Algo más que traducir
Blog sobre traducción profesional, localización de videojuegos, software, aplicaciones móviles, sitios web y tecnologías de la traducción por Pablo MuñozTraductor inglés-español especializado en localización

Traducir y revisar cobrando por horas en lugar de por palabras

Últimamente he tenido algunos encargos de revisión en los que la agencia me ha pedido que le haga un precio por hora en lugar de por palabra. En este caso, la agencia presupone que reviso unas 1000 palabras de media en una hora. Y claro, cuando hay que dar un precio, la inexperencia nos puede jugar una mala pasada. En este blog ya hemos hablado largo y tendido sobre las tarifas de traducción, pero releyendo dicha entrada, sorprende que nadie sacara el tema de cobrar por horas. Por esa razón, me gustaría que esta entrada sirviera de complemento a la mencionada anteriormente, donde el debate fue lo más interesante.

Cobrar por horas: un arma de doble filo

En mi opinión, esta forma de cobrar presenta ciertas ventajas e inconvenientes a la vez. Por un lado, si cobramos por horas sabemos que si necesitamos más tiempo del habitual por cualquier razón, cobraremos por ello. Por ejemplo, si la traducción es mediocre y necesitamos echarle unas cuantas horas más para dejar el texto decente, seremos recompensados como corresponde. Se acabó el quejarse de que hemos necesitado el doble de tiempo para revisar un texto: ¡eso que nos llevamos al bolsillo!

Pero ¡ah, amigo! En la otra cara de la moneda, el cliente no sabrá a ciencia cierta por cuánto le saldrá la broma, y si tardas más de lo que en un principio estimas, probablemente te pedirá una justificación de por qué has tardado tanto. Y no sé, como cliente, me gusta tener un precio más o menos cerrado y no tener que llevarme luego una desagradable sorpresa.

Por si fuera poco, entra en juego otra variable más: nos llega un encargo de un montón de palabras para revisar y nos frotamos las manos. Nos ponemos manos a la obra y resulta que el texto está bastante bien, y encima somos superrápidos porque antes nos han dado una buena noticia y estamos que lo damos todo. Total, que en realidad no hemos tardado más que una hora en revisar 2000 palabras. Más nos vale haber pedido 40 € la hora, porque si no, incluso cobrando algo más o menos bajo como 0,02 € por palabra revisada, estaríamos perdiendo dinero. Si somos especialistas en un determinado tema, creedme que se puede llegar a esa velocidad de revisión.

Pero… ¿En qué casos se cobra por hora?

Pues esto es un tema algo variable. Por mi experiencia, normalmente la traducción se suele cobrar casi siempre por palabra, aunque no sería la primera vez que tengo un trabajo de traductor/revisor y luego te pagan por horas independientemente de lo que hagas. Este es un caso típico de los traductores autónomos que trabajan en plantilla por unas horas en las oficinas de sus clientes. Por ahora solo he cobrado por horas en el caso de la traducción cuando se trataba de pequeñas actualizaciones a un archivo ya traducido (lleva tiempo abrir los nuevos archivos actualizados, pasarles la memoria y mirar los fuzzies; eso hay que cobrarlo también).

La revisión se suele cobrar por horas según he visto, aunque por ahora yo a mis clientes les he ofrecido un precio por palabra revisada (del original) de hasta 0,04 € (de media suelo pedir unos 0,03 €). Luego hay otras tareas como la maquetación y el testeo que ahí sí que se deben cobrar por hora porque no se cuenta realmente con algo que se pueda medir fiablemente para fijar un precio cerrado.

Ajá… ¿Y entonces cuánto pido?

Llegamos al verdadero meollo del asunto: ¿a cuánto cobramos la hora? Pues aparte de que depende de si estamos con una agencia o no, en principio creo deberíamos fijar una única tarifa para cualquier servicio que hagamos, porque el tiempo lo vamos a utilizar igualmente. Es decir, no se trata de que traduzcamos a 30 € la hora, revisemos a 25 € y testeemos a 20 € teniendo en cuenta el grado de esfuerzo que implica, sino de que le pongamos un precio a una hora de nuestro tiempo, sea lo que sea. En principio somos profesionales y cualquiera de estas actividades la vamos a hacer poniendo nuestro máximo empeño. Además, mientras cobramos 20 € por testear, podríamos estar traduciendo para un cliente a 0,08 € la palabra a 500 palabras por hora, lo que equivaldría cobrar 40 € la hora.

Eso nos da una gran pista para calcular nuestro precio por hora: si a un cliente le cobraríamos 0,07 € y traducimos a 500 palabras la hora más o menos (incluida la autorrevisión de todas esas palabras), un precio de 30-35 € la hora estaría bien, ya que 0,07 x 500 = 35 €. Por supuesto, tampoco hay que abusar: a una agencia no sé si es fácil colarle 35 € la hora, y yo de momento solo lo he hecho con una para unos proyectos de revisión aislados. El precio mínimo que he aplicado ha sido 18 € y porque sabía que eran 8 horas seguidas durante varios meses para un proyecto, y actualmente le cobro 23 € a mi cliente principal (le debería cobrar más siendo quienes son, pero precisamente por falta de desinformación, al final pequé de “conservador”). Tened en cuenta que todos estos precios son en bruto y que, aplicando la fórmula de:

(precio por palabra) x (número de palabras traducidas o revisadas por hora) = (precio por hora)

en realidad el precio no es tan alto como podría parecer si lo comparamos con un precio por palabra. Recordad que si os toca un texto “fácil” y de vuestra especialidad, y además tenéis ya cierta experiencia, podéis llegar a traducir hasta 800-1000 palabras (finales) por hora, lo cual puede hacer que vuestra hora llegue fácilmente a los 70 € brutos si cobráis por palabras.

Y vosotros, ¿qué experiencia habéis tenido cobrando por horas?

¡Comparte esta entrada! 🙂
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0
Pablo Muñoz Sánchez

Pablo Muñoz Sánchez

English > Spanish Game Translator
Soy traductor inglés > español con más de 8 años de experiencia especializado en localización de videojuegos y software. He traducido juegos como Metroid y Fire Emblem y ahora trabajo, entre otras cosas, como revisor para un gigante tecnológico. También soy cofundador de Traduversia, una plataforma de cursos online para traductores. Más sobre mí | Mis cursos | Mi web
Pablo Muñoz Sánchez
Pablo Muñoz Sánchez

¡Suscríbete al blog!

¿Te ha gustado lo que has leído?
Recibe nuevas entradas en tu correo e información exclusiva para suscriptores.

¡Apúntate gratis al curso online «Herramientas para la localización y la traducción audiovisual» de Traduversia!

Herramientas para la localización y la traducción audiovisual

Esto es lo que obtendrás si te apuntas:

  • Acceso gratuito e inmediato al curso online de Traduversia
  • 5 minicursos gratuitos por correo sobre localización, productividad, etc.
  • Cupones de descuento para matricularte en cursos de Traduversia a precio reducido

 

Y además, aprovecha este cupón exclusivo para lectores de Algo más que traducir. ;)

Cupón Algo más que traducir

113 comentarios

  1. Intento evitar cobrar por hora, no me resulta fácil calcular y siempre tengo la sensación de que cobro de más o de menos. En interpretación sí he cobrado horas sueltas con una tarifa mínima y horas extra con una tarifa bastante variable dependiendo de la agencia pero hago pocos proyectos de corrección de modo que no suelo encontrarme mucho con este problema.
    Recientemente me han preguntado por el precio por hora en un caso de grabación de la traducción, el cliente quiere que traduzca el texto pero que se lo envíe en un documento de audio y no en un word o similar. Ahí sí que me he encontrado con un reto. ¿Alguien sabe cuánto se puede cobrar por hora de grabación? He visto tarifas pero claro son para temas más profesionales de doblaje o voice-over para anuncios y así.

    • Hola Aída:

      Interesante lo que comentas: ¿entonces cómo facturas cuando haces una interpretación “normal”? ¿Por jornada completa?

      A mí también me pasa eso de que nunca sé si me estoy pasando o me estoy quedando corto… Aunque ya digo que hay tareas, como la que mencionas de grabación, en las que es inevitable cobrar por horas. Yo ya digo que quizás una buena idea es poner precio a nuestro tiempo, aunque claro, tampoco vas a cobrar 50 € por una hora de grabación, supongo. Si es plan de grabación profesional, quizás unos 25 o 30 € esté bien (no sé si es agencia).

      Saludos,

      Pablo

      • Normalmente cobro por jornada completa (7-8h) o media jornada (4h) y si es algo muy breve aplico una tarifa mínima (1-2h).
        Sigo con la duda de la hora de grabación, consulté con un profesional que graba documentos pero claro lo que hace él es más complicado que leer un texto con un mínimo de entonación, así que calculé en base a su tarifa, pero es él cobraba por minutos grabados (rizando el rizo, tarifa por minutos)

        • Estupendo, ¡gracias por aclararlo, Aída!

          Ya te digo, ante esa duda, pregúntate más bien cuánto querrías cobrar por ese trabajo. No porque sea “menos complicado” habría que cobrar 15 € la hora si ese tiempo se lo puedes dedicar a otra cosa…

          Saluditos,

          Pablo

  2. Hola Pablo:

    Yo trabajo casi el 100% cobrando por hora y estoy totalmente de acuerdo con lo que dices.

    Sólo añadiría que al trabajar por hora en revisión en proyectos medio-grande hay que decirle al cliente después de pasar 2 horas si la cosa tiene mala pinta para que aprueben ampliar el número de horas asignadas. Así se evitan malos rollos…

    Yo también agregaría el tema de QA lingüístico en el que no editas el texto sino que produces un informe de problemas y correcciones.

    Muy buen trabajo!

    Javi

    • ¡Hola Javi!

      Genial el comentario que haces de que si trabajamos en un proyecto grande, debemos advertir al cliente de que la cosa va a necesitar mucho tiempo. Yo también trabajo ahora mucho revisando y, en algunos casos, incluso podemos devolver el archivo a la agencia para que lo retraduzcan antes de que nosotros empecemos a revisar algo de un mínimo de calidad.

      Y como te decía por Twitter, sí, lo del QA lingüístico lo meto dentro del testing, que es el caso de los videojuegos y el software. 🙂

      Saludos,

      Pablo

  3. Hola Pablote.
    Genial la entrada, ¡como siempre! 😀 De momento, sólo cobro por horas revisiones no lingüísticas para una agencia de esas grandotas que todo el mundo conoce. Es un trabajo sencillo que consiste en hacer el control final a una traducción: maquetación, negritas, paginación, etc. La tarifa no es para tirar cohetes pero tiene la ventaja de que en este caso no parto de un presupuesto cerrado y puedo pedir las horas que realmente he dedicado. Y para evitar malentendidos, nada como aplicar el truco que nos enseñó Xosé Castro en su taller de Word de guardar el documento con un nombre diferente para después volverlo a guardar con el documento original. Así word no mantendrá el registro de horas trabajadas en él como comenté en mi blog 😛
    ¡Saludetes!
    Lluís

    • ¡Hola crack!

      Exacto, esa es una de las ventajas de cobrar por hora como comentaba, que si necesitas echarle más tiempo, al menos te pagan por ello. 🙂

      Y buena idea lo de Word: por ahora trabajo con herramientas TAO siempre, pero espero acordarme de ese truquito para cuando cuando trabaje con Word alguna vez. 🙂

      Saludos,

      Pablo

  4. Estoy de acuerdo básicamente con lo que dices, pero hay una modalidad que es incluso más interesante en proyectos grandes: facturación por proyecto.

    Está claro que es en proyectos en los que hay “algo más que traducir”… 🙂 Lo he visto también por ahí como “facturación por solución”. Si llegáramos a eso en el sector, daríamos un paso muy grande, porque mientras sigamos teniendo como referencia de cálculo una medida casi infinitesimal como la palabra, mala cosa…

    • Juanjo, totalmente en el clavo! Decía uno de los viejos dinosaurios de la localización de la difunta Berlitz en Dublín que llegará el momento en que al cliente se le regalen las palabritas y se les cobres esos “otros servicios”. La consecuencia de esto es que la comparación de presupuestos para los clientes finales (compradores de traducción) se vuelve una locura.

      Conozco algunos casos en los que existen tarifas por palabra “no frills” y luego una tarifa por palabra “all inclusive”.

    • ¡Hola Juanjo!

      Me alegro de verte por aquí, je, je. 🙂

      Sí, eso de facturar por proyecto entero lo había escuchado en un blog que está muy bien de freelances llamado FreelanceFolder. Por ejemplo, en http://freelancefolder.com/the-main-principle-of-charging-a-flat-rate/ y http://freelancefolder.com/why-you-should-never-charge-hourly/

      Por ahora no he contemplado esa posibilidad, aunque según qué tipos de proyectos tengamos, puede ser una gran idea. Si al cliente le dices que le vas a cobrar 100 € la hora, lo más seguro es que suelte una carcajada: pero lo mismo cobramos por proyecto y en realidad nos sale la hora a 100 € y todos contentos. 🙂 Por eso digo que en realidad no me gusta cobrar por horas, ya que a veces vuelo con el texto y la hora me ha llegado a salir a 70 € (evidentemente, esto son casos excepcionales, qué más quisiera yo :P).

      Saludos,
      Pablo

  5. Hola Pablo:
    Muy interesante la entrada. Yo suelo cobrar por hora la revisión, aunque desde hace un año estoy intentando cobrarla por palabra, porque suelo ser rápida y, como bien dices, me sale más rentable cobrarlo así.
    Ahora bien, precisamente hace poco, con unas traducciones pequeñas muy técnicas que me llegan de vez en cuando, empecé a cobrar por hora en lugar de por palabra. Te explico por qué: son unas traducciones de alemán a español y son siempre encargos de muy poco volumen. Sin embargo, como son muy técnicos y apenas hay redacción, a menudo se trata de imágenes con el término de la imagen, le tenía que dedicar muchísimo tiempo a buscar la terminología. Además, me empezaron a pedir que cumplimentara el glosario; a veces lo único que tenía que hacer era buscar el término en la memoria, pero otras veces el término era nuevo y era más bien un trabajo de investigación terminológica que de traducción.
    Así que le dije a mi cliente, una agencia con la que trabajo a menudo y con la que tengo buena relación, que el trabajo no me salía a cuenta y que solo podría seguir aceptándolo si cobraba por hora. Pensé que buscarían a otra persona, pero no, aceptaron mi tarifa por hora y cada vez les digo el tiempo que he tardado y siempre me lo aceptan. Claro, supongo que el hecho de que tengamos buena relación influye, porque hay confianza y saben que no les voy a cobrar horas de más.
    Saludos,
    Amaia

    • ¡Hola Amaia!

      Muchas gracias por compartir tu experiencia. Creo que has dado en el clavo con una cosa, y es en las relaciones con el cliente. Si el cliente valora de verdad tu trabajo, aunque sea una agencia, probablemente estará dispuesta a aceptar tus nuevas condiciones a menos que no cuenten con un margen. Yo hace poco le subí la tarifa a un cliente con el que me llevaba muy bien y el tío dijo que “no problem :)”, así que imagínate… Cuando lo que hacemos es solucionar problemas más que simplemente “trabajar”, a los clientes no les “importa” pagar un poquito más.

      Saludos,

      Pablo

  6. Sin ánimo de polemizar, me parece que las cifras que se indican en este artículo no son compatibles con un alto nivel de calidad, al menos de forma generalizada. La productividad que se apunta en número de palabras traducidas y revisadas por hora es muy alta e induce a pensar que una tarifa de 7 u 8 céntimos por palabra de origen conllevará unos ingresos aceptables.

    Si se aspira a realizar traducciones excelentes es imprescindible dedicarles más tiempo y cobrar más por palabra (si se toma esta como unidad de facturación). Lo otro es apostar por la traducción «industrial», y pronto habrá máquinas que lo hagan más rápido y con una calidad similar.

    • Hola Ramón:

      Claro que no se tratan de niveles de productividad generalizados. Precisamente quiero escribir dentro de poco sobre esto mismo, y es que sí que hay veces en los que se pueden conseguir esos niveles de productividad con una buena calidad. Para eso se tienen que dar varios factores:

      – El texto es de tu especialidad.
      – Has trabajado con textos parecidos.
      – Tienes un buen glosario.
      – No tienes que mirar apenas en el diccionario.
      – El texto es relativamente fácil.
      – El proyecto es grande y, a medida que avanzas, todo te suena de sobra. En este caso, no es que traduzcas a 800 palabras la hora siempre, sino que es la media. Al principio vas más lento y luego más rápido.

      Vamos, créeme que me centro en la calidad, y como le dije a otra persona hace unas semanas, “a veces voy a 300 palabras la hora y otras veces a 1000: lo que me importa es darle a mi cliente un producto de calidad”.

      Saludos,
      Pablo

  7. Me ha encantado tu entrada 🙂 Totalmente de acuerdo contigo. Me ha gustado mucho tu reflexión “no hemos tardado más que una hora en revisar 2000 palabras. Más nos vale haber pedido 40 € la hora, porque si no, incluso cobrando algo más o menos bajo como 0,02 € por palabra revisada, estaríamos perdiendo dinero” 🙂 Desde luego, cobrar por hora tiene sus ventajas y desventajas pero el truco, como dices, está en fijar un precio por hora de tu tiempo, hagas lo que hagas, al menos yo personalmente lo veo así 🙂

    • ¡Hola Vanessa!

      Me alegro de que te haya gustado la entrada. 🙂

      Al igual que le comentaba a Ramón, no trataba de generalizar. Reviso 4 horas todos los días para un cliente y llega un momento donde simplemente vuelas con lo que pilotas del tema. Además, los revisores tenemos que dar comentarios a los traductores sobre nuestras correcciones, lo que hace que las traducción que llegan tengan cada vez más calidad. Un buen trabajo en equipo puede ser beneficioso para todo el mundo. 🙂 Aunque, desgraciadamente, no cobro 40 € la hora en este caso, y mira que lo he intentado subir. En fin, estas agencias… 😛

      Saludos,
      Pablo

  8. Estoy de acuerdo con Ramón: traducir 800-1000 palabras finales (o sea, incluyendo traducción, revisión y lectura final) por hora me suena a ciencia ficción. Por regla general, yo calculo 300 palabras por hora (listas para entregar) para traducción y 1000 palabras por hora para revisión de textos ajenos. Sí, puede haber casos en los que el texto sea superfácil y vayas más rápido de lo habitual, pero aun así conviene hacerlo con tranquilidad para no meter la pata y prestar atención a los detalles, sobre todo si estás empezando.

    Un saludo,
    Isabel

    • Hola Isabel:

      No quería que se me malinterpretase. Ya le he respondido a Ramón los factores que influyen para traducir a esa velocidad, a ver qué te parecen. 🙂

      Yo soy el mismo que, al autorrevisarme, me sorprendía de que no tuviera que hacer muchos cambios pese a ir a esa velocidad… Pero es que el texto era verdaderamente fácil (eran tooooodas las frases “vacías” de jugadores no controlables de un juego; y eso que intenté darle vidilla en comparación con el original, je, je).

      Saludos,

      Pablo

  9. [Continuación de mi mensaje anterior]

    Respecto a las tarifas, estoy de acuerdo con cobrar el mismo precio por hora independientemente del trabajo que hagamos, porque al fin y al cabo una hora es una hora. Eso sí, la forma más precisa y realista de calcular el precio (por hora o por palabra) sería grosso modo el siguiente: calcular cuánto necesitamos o queremos ganar al mes o al año (teniendo en cuenta nuestros gastos personales) y dividir esa cantidad entre el número de horas trabajadas. Así obtendremos un precio por hora realmente ajustado a nuestras necesidades financieras y expectativas personales. Si queremos obtener una tarifa por palabra, no hay más que dividir esa cantidad entre el número de palabras que traducimos en una hora. Para todos esos cálculos es recomiendo CalPro (http://www.asetrad.org/; en enlace está a la izquierda, justo sobre la portada de La Linterna del Traductor).

    Saludos,
    Isabel

    • Hola Isabel:

      Muchas gracias por el apunte. Efectivamente, el precio por hora tiene “truco”, y por eso ya menciono que cobraríamos en bruto. Como bien dices, habría que añadirle los gastos y demás, por lo que algo tan suculento como 35 € la hora se queda en bastante menos: precisamente por este motivo debemos alejarnos de tarifas como de 20 €, y eso que a primera vista no parece poco dinero.

      Saludos,

      Pablo

  10. Hola, Pablo:
    Muy interesante esta entrada. Es curioso porque últimamente lo que me piden son tarifas por cada 1.000 palabras que es lo que comentas y me quedaba en blanco. Yo pensaba en calcular precio por palabra x 1.000 pero claro, si lo que ellos calculan es que esas 1.000 palabras las harás en una hora, mal vamos. No me gusta cobrar por horas por las razones que tú comentas y porque me resulta complicado calcular el cómputo total de tiempo que he invertido en ello. Quizás sea porque lo que he hecho hasta ahora no ha sido algo regular y no he necesitado estar 8 horas todos los días, tan sólo los últimos 2 o 3 proyectos, pero me he organizado yo bastante según me convenía.

    En el caso que comentas de que se tarda menos tiempo de lo normal o más, creo que para el primer caso no estaría mal tener una tarifa mínima que cubriría esas pérdidas por tardar menos o por ser un texto de demasiado poco volumen. Si los informáticos te pueden cobrar 45 min. mínimo aunque tarden 15 min. por qué nosotros no? Lo he visto en varios sitios. Y para el caso de tardar más porque el texto está fatal o algo así, creo que es importante ir informando al cliente durante el proceso de traducción/revisión para mantenerle al tanto de todo y si hace falta ampliar el tiempo que lo sepan con antelación y también el cargo adicional que supondrá.

    Las últimas veces he dicho directamente lo que cobro por palabra para que lo calculen ellos, pero creo que lo más sensato sería hacer un cálculo con lo que uno quisiera cobrar si se tarificara por palabra, ¿no?

    Un saludo

    • ¡Hola Verónica!

      Efectivamente, normalmente hay mínimos de 20 o 30 minutos. En el caso que mencionaba, me piden mi tarifa por cada 1000 palabras, pero claro, si termino en 20 minutos, digamos que “bien por mí”, aunque tienen una herramienta para calcular el tiempo que invierto. Como trabajo 4 horas fijas en las oficinas del cliente, salgo perdiendo porque acabo revisando mucho más de 1000 palabras la hora, pero bueno, lo miro por el lado positivo y es que sé que todos los días tengo esas 4 horas aseguradas (más otras comodidades de la empresa).

      Yo ya digo que creo que es mejor cobrar por palabras: una vez tuve un proyecto entre manos que estaba fatal (con otra empresa) y como me llevo bien con el gestor de proyectos, le dije que le cobraría más por palabra de lo normal, porque la revisión llevaba su tiempo, y el tío me dijo que vale, que lo entendía. 🙂

      Saludos,

      Pablo

    • Los traductores también tenemos tarifas mínimas, que no deberían bajar de lo que cobras por una hora de trabajo.

  11. Bonita entrada y buen tema. Efectivamente, como bien dices, si te pasas del tiempo que habías programado te piden una justificación. A mi jefe por ejemplo le pidieron que testeara un software y le llevó dos días más de lo que pensaba porque tenía bastantes errores de género (es lo que tiene cuando traduces cosas que no sabes si son masculinas o femeninas, tipo “alguno/alguna”, “ninguno/ninguna”, etc., que había de esas a patadas). Por supuesto, le pidieron que lo justificara, porque eso suponía un dinero que no estaba previsto. Eso sí, luego lo felicitaron por el fantástico testing que había hecho. Vamos, que les mereció la pena :D.
    Por otro lado, sí, creo que cobrar por horas es un arma de doble filo, tanto si es porque el texto está horrible como por todo lo contrario. Y como dice Verónica, yo también he visto que algunos traductores aplican tarifas mínimas para según qué casos para evitar perder dinero :).

    • ¡Hola Eva!

      A mí me encanta testear y ver todo en contexto para dejarlo niquelao. 😉 Como bien dices, siempre que justifiquemos el asunto y demos un trabajo de calidad, al cliente no le “importará” pagar más. De hecho, y continuando con mi respuesta a Verónica, luego el cliente tenía que hacer una revisión del texto directamente en el PDF y le dijo a la agencia que “we want the guy who reviewed the translation to do this proofreading”, así que imagina. 🙂

      Saludos,

      Pablo

  12. Ángela dice:

    Hola, Pablo.

    Una entrada interesante, como siempre. Pero hay un punto que no entiendo. Dices: «si a un cliente le cobraríamos 0,07 € y traducimos a 500 palabras la hora más o menos (incluida la autorrevisión de todas esas palabras), un precio de 30-35 € la hora estaría bien, ya que 0,07 x 500 = 35 €. Por supuesto, tampoco hay que abusar». No entiendo por qué cobrar esa cantidad por palabra te parece lógico pero al convertirla a horas te parece abusar.
    Desde mi punto de vista, la palabra no es más que una unidad de cálculo que podemos convertir libremente. Si ya has fijado tu tarifa por palabra para un proyecto teniendo en cuenta todos los factores posibles (y ayudándote de CalPro como comenta Isabel) y conoces tu productividad, convertirla en una tarifa horaria es simplemente cuestión de multiplicar.
    Si te pidieran una tarifa por línea de 55 palabras, habitual por ejemplo en Alemania, pues a multiplicar. ¿Que te la piden por página de 1000 palabras? A multiplicar. ¿Que una editorial te pide tarifa por 2100 matrices? A dividir y a multiplicar 😉
    Un saludo,

    • Hola Ángela:

      ¡Gracias por tu comentario! Tienes razón en que me contradigo un poco cuando digo eso de “tampoco hay que abusar”. Me refería a que creo que puede chocar que venga una agencia y le digas que cobras 40 € porque esa va a ser tu productividad: todavía no me muevo a esos niveles y es un poco como lo que le comentaba a Juanjo: si a un cliente le dices que le cobras 60 € la hora, probablemente se busque a otro; sin embargo, si cobras por proyecto o se dan buenas condiciones para trabajar muy rápido (ver mi respuesta a Ramón), el precio por hora puede ser ese perfectamente a una tarifa de 0,07 € la palabra (que es, digamos, una tarifa intermedia), y creo que ese precio ya no asusta tanto. No sé si me explico. 😀

      Saludos,

      Pablo

      • Ángela dice:

        Sí, Pablo, claro que te mueves a esos niveles 😉 Si una agencia ha aceptado tu tarifa de 0,07 €, va a aceptar un tarifa horaria de 35 €.
        Ejemplo práctico, que así se ve mejor. Una agencia te pide presupuesto para 1000 palabras. Tienes dos opciones:
        a) Ofrecerle un precio de 0,07 € por palabra, lo que da un total de 70 € (sin impuestos).
        b) Ofrecerle un precio de 35 € la hora, indicando que tardarás aproximadamente dos horas y reservándote el derecho a cambiar el número de horas en caso necesario (por ejemplo, si fuera una revisión y estuviera muy mal). Total, 70 €.
        A la agencia le cuesta lo mismo. En cambio si bajas el precio por hora, saldrás perdiendo.
        No te preocupes, no se van a asustar. Susto el que te llevas cuando llevas el coche a arreglar y ves la tarifa horaria del mecánico 😉

        • Hola de nuevo, Ángela:

          Sí, ese es el tema. 🙂 Apliqué la misma fórmula a la misma agencia y, cuando tuve que hacer unas cosillas de revisión, les dije que 35 € y no me rechistaron. 🙂 La verdad es que el PM y yo nos llevamos muy bien y creo que se nota que le pongo ganas (hoy por ejemplo he advertido de un problema terminológico que afectaba al inglés -y, en consecuencia, a todos los idiomas- y el cliente final lo ha agradecido mucho), y creo que si le pido 0,08 € dentro de un tiempo, no me dirán que no… Ya comentaré la jugada. 🙂

          El ejemplo es muy ilustrativo. 🙂 Quizás es que estamos tan acostumbrados a ver precios por palabra que, cuando vemos algo como 35 €, nos asustamos y parece que es mucho, cuando en realidad es lo que cobramos si pedimos 0,07 € la palabra. 🙂

          Gracias y un saludo,

          Pablo

  13. Creo que hay un aspecto que no has tenido en cuenta al comparar el cobro por hora o por palabra, y es que también cuando cobramos por palabra lo que ganamos varía de una traducción a otra. Tú mismo has comentado que en algunas ocasiones traduces 300 palabras por hora, mientras que en otras puedes llegar a las 1000; es decir, que, con la tarifa de 7 céntimos que mencionas, en el primer caso ganarías 21 € por hora y, en el segundo, 70 €. ¿Significa eso que vas a pedir mucho menos por palabra por aquellas traducciones en las que seas más productivo o mucho más por aquellas en las que lo seas menos? Si optamos por tener una tarifa por hora, lo que tenemos que saber en primer lugar es cuánto solemos ganar por hora y cobrar, como mínimo, esa cantidad. En algunas ocasiones saldremos ganando y en otras perdiendo, pero ocurre lo mismo cuando cobramos por palabra, lo que pasa es que nos hemos acostumbrado a tomar la palabra como unidad.

    Yo cobro prácticamente siempre por palabra, pero lo cierto es que cobrar por hora tiene la ventaja de que podemos compararnos con otras profesiones (médicos, abogados, fontaneros, mecánicos, limpiadoras…) y de que el cliente que desconoce cuánto se tarda en traducir puede ver que las traducciones llevan su tiempo. Además, cobrar por hora no impide hacer presupuestos cerrados: igual que tenemos en cuenta nuestra productividad media para dar plazos de entrega, también podemos hacerlo para calcular presupuestos.

  14. Hola Elena:

    Efectivamente, el tema de cobrar por palabras es que a veces cobraremos más o cobraremos menos según nuestra productividad, ya que algunos textos pueden resultarnos más sencillos que otros. Por supuesto que no hablo de aplicar una tarifa más barata porque nos resulten fáciles esos textos, aunque si tuviéramos dos encargos a la vez con una tarifa similar (ya fijada por el cliente o por nosotros mismos en el pasado) y una dificultad diferente, me inclinaría por el proyecto más fácil y con una tarifa menor sabiendo que en realidad cobraría más (esto es difícil que se produzca, es un supuesto). No sé, lo digo desde el punto de vista de la rentabilidad para nosotros. Evidentemente, lo ideal del todo es que que cobremos bien y encima el texto nos permita ir rápido (algo que me ha pasado en las dos últimas semanas: cobraba a 0,09 y traducía como a unas 800 palabras por ser la guía de un videojuego).

    Saludos,

    Pablo

  15. Ana Barea Pérez dice:

    Buenas tardes,

    Me ha gustado mucho la entrada, ya que no hago más que pensar en ese dilema de las tarifas que me trae de cabeza…

    Llevo un tiempo intentando hacer un listado de precios en condiciones, ya que en varias ocasiones me ha dado la sensación de no poner el precio adecuado.

    La lectura de esta entrada me ha ayudado a esclarecer algunas de mis dudas, no obstante, quisiera saber las tarifas que se suelen aplicar en casos de trabajo de edición de manuales, textos, etc.

    Muchas gracias y un saludo.

  16. ¡Hola! Yo siempre he cobrado por horas todos los trabajos de revisión ortográfica y de estilo que he hecho en casa. Y muchas veces me decían: “te vamos a pagar tanto la hora, y esto te tomará tantas horas”. Ya me decían cuántas horas pensaban que me iba a tomar, de modo que tenían el precio más o menos cerrado.
    Y creo que, por sistema, cobrar por hora es ideal para el autónomo, porque no existe el factor riesgo. Yo creo que mi hora vale tanto, de manera que, tome el tiempo que tome, me sentiré a gusto con todo trabajo que me encarguen. Nada será un chollo, pero nada se irá de mis manos.
    Un consejo:
    Para justificar ante el cliente por qué un trabajo determinado ha tomado más tiempo del esperado, conviene tener pruebas (capturas de pantalla, resaltes, etc.) en que se pueda apreciar que el texto revisado requería una intervención profunda. El cliente se sentirá menos mal al saber que le estás cobrando más de lo esperado por un motivo claro.
    Otro consejo:
    Si el texto que hay que revisar está muy mal, conviene avisar al cliente tan pronto como lo sepamos, para que se vaya haciendo a la idea de que vamos a tardar y que le vamos a cobrar más de lo que esperaba. El impacto psicológico será menor.
    Un saludote, Pablo.
    PD: ¿Vas a ir a http://blogs.nebrija.es/dla/files/2011/05/Programa-4%C2%AA-Jornada.pdf?

    • ¡Hola José!

      Ese es un buen punto, el de “estar satisfecho con nuestro precio por hora”. Efectivamente, si somos superproductivos un día, a lo mejor no es tanto “chollo”, pero hay que pensar que eso no es lo habitual y que así nos cubrimos las espaldas. Siempre que el precio por hora sea bueno, habremos encontrado el término medio perfecto para lo que vale nuestra hora de trabajo, pero no todas las horas son igual de productivas.

      ¡Y muchas gracias también por los consejos! 🙂

      Saludos,

      Pablo

    • Ay, que no había visto la posdata. Ya lo vi hace tiempo, pero me temo que no podré ir… :S

      Saludos,
      Pablo

  17. Una cosa que me había olvidado añadir, Pablo. En trabajos de control de calidad se suele cobrar por hora porque solo se hace un muestreo. Así que lo normal es que te digan: Aquí tienes un manual de 50 000 palabras… Pasa 10 horas echándole un vistazo y nos cuentas lo que encuentres…

    • Hola Javi:

      Sí, es cierto, eso lo he visto también. A veces los proyectos son muy grandes y te piden un “spotcheck”, aunque no es lo ideal para la calidad del proyecto… Mientras se prioricen las partes más importantes, al menos se habrá asegurado cierta calidad.

      Saludos,
      Pablo

  18. Michelle dice:

    Me gustan tus reflexiones, bien pensadas y sobre todo calculadas ;). Dices por ejemplo: “creo deberíamos fijar una única tarifa para cualquier servicio que hagamos, porque el tiempo lo vamos a utilizar igualmente.” Estoy de acuerdo, aplico este principio y cobro lo mismo (40€) para todos los trabajos que hago por hora – revisión del inglés, control de “galley proofs”, coaching para ponentes, etc… Eso sí, doy un “descuento” a clientes fieles o que llevan muchos años trabajando conmigo (n.b. la interpretación siempre lo cobro por jornada, y las traducciones por palabra).

    En cuanto a estimar el gasto final para el cliente, siempre me baso en el principio de que voy a necesitar una hora para cada 4 páginas de texto. A base de esto, les doy mi presupuesto, y nunca se han quejado cuando al final ha resultado ser un poco más o menos. Creo que se trata de mantener una relación abierta y profesional con los clientes, asi ellos verán que tu eres de fiar, y se fiarán también en tu trabajo.

  19. ¡Hola Michelle!

    Me alegro de que te haya gustado la reflexión, je, je. 40 € es un buen precio por hora, ¡a ver cuándo llega el momento en que yo cobre eso! 😛 Como bien dices, cuando tienes una buena relación con el cliente, estoy seguro de que es consciente de que si le cobras más horas al final, no lo estás engañando para nada. Y es que llevarse bien con los clientes es bueno para todos, sobre todo para ti. 🙂

    Saludos,
    Pablo

    • Michelle dice:

      Well, there has to be some sort of benefit to getting old ;). Loyal clients who are willing to pay over the market rate is one – otherwise it would all just be about counting grey hairs… FYI, when I started out as a translator in Germany, my first job paid 15DM/hr (just under 8€), and the agency accused me of being cheeky when I went in to ask for a raise!

      I understand that the Spanish market rates are not quite at that level, which means that I lose a lot of potential new clients here in Spain as a result. But that’s a choice I’ve made, and I have to live with it. And ultimately, when you consider that the amount paid is gross, not net, and that as self-employed workers we also have our own social security payments etc. to make, it’s not actually all that much.

      Anyway, congratulations on the excellent blog and the “community service” it provides!

      • Gracias de nuevo por contar tu experiencia, Michelle (escribo en español por si alguien de por aquí no sabe inglés ;)). Estoy totalmente de acuerdo en todo lo que dices, y yo también creo que es mejor buscarse clientes que paguen bien aunque en el camino tengas que deshacerte de unos cuantos. Yo trabajo bastante poco para España, la verdad, precisamente porque los precios no tienen nada que ver con lo que te puedes encontrar fuera.

        Todos empezamos con ciertas dificultades, pero lo importante es ir haciendo camino hasta conseguir algo con lo que estemos realmente contentos. ¡Hay que aprender a valorarse a uno mismo! Y hay que ganar lo que uno vale: por suerte, y aunque cuesta, podemos elegirlo.

        Saludos,

        Pablo

    • Saruman dice:

      Hola, Pablo:

      Yo también soy traductor y leo a veces tu blog. Solo quería comentarte, por el número de veces que te ves obligado a responder debido a tu éxito y amabilidad, que deberías incluir siempre la coma antes del nombre en los saludos, pues es marca de vocativo.

      ¡Chau!

  20. Hola Saruman:

    ¡Gracias por pasarte por aquí y por tus palabras! 🙂

    Respecto a lo que comentas, lo cierto es que es una duda que tengo: no estoy seguro de si siempre es un vocativo, porque yo digo “¡Hola Juan!”, no “¡Hola, Juan”! No sé, veo correctas ambas opciones según sea el contexto… No sé si alguien podría darnos una pista sobre este caso concreto.

    Saludos,

    Pablo

    • Pablo, te resuelvo yo la duda. 😉 En este tipo de saludos, los nombres son siempre vocativos, porque estás dirigiéndote directamente a tu interlocutor. Y no solo cuando se trata de nombres propios; también sería vocativo si dijésemos, por ejemplo, Hola, chaval. Así pues, siempre con coma, sin excepción, aunque el 99,9% de la gente (traductores y no traductores) parece haberlo olvidado.

      Saludos de jueves,
      Isabel

  21. Y por citar alguna referencia oficial, aquí tienes un extracto del DPD:

    «1.2.3. Se aíslan entre comas los sustantivos que funcionan como vocativos, esto es, que sirven para llamar o nombrar al interlocutor: Javier, no quiero que salgas tan tarde; Has de saber, muchacho, que tu padre era un gran amigo mío; Venid aquí inmediatamente, niños. Cuando los enunciados son muy breves, **se escribe igualmente coma, aunque esta no refleje pausa alguna en la lectura**: No, señor; Sí, mujer.»

  22. ¡Gracias, Isabel!

    Si ya te digo, en todos esos ejemplos lo veo muy claro (como en el “Gracias, Isabel” que acabo de poner), pero no sé por qué en lo de “Hola Fulano” me resulta extraño.

    Creo que debería escribirle a la RAE o a la Fundéu para ver qué piensan ellos para salir totalmente de dudas (y así tengo algo a lo que acogerme por si me preguntan en el futuro, pues como bien dices, es algo bastante común).

    Saluditos,

    Pablo

  23. Saruman dice:

    Pues creo que ambos te dirán lo mismo que Isabel. De hecho, te apuesto 100 euros; ¿tienes Paypal? :-D. Tampoco suena natural escribir “ja, ja, ja”, pero esa regla también la aplicaban en Nintendo (trabajé allí también). “Adiós, mamón”, “oye, merluzo”, “¿qué tal, Pascual?” y “mira, chavalote” son ejemplos similares.

    Si bien el porcentaje de 99,9% me parece un pelín exagerado, sí es cierto que se ve con demasiada frecuencia. Pero mejor, porque al debatir el error te queda subsanado para siempre.

  24. Confirmo todo lo anteriormente dicho por los colegas sobre la necesidad de la coma con el vocativo en cualquier cosa. Los que dimos latín lo sabemos bien… 🙂
    Juanjo

  25. Está bien, me habéis convencido. 😀 A ver si dejo el deje, nunca mejor dicho.

    ¡Muchísimas gracias a todos! 🙂

  26. Qué alegría poder aprender siempre de todos vosotros, por cierto. Desde luego, quién me iba a decir que escribir un blog sería la mejor inversión en formación que haría. xD

    Saludos y buen finde,

    Pablo

  27. Patricia dice:

    ¡Hola!

    Yo llevo varios días dándole vueltas a la cabeza con el tema de cobrar por palabras o por horas. El motivo es el siguiente: me han encargado una traducción de un glosario médico (términos muy específicos relacionados con los que usaría un enfermero militar enviado a un lugar en conflicto), y más que una traducción es una labor de investigación terminológica enorme, con decir que hay términos que me han llevado hasta 40 minutos de documentación para asegurarme al 100%… Mi duda es: ¿cuánto cobrar por hora si son 800 términos que me han llevado 50 horas entre búsqueda terminológica y revisión? Y ya que estamos, ¿en cuánto se quedaría el total? ¡Muchísimas gracias con antelación!

    • Patricia dice:

      ¡Ah! se me olvidaba, es un trabajo para un amigo, y he pensado hacerle un descuento por ese motivo en base al total, ¿qué descuento le aplicaríais a un amigo de toda la vida?

    • Hola, Patricia:
      La tarifa por hora no varía en función del número de horas que dediques a un encargo, sino que refleja lo que tú consideras que vale tu tiempo y, por tanto, lo lógico es que siempre sea la misma, con independencia de la actividad que realices y del número de horas que dediques (para eso va muy bien CalPro, herramienta que puedes descargar de la web de Asetrad). Supongo que tu «problema» es que te has dado cuenta de que el importe va a ser bastante más elevado de lo que habías pensado en un principio; pero eso es simplemente porque has tenido que dedicar mucho tiempo al encargo.
      Me temo que este trabajo suena a marrón gordo porque has hecho un trabajo sin presupuesto previo y sin valorar bien el tiempo que tendrías que dedicarle. Probablemente tu amigo no tenga ni idea de lo que cuesta una traducción y, a posteriori, siempre resulta más difícil negociar. Te deseo mucha suerte con tu amigo y te recomiendo que NUNCA aceptes un encargo sin tener la aprobación del presupuesto por parte del cliente. Te ahorrarás muchos disgustos.

      • Patricia dice:

        Muchas gracias por tu pronta respuesta, Elena. Pero me ayudaría mucho que me dijeseis una cifra, no he entendido eso de que no va en función de las horas que trabajes… Entonces, ¿qué se entiende por cobrar por horas? Yo únicamente quiero saber qué tipo de precio se le pondría a este trabajo, y ya yo le rebajaría según la cantidad final por tratarse de quién es, pero me ayudaría mucho saber un precio para esto. Está claro que para todo hay una primera vez, y yo no sabía que esto me iba a llevar tanto tiempo. Hasta la fecha nunca había cobrado por horas, pero sé que esto lo requiere. Gracias!

        • Hola, Patricia:

          Lo que Elena ha querido decir es que la tarifa por hora es siempre la misma, independientemente de que tardes 5 o 50 horas o de que en esas 50 horas traduzcas 800 u 8000 palabras. Si no tienes una tarifa por hora fijada de antemano, mal empezamos. Tu problema, como dice Elena, es que no has valorado correctamente el trabajo antes de aceptarlo, cosa que debes hacer siempre. La tarifa y el método de facturación (por palabra, líneas, horas, etc.) no se fijan a posteriori una vez terminado el encargo, sino que deben pensarse y acordarse antes de aceptar el proyecto, por muy amigo que sea el cliente. De lo contrario, te estás metiendo en un embolao y estás poniendo en juego tu reputación profesional.

          Coincido contigo en que los trabajos de traducción de glosarios deben cobrarse por horas y no por palabras por toda la labor de documentación que requieren. Para mí, una tarifa por hora razonable sería, como mínimo, 25 o 30 €, por lo que si has tardado 50 horas, el precio del trabajo sería de 1250-1500 € (más impuestos). Como ves, por mucho descuento de cortesía que le hagas al cliente/amigo, es un precio desorbitado para lo que probablemente se espera el cliente. Así que tienes dos opciones: cobrar lo que consideras justo por tu trabajo o hacerle un rebajón exagerado y aprender lo que no debes hacer en futuros proyectos. 🙂

          Un saludo y suerte,
          Isabel

          • Patricia dice:

            Muchísimas gracias, Isabel. Ante todo, estoy totalmente de acuerdo con vosotras, pero de todo se aprende, aunque soy traductora, me dedico profesionalmente a la enseñanza, y he estado bastante tiempo fuera del mundo de la traducción y, por ende, de las tarifas aplicables. Entonces, creo que lo he entendido, la tarifa por hora es fija, sí, y va en función de las horas que se dediquen, es decir, si por hora tengo de tarifa 25 euros y han sido 50 horas, el total serían 1250 euros, como bien dices. Es que con la frase de que da igual el número de horas dedicadas, me estaba haciendo un lío.

            De nuevo, mil gracias. Me has sido de muchísima ayuda.

          • De nada, Patricia. De todas formas, vuelvo a puntualizar: lo que va en función de las horas que se dediquen no es la tarifa por hora, que es fija, sino el precio final del trabajo. 🙂

            Un saludo,
            Isabel

          • Patricia dice:

            Claro, tienes razón, una cosa es tarifa por hora y otra es precio final. Habrá sido mi forma de plantearlo 🙂 Ahora sí que lo he entendido del todo. ¡Gracias!

          • Estoy de acuerdo en la tarifa que propone Isabel de 25-30 € la hora.

          • Patricia dice:

            ¡Gracias, Elena! Me basaré en esa tarifa por hora.

          • ¡Hola a todas!

            Vaya, entre Elena e Isabel, creo que no me queda mucho más que decir. 🙂 Me alegro de que al final se haya resuelto el asunto y hasta se haya dado una cifra orientativa: personalmente, estoy de acuerdo en que el precio por hora debe ser más o menos fijo y a partir de ahí ofrecer nuestros servicios.

            Seguro que esta información le viene bien a más de uno. 🙂

            Saluditos,

            Pablo

  28. ¡Hola, Patricia!

    Efectivamente, tal y como se ha dicho en los mensajes anteriores, no todos los trabajos que hagas deben tener el mismo precio, sino que todo varía en función del esfuerzo final.

    Además, aquí se trata de la elaboración de un glosario más o menos, y eso lleva una facturación distinta de la de una traducción. Por supuesto, es más caro. Hasta tal punto lo es, que hay clientes “listillos” que intentan engañar en ocasiones enviándote una lista terminológica que no es más que la extracción de las cadenas de texto de una interfaz de usuario (caso real). Si no se tiene experiencia, es fácil que te lo cuelen a precio por palabra.

    En el caso de los glosarios, tienes dos posibilidades: cobrar por horas como ya se ha dicho, o bien cobrar por entrada terminológica, no por palabra. Una entrada puede constar de una sola palabra o de veinte en caso de un sintagma nominal complejo. En cualquier caso, esto conlleva cierta investigación y adaptación al contexto, con lo que no es ponerse a traducir y ya está: de ahí el precio por entrada, con el que es difícil fijar una media, pero puede que estemos hablando de un mínimo de 1 euro por entrada: todo dependerá del tiempo que calcules que te va a llevar.

    Para ello, como ya te han recomendado, deberás hacer un presupuesto o cálculo previo teniendo en cuenta el tiempo que te llevará y luego convertirlo a horas o entradas, y para ello nada mejor que el maravilloso CalPro de Asetrad. Por lo menos, tenlo en cuenta para el futuro. Básicamente, cualquier servicio que no pueda computarse en palabras, hay que facturarlo en horas (o en su equivalente “páginas”, “entradas”, etc. a partir de las horas).

    En tu caso, además, hay un agravante: tu cliente es buen amigo… Lo peor, y lo digo por experiencia: con lo de la confianza, dan mucha lata, y suelen tener un desconocimiento supino de la labor de la traducción, ya que para ellos es el típico bien de consumo…

    ¡Suerte!

    • Doy fe de que a veces, con la confianza, la gente abusa más de la cuenta… 🙂

      Gracias por tu explicación, Juanjo. 🙂

      Saludos,

      Pablo

    • Patricia dice:

      ¡Hola, Juan José!

      Muchas gracias por tu comentario, no sabéis la gran ayuda que me habéis ofrecido, gracias. Estoy de acuerdo con mínimo de 1 euro por entrada terminológica, teniendo en cuenta que hay entradas que llevan media hora perfectamente. Ya he hablado con el cliente, y al final decidí hacerle un rebajón bestial, le cobro un 40% del total, pero claro, como bien dices, la gente no sabe el esfuerzo que supone este tipo de trabajos y simplemente ven el precio descomunal, independientemente de que le haya rebajado 700 euros… Si lo llego a saber no acepto el trabajo, me está costando mucha preocupación y mal rollo con esta amistad… pero ¿qué otra cosa puedo hacer? yo he tratado de mirar por los dos con la mejor intención.

      Saludos

      • Yo solo te puedo decir una cosa: precisamente he aprendido a valorar mi trabajo como autónomo y ofrecer de primeras una cifra alta gracias a experiencias como estas. Por mucho que leamos de los demás, al final no hay nada como la experiencia propia para no pillarnos los dedos la próxima vez. 🙂

        Saludos,

        Pablo

        • Patricia dice:

          Tienes razón, Pablo. Nadie escarmienta en cabeza ajena, y así es. Ojalá no me hubiese pasado, pero una próxima vez no habrá. 🙂

  29. Pablo lo ha dicho: por mucho que te digamos los demás, nada como esa experiencia tuya, propia y con cierto sufrimiento para no caer en la misma trampa.

    Pero, tranquila, todos hemos pasado por experiencias similares o peores, y en alguna cosa más caeremos, porque por mucho que sepamos siempre nos equivocaremos en algo… Lo importante es aprender de ello: que nos la den por otro lado, pero no por el mismo…

    • Patricia dice:

      Gracias, Juan José. Aunque no lo creáis, estos comentarios me animan. El sufrimiento ahí está, y se me mezclan sentimientos de indignación y culpabilidad. Pero me apoyaré en vuestros comentarios y en confiar en que esta persona entienda que estos trabajos requieren muchas horas y dedicación. Ojalá hubiese alguna forma de concienciar a toda la sociedad sobre nuestra labor. Tienen muy aceptado pagar a un mecánico, fontanero, electricista, etc por un precio por hora bastante alto, pero cuando lo pide un traductor, se sorprenden como si se les estuviera robando…

      Gracias a los que me habéis ayudado a aclarar mis dudas 🙂

  30. Ya sabes, Patricia: la letra, con sangre entra…

    En cuanto a lo que piensa la sociedad de nosotros, daría para una tesis doctoral… Es la eterna batalla: fíjate en que a Mourinho lo insultaban en Barcelona llamándolo “traductor” por su anterior tarea como intérprete cuando estaba en el Barcelona… (ni siquiera distingue la gente entre traductor e intérprete), y en un diario madrileño un periodista ya veterano decía “si Mourinho fuera un simple traductor”… Pues esa es la imagen que tiene de nosotros la sociedad, aquí y en todos lados, y en ello estamos todos, pero es lento y muy cuesta arriba.

    Ayer precisamente estuve en Budapest en la asamblea general de la EUATC, y ese fue uno de los temas estrella: la falta de reconocimiento de nuestro sector en los demás sectores, fruto de un absoluto desconocimiento…

    Además, la razón está muy dentro de cada ser humano: la lengua es algo muy propio y, como no cuesta aprenderla (la tuya), pues es algo a lo que no se le da la importancia debida, y cada vez menos visto cómo hablan periodistas, políticos y otros personajillos en apariciones públicas… De esos polvos vinieron esos lodos.

  31. Ana Barea Pérez dice:

    Hola a todos y a todas:

    Yo también me sumo a lo dicho por Pablo, y es que no hay nada mejor que aprender de la propia experiencia para luego actuar en consecuencia y, por ende, no caer en los mismos errores cometidos en el pasado. Está claro que sí, que seguiremos cayendo en algún que otro error, pero que no sea con situaciones similares.

    Referente a hacer un trabajo a alguien conocido, también pienso que es un compromiso, es por ello que yo prefiero que mis amistades encarguen una traducción a otra persona antes que a mí, más que nada por evitar malos rollos después y que tengas que rebajar el precio sólo por ser tu amigo/a.

    Aprovecho para dar las gracias por esta entrada en el blog que aclara mucho el tema de cómo cobrar los encargos.

    Saludos,

    Ana.

    • La verdad es, que entre todos, la verdad es que hay un montón de información y experiencias para los que se tengan que plantear esta cuestión. ¡Muchísimas gracias a todos! 😀

      Aprovecho para decir que no estoy muerto y que ideas para el blog no me faltan, solo que estoy bastante liado desde septiembre, pero espero poder escribir algo ya la semana que viene… ¡A ver! 🙂

      Saluditos,

      Pablo

  32. Verónica dice:

    Pablo: ¡Muchas gracias por todos tus consejos! Encontré no hace mucho tu blog y la verdad siempre me entretengo con el tema de una o de otra entrada. ¡La verdad es que se valora enormemente tu compañerismo con colegas que nos estamos iniciando!
    Aprovecho el tema del cual hablas acá para hacerte una consulta sobre posibles medios de pago. Se que paypal es bastante utilizado por traductores, pero lamentablemente no puedo utilizar ese medio porque no tengo y no puedo tener una tarjeta de crédito en este momento (en Argentina, si trabajas de forma independiente, es necesario ser monotributista hace algunos años para eso…)
    Después se que existe moneygram, y se puede utilizar para transferencias de dinero, pero bueno, quería saber tu opinión.
    ¡¡¡Mil mil gracias!!!

    • ¡Hola, Verónica!

      Muchas gracias por pasarte por aquí y me alegro de que te guste el blog. 🙂

      Sobre las formas de pago, yo la verdad es que casi siempre digo que me paguen por transferencia aunque haya algún tipo de comisión, porque por PayPal, por ejemplo, me la van a cobrar igual en la mayoría de los casos.

      Normalmente acepto PayPal cuando no hay más remedio (tengo un cliente con una interfaz web para gestionar los proyectos que te paga por PayPal nada más terminar marcar la traducción como completada), aunque también lo uso cuando me pagan en dólares, porque así no hay cambio de divisa (ni, por tanto, comisiones) y entonces aprovecho para comprar en dólares mediante PayPal o bien cambiar a euros cuando el dólar pega un bajón (como hace poco).

      También conozco MoneyBookers, que es más o menos como PayPal, aunque no tiene la gran baza de que muchos sitios aceptan PayPal. Más formas de pago me temo que no conozco ni he probado. :S

      No tenía ni idea de que fuera tan difícil tener tarjeta de crédito… Aunque de todos modos, si no recuerdo mal, tengo asociada mi cuenta de PayPal a mi cuenta del banco, de tarjeta de crédito, aunque no sé del todo cómo va eso.

      Bueno, ¡no sé si habré ayudado mucho o poco! A ver si algún colega argentino te puede dar más pistas. 🙂

      Saludos,

      Pablo

  33. muchas gracias por esta nota, a veces no se si cobrar por palabra o por tiempo porque en ocaciones el vocabulario es muy técnico y por ende dificil de traducir y cobrar por horas seria lo mejor!

  34. Hola, soy nueva en el tema de las traducciones. Es la primera vez que me han encargado un trabajo y no sé a cómo cobrarlo. El trabajo consiste en transcribir un DVD en inglés al castellano, utilizando como medio de transcripción una grabadora. Evidentemente no puedo cobrarlo por palabras, ya que no puedo contar las palabras del DVD, por lo que debo cobrar por horas. El DVD es un documental sobre artes marciales, con lo cual el lenguaje es especializado.
    ¿Alguien podría darme una idea de a cuánto cobrar la hora de trabajo, o el trabajo en total?El documental dura unas tres horas.

    • Hola, Carmen:

      Más que transcribir, sería traducir, ¿no? Es un tema un poco peculiar, pero supongo que lo que puedes hacer es o bien cobrar por minuto o bien por horas. Lo bueno de cobrar por minutos es que el cliente tendría un presupuesto cerrado. Yo creo que unos 30 € la hora está bien (depende de si es agencia o cliente directo, claro), así que empezaría probando esa tarifa.

      Bueno, ¡ánimo, ya nos contarás!

      Un saludo,

      Pablo

      • ¡Muchas gracias por tu consejo!Como es un cliente directo, y además es conocido, creo que comenzaré mejor por unos 25 euros, que son 2 DVD’s de 2 horas cada uno, y si le pido una barbaridad se va a asustar. Yo creo que pidiéndole entre 100 y 120 euros por el trabajo estará bien. Si me encargan más trabajos, seguramente suba ya a 30 por hora.
        Gracias nuevamente y un saludo,

        Carmen

        • Patricia dice:

          Hola Carmen, hace unos meses consulté por aquí una duda sobre las tarifas por horas, y me ayudaron muchísimo. Todo lo que te puedo decir es que tengas en cuenta que la duración de los dvd’s, en la realidad, dista mucho de las horas reales que tú dediques a traducirlos, y más teniendo en cuenta que dices que es terminología específica. Mi encargo fue a un amigo, y no sabes lo mal que lo pasé al ver que la tarifa que pensaba no tenía nada que ver con la final después de todas las horas de trabajo que le dediqué. En resumen, mi consejo es que empieces por ver cuánto tiempo tardas en traducir, por ejemplo, unos 15 minutos de uno de los dvd’s, y en base a eso podrás hacerte una idea. Evidentemente, esto es aproximado, pero no des tarifa por la duración de los dvd’s sino por el tiempo que te va a llevar. Espero que te ayude.

          • Exacto, esa una buena lección. 25 € también me parece bien para empezar, pero ten en cuenta que no son las horas de la duración del DVD, sino de las horas que echarás tú. Como bien ha dicho Patricia, al final tardarás mucho más de lo que esperabas, sobre todo si no lo has hecho antes. Por eso decía lo de cobrar por minuto para tener un precio cerrado, pero si no, podrías decir lo de 25 € la hora y cuántas horas estimas echar. Puedes hacer una o dos horas y avisar al cliente de cómo vas para que luego no se asuste. 120 € para una transcripción de un DVD no es para nada mucho si encima es especializado y no tienes el guión, créeme.

            Un saludo (y gracias, Patricia),

            Pablo

  35. ¡Hola!
    Tengo una pregunta urgente, quizás me puedan ayudar.
    ¿Cuánto debería combrar por traducir un documental-película, de 50 minutos, del francés al español?

    Les agradeceré de todo corazón sus respuestas.

    ¡Muchas gracias!

  36. Necesito ayuda,
    Me han propuesto hacer un trabajo de revisión/comparación/traducción de la ayuda de un sofware del español al inglés y no sé como presupuestarlo. El trabajo se debe hacer en Html. Nunca he presupuestado para un trabajo similar con este formato. Sólo sé que el texto de partida en español tendrá unas 70000 palabras, no sé cuánto habrá que traducir, ni si tendré que modificar mucho (entiendo que sí).
    ¿Alguien ha hecho algo similar?
    Un saludo y muchas gracias

    • Hola, Eva:

      Lo primero que deberías preguntarte es si estás capacitada para hacer un trabajo de semejante envergadura del español al inglés. ¿Es el inglés tu lengua materna?

      En segundo lugar, para hacer un presupuesto preciso debes tener toda la información necesaria: qué quiere el cliente que hagas exactamente, cuál será la extensión del trabajo y el plazo de entrega, etc. Si ni siquiera sabes qué tendrás que traducir o revisar, ¿cómo vas a presupuestar el trabajo?

      Un saludo,
      Isabel

  37. Hola, Eva:

    Bueno, no es lo mismo traducir que revisar. 😛 Yo creo que es mejor que les digas tu tarifa para revisar y comparar y luego tu tarifa de traducción por palabra. Si es un poco complicado y ni ellos saben el volumen, hazlo por horas, pero deja claro que no se puede tener un presupuesto cerrado si no te dan los detalles.

    Un saludo,

    Pablo

  38. Douglas dice:

    Trabajo en TI para una empresa que desarrolla software y tengo algunas certificaciones en Ingles, TOEFL y algunos cursos de capacitacion hechos en ingles, pero no soy traductor. En mi trabajo me estan pidiendo soporte para traducir el Website a Ingles. Necesito concejos, pistas o algun concepto para traducir este tipo de texto o como se realiza el trabajo de traduccion. Ya he hecho cosas pequenas como parte de mi trabajo pero esto de traducir el sitio Web son como unas 10000 palabras aproximadamente. Espero que el Bloq siga activo y si alguien me pueda ayudar, le estaria muy agradecido.

  39. Miriam Garrido Vallejo dice:

    Hola Pablo.
    Me gustaría saber si, en el caso de que te encargaran una traducción bastante grande, como un libro o una patente, ¿sería posible que el revisor revisara al mismo tiempo que el traductor traduce? Es decir, imagínate que el traductor ha terminado una parte de la traducción en una semana y a la semana siguiente el revisor revisa esa parte ¿se podría dar ese caso?

    Saludos
    Miriam

    • Hola, Miriam:

      Sí, es totalmente factible y de hecho lo he visto varias veces. Normalmente el revisor empieza a trabajar uno o dos días después de que el traductor empiece su trabajo. Además, eso ayuda a que el revisor dé feedback al traductor en cuanto a terminología y estilo. Cuando hay proyectos grandes, no queda otra alternativa. 🙂

      Un saludo,

      Pablo

  40. Miriam Garrido Vallejo dice:

    Hola Pablo:
    En lugar de cobrar por horas o por palabras, también existe la opción de cobrar por páginas. ¿A cuánto cobraría el traductor por página? Y en gestión de proyectos, cuando un gestor debe pagar a sus trabajadores, ¿con qué porcentaje de ganancias se queda el gestor?

    Saludos
    Miriam

    • Hola, Miriam:

      La verdad es que nunca me ha tocado cobrar por página porque eso suele ser de traducción literaria/editorial, pero supongo que tienes que calcular cuántas páginas hay de media en cada página y entonces hacer el cálculo. 🙂

      En cuanto a la gestión de proyectos, normalmente se trabaja en plantilla, así que el porcentaje va para la empresa, el gestor tiene sueldo fijo. 😛 Si eres el jefe de proyecto de un equipo de traductores autónomos, pues ahí ya decides tú. Supongo que lo ideal sería que el que gestiona se quede con un 30 o 40 % del proyecto teniendo en cuenta que él ha conseguido el proyecto y que también tiene que gestionarlo.

  41. Miriam Garrido Vallejo dice:

    Hola Pablo:
    Me ha surgido otra duda. En la maquetación, dices que se cobran por horas ¿cuántas horas al día dedica el maquetador a maquetar un trabajo bastante grande, como una enciclopedia, por ejemplo?

    Saludos
    Miriam

    • Hola de nuevo, Miriam:

      No te sabría decir porque no he maquetado cosas tan grandes, pero vamos, diría que se dedicaría en exclusiva. El número de páginas que puedes maquetar por hora dependerá de la complejidad de la página: sé que no estoy siendo concreto, pero tampoco creo que se deba generalizar. 🙂

      Un saludo,

      Pablo

  42. Miriam Garrido Vallejo dice:

    Hola de nuevo Pablo:
    Me ha surgido otra duda. Normalmente suele cobrar más el traductor que el revisor, ¿verdad?
    Saludos y gracias por resolverme las dudas anteriores
    Miriam

  43. Hola compañeros,

    Buscando buscando he dado con este foro que me parece muy interesante. Mi problema es otro. En realidad tengo dos problemas, aunque a uno de ellos, como ya le he dado largas (no sin enfadarme), se me plantea el otro.

    Soy maestro y psicopedagogo, y es la segunda vez en dos meses que me llaman, y no me ofrezco para ello, para sacarle las castañas a directores de banco que están haciendo el máster de profesorado para que les haga trabajos y intervenciones en debates, y a una maestra que está matriculada de psicopedagogía. El banquero huyó porque le aseguré que si al final accedia a hacerlo le cobraría con creces tal “desfachatez”. A la maestra, que presumo que además de jeta, también le sobra el dinero porque me lo ha dejado caer, debe aprobar porque se extingue la carrera de psicopedagogía.

    Ambas peticiones me dieron mucha rabia porque yo me he sacado tres carreras sacrificando mi vida, mis horas de sueño, y dos úlceras comos champiñones. El caso es que he dejado de lado mis principios y al final le haré esos trabajos a la maestra.
    La pregunta es. ¿qué se cobra la hora por hacer trabajos universitarios?.

    Le he advertido que mi precio será más alto que por dar simples clases de repaso, pero no sé cuánto decirle.

  44. Pablo Muñoz Sánchez dice:

    ¡Hola!

    Bueno, ahí ya entra el juego la ética… No sé el tiempo que te llevará hacer el trabajo en caso de que aceptes. Si es así, yo creo que calcularía más o menos las horas que te va a llevar y optar luego por darle un precio final, en plan 500, 1000 o los euros que consideres depende de la dificultad, claro. Si encima les sobra el dinero…

  45. ¡Hola a todos!

    He estado leyendo vuestras aportaciones sobre las tarifas y me gustaría saber qué opináis sobre las tarifas de edición por hora. Se ha hablado de las tarifas de traducción y revisión y mi duda es el cálculo de palabras por hora en el caso de la edición.

    ¡Muchas gracias!

    • ¡Hola, Pilar!

      La verdad es que no te puedo orientar mucho porque entiendo que con edición te refieres a preparar un texto para maquetación… ¿O no? Lo digo porque dependiendo del sitio distinguen entre “editing”, “proofreading” y “reviewing” 😛

      Si te refieres a lo de preparar el texto, la verdad es que no te sabría decir porque no lo he hecho nunca… Creo que habría que hacerlo alguna vez para saber cuál es la media más o menos y a partir de ahí calcular una tarifa por hora o por páginas. 🙂

      ¡Siento no ser de más ayuda!

      Pablo

  46. Tengo una duda me pidieron traducir un texto de 20 páginas de una maestría, era un texto sobre toca y aunque yo estudié educación habían palabras que no conocía, decide cobrar 200 dólares por el trabajo pero creo que fue demasiado, pero habían palabras técnicas y el texto estaba en PDF y no sabía como contar las palabras porque adicionalmente tenía imágenes, igual perdí el cliente. Como negociar estos precios no lo se alguna ayuda.. Yo decide cobrar 10 dólares por hoja eso está bien o es demasiado caro¿ no lo se.

    • Hola, Janeth:

      Tú eres mejor que nadie para saber cuánto cobrar por tu trabajo. 🙂 Si el texto era técnico y eran 20 páginas, a mí no me parece descabellado cobrar eso. Por desgracia, no todo el mundo va a aceptar pagarte eso… Así son los negocios.

  47. Hola Pablo

    ¡Una entrada muy interesante! No sé si es lo mismo en España, pero me parece que hay una tradición en Inglaterra que cobramos por palabras para una traducción y por horas para revisión. Si estarás trabajando con una agencia, no habría más opción que cobrar por palabra. Sin embargo, si se observa a otras profesiones (diseñador gráfico, abogado) cargan por hora/día y en mi opinión, este método de establecimiento de precios se espera por el cliente. Como por palabra, el precio por hora es todavía cerrado, porque tiene que confirmar al principio del proyecto (y en el presupuesto) las horas necesarias para completar la traducción.

    • ¡Hola, Liam!

      Sí, en realidad suele ser así, aunque también se revisa por número de palabras. Todo depende del proyecto, como siempre. 😀

      Cuando he trabajado con diseñadores gráficos, fíjate que en realidad se ha cobrado por proyecto en conjunto. Supongo que a veces habrá imprevistos y a lo mejor un proyecto no sale tan rentable como se podría esperar, pero si se hace una buena estimación, creo que puede ser una gran forma de no asustar al cliente luego diciendo el número de horas que le llevó un proyecto en realidad. 😀

      ¡Muy chula tu web, por cierto! 😉

  48. ¡Hola, Pablo!

    ¿Cuánto crees que debería cobrarse por hora por un proyecto de traducción que dura varios meses y que implica diferentes tareas, desde la creación de gramáticas hasta traducción y revisión para una empresa grande?

    ¡Gracias!

    • Hola, Marta:

      Si el proyecto es muy grande y va para largo, la verdad es que intentaría fijar un precio cerrado, porque es muy difícil calcular las horas que vas a necesitar. Intentaría desglosarlo todo detalladamente, calcular por tu cuenta el número de horas que te va a llevar más o menos (añádele unas cuantas de más porque seguro que al final te faltan) y reflejarlo en el presupuesto. Desde luego, seguramente sea un pico, así que trabajaría bastante en el presupuesto. Si te lo aceptan, habrá merecido la pena. 😉

      Pablo

  49. Cristina Albuja Z. dice:

    hola, tengo una duda sobre el precio q debería cobrar de una revision de una pagina web que ya esta traducida al francés, pero le eche un vistazo y si que tiene errores, no tengo experiencia en traducciones de páginas web , pero si en interpretación h en clases de nivelación en francés, etc, por eso no se cuantk deberka cobrar actualmente y ademas cuando se trata de un amigo??Seriael precio por horas o por palabra y cuanto.Gracias, mi nombre es Cristina A.un saludo.

Deja un comentario