigante tecnológico. También soy cofundador de Traduversia, una plataforma de cursos online para traductores. Más sobre mí | Mis cursos | Mi web
Pablo Muñoz Sánchez
Pablo Muñoz Sánchez

¡Suscríbete al blog!

¿Te ha gustado lo que has leído?
Recibe nuevas entradas en tu correo e información exclusiva para suscriptores.

¡Apúntate gratis al curso online «Herramientas para la localización y la traducción audiovisual» de Traduversia!

Herramientas para la localización y la traducción audiovisual

Esto es lo que obtendrás si te apuntas:

  • Acceso gratuito e inmediato al curso online de Traduversia
  • 5 minicursos gratuitos por correo sobre localización, productividad, etc.
  • Cupones de descuento para matricularte en cursos de Traduversia a precio reducido

 

Y además, aprovecha este cupón exclusivo para lectores de Algo más que traducir. ;)

Cupón Algo más que traducir

14 comentarios

  1. En principio nos forman para que no cometamos errores de este tipo. Eso sí, cuando la cagamos, solemos meter la pata hasta el fondo de la placa de hielo :D.

    ¿Qué tal los exámenes, Pablo?

    Un saludo

    Olli

  2. Pablo Muñoz Sánchez dice:

    Por eso creo que los errores de sentido o bien sinsentidos se penalicen bastante en la evaluación de una traducción, teniendo siempre en mente la gravedad de dicho error dentro de la traducción. Realmente, al fin y al cabo nadie se enteró en este caso del error hasta que hicieron la broma..

    Los exámenes… ¡puf! Ayer tuve uno de 4 horas y media, y la semana que viene me quedan 3. Y mientras cosas del trabajo… pero bueno, la cosa parece que va saliendo, aunque no tengo tiempo para nada.

    ¿Cómo te va a ti la cosa? Espero que muy bien 🙂

  3. Pues como dijo el poeta de Orihuela, van a ser las tres heridas, el español, la linguistica y la metodología XD (más noticias en la edición de las nueve :D)

  4. Hola chicos.

    En primer lugar, suerte con los exámenes a ambos 😉

    Y en segundo lugar… ¡qué complicado es acertar siempre con los fans (y clientes varios) exigentes (porque están en todo su derecho!

    Suelo ver muchísimas quejas en Internet del tipo de las que expone Pablo. A veces es una “llave maestra”, a veces es una inconsistencia entre el nº 253 y el 564 de tal cómic, otras una “mistranslation” por el contexto de nosequé tipo de nave enemiga en nosecuál serie.
    Y la verdad es que tienen razón, nos equivocamos. Y lo hacemos porque somos humanos y porque el 90% de las veces no controlamos al 100% lo que traducimos.
    Puede que en su momento, los únicos que controlaban la técnica shoryuken de Ryu y Ken como para traducirla del japonés no fueran justamente el traductor de turno al que le tocó el marrón. Hay temas muy específicos, especialmente en el mundo del cómic, los videojuegos y las series/películas, en el que los traductores son muy propensos a errar. Pero claro, los fans no son traductores profesionales… Y ahí está el lío.
    Y todo es cuestión de rentabilidad. Si cada traductor se q

  5. Sigo mi mensajito cortado por darle a una tecla sin querer XDDD

    Si cada traductor se quedara en su miniparcelita de especialidad que dominan a la perfección, deberíamos ser muchísimos más, y probablemente no podríamos comer de esto. Y este mundo está dominado por grandes empresas que entienden poco de personas y mucho de dinero (y tiempo). Así que… a aguantarse toca. Escucharemos las quejas de los seguidores de este material y, al final, nos acabaremos acostumbrando al error involuntario.

  6. Pablo Bouvier dice:

    ¿No serán los clientes los incompetentes, al querer “comprar duros a cuatro pesetas”?
    Que yo sepa, el mercado de la traducción es el único en donde los precios los establece el cliente (la agencia) y no el proveedor (los traductores). Es culpa nuestra, al aceptarlo.

    ¿O es que puedo ir al supermercado y decir que quiero las patatas a X euros y pagarlas a tres meses o más? No, ¿verdad?

  7. Rafael dice:

    Muy buenas Pablo,

    He acabado por casualidad en tu blog (estaba buscando información sobre postgrados y cursos relacionados con la traducción) y tras leer este artículo, pues fui jugador empedernido de videojuegos, y del mismo modo en que es importante no cometer errores evitables, es muy importante poseer un conocimiento profundo de la lengua materna y sus aspectos normativos. Por ello, me gustaría comentarte algo sobre una expresión que encontré en tu artículo y que no paro de leer por todos lados, tanto en el ámbito periodístico como en muchos otros, incluso en publicaciones firmadas por traductores, en teoría especialistas en el campo lingüístico. Se trata del adjetivo “mismo”, que según el diccionario panhispánico de dudas:

    3. El adjetivo mismo puede sustantivarse, manteniendo los sentidos de identidad y de igualdad o semejanza que le son propios: «Sus ideas reformistas solo cambian de posición, pero son las mismas» (Vitier Sol [Cuba 1975]). A pesar de su extensión en el lenguaje administrativo y periodístico, es innecesario y desaconsejable el empleo de mismo como mero elemento anafórico, esto es, como elemento vacío de sentido cuya única función es recuperar otro elemento del discurso ya mencionado; en estos casos, siempre puede sustituirse mismo por otros elementos más propiamente anafóricos, como los demostrativos, los posesivos o los pronombres personales; así, en «Criticó al término de la asamblea las irregularidades que se habían producido durante el desarrollo de la misma» (País [Esp.] 1.6.85), pudo haberse dicho durante el desarrollo de esta o durante su desarrollo; en «Serían citados en la misma delegación a efecto de ampliar declaraciones y ratificar las mismas» (Excélsior [Méx.] 21.1.97), debería haberse dicho simplemente ratificarlas; en «El que su acción fuera efímera, innecesaria, no resta a la misma su significado» (Abc [Esp.] 29.9.74), hubiera sido mejor no le resta su significado. A menudo, su simple supresión no provoca pérdida alguna de contenido; así, en «Este año llegaremos a un billón en exportaciones, pero el 70 por ciento de las mismas se centra en el mercado europeo» (Razón [Esp.] 18.12.01), pudo decirse, simplemente, el 70 por ciento se centra…

    Un afectuoso saludo.

    Rafael Guerra
    Intérprete Oficial MIR

  8. Pues a mí me parece que aquí el problema está en que el texto original en inglés es ambiguo y el uso de los términos no está muy claro. “Shouryuuken” en japonés es “el puño del dragón ascendente”, en cuyo caso queda claro a qué nos referimos, pero “Sheng Long”, ahora en chino, es simplemente “dragón sagrado” (el dragón de Dragon Ball se llama igual…). Me parece un poco difícil entender que ese “dragón sagrado” se refiere al ataque de Ryu y Ken sin saber chino y japonés, e incluso así, podría referirse a un dragón de verdad, o al nombre de un experto en artes marciales… etc.
    Si yo no supiera todo esto, mi dilema estaría entre usar “derrotar” o “vencer” como ya has indicado, pero ya que el “(puño de) el dragón sagrado” está personificado (es como si a través del ataque shooryuuken obtuviéramos la fuerza de ese dragón místico que es un ser vivo aparte), no veo tan mal usar “derrotar” (cuando hablamos de animales también los personificamos mediante el uso de la preposición “a” ante complemento directo de persona: veo la mesa; veo A la mujer; veo EL perro / veo Al perro).

  9. Hola Tatenori:

    Pero el juego original es japonés, ¿no? ¿No se trata de un error de traducción del japonés al inglés? Según la Wikipedia, el original es este: 昇龍拳を破らぬ限り、おまえに勝ち目はない!

    Pero claro, como comentaba en un reciente artículo, a saber si el traductor tenía idea del contexto (al fin y al cabo, el Street Fighter se hizo popular con este juego y no creo que muchos conocieran el “Shouryuuken”).

  10. Sí. Perdón… es que había entendido que el error habría sido del inglés al español y quería decir que el problema ocurría ya en inglés, que en este caso es el “texto original” (en el sentido de “texto de partida para la versión en castellano” ).
    Suponía que en japonés realmente diría Sheng Long (神龍 leído a la china シェンロン, dragón divino o sagrado), pero viendo la frase que citas, la verdad, no sé cómo diantres se convirtió 昇龍拳 (shouryuuken) en “Sheng Long”. Aunque uno no sepa a qué se refiere ni tenga idea del contexto, o ni siquiera sepa que es una frase de un videojuego, el hecho de que acabe en -拳 ken (puño) y el vocabulario del resto de la frase deja bastante claro que es un ataque/golpe, así que lo más lógico me parecería transcribir los kanji japoneses tal cual, o bien hacer una traducción literal de lo que podría ser el nombre del ataque: “You must beat the Shoryuken / (Rising) Dragon Fist”. No se me ocurre por qué un traductor japonés-inglés (es decir, alguien que sabe japonés) pondría aquí “Sheng Long”, que ni siquiera se escribe con los mismos caracteres. Es un misterio…
    Por cierto, la traducción literal de la frase (para quien no sepa japonés) es: “A menos que venzas mi shouryuuken (puño del dragón ascendente), no tienes posibilidad alguna de victoria.”
    Gracias por contestar, aunque la entrada sea antigua.

  11. Siempre es un placer responder a los comentarios, especialmente cuando se añade un rico debate. A saber si el traductor hacia el inglés era nativo…

Deja un comentario