Algo más que traducir
Blog sobre traducción profesional, localización de videojuegos, software, aplicaciones móviles, sitios web y tecnologías de la traducción por Pablo MuñozTraductor inglés-español especializado en localización

Textos paralelos y especialización del traductor

diferencias.thumbnail Textos paralelos y especialización del traductorVía eCuaderno llego a un interesante artículo sobre cómo buscar información científica en Internet que resume en pocos párrafos lo que en la facultad se tarda varias horas en enseñar en cuanto a documentación y que me ha animado a escribir sobre la noción de texto paralelo y la idea de si un traductor debe o no especializarse.

La mejor definición de texto paralelo que he encontrado es la siguiente: “textos originales en la lengua de partida o en la de llegada sobre el mismo tema y cuya función es similar o equivalente a la de la traducción”. Por ejemplo, si te encargan traducir un manual técnico de un teléfono móvil de Nokia, recurrir a un texto paralelo significaría consultar manuales técnicos de teléfonos Nokia parecidos para conocer la terminología o estructura de la información antes de empezar a traducir. Creo que los que hemos estudiado Traducción e Interpretación conocemos este proceso de sobra.

Ahora bien, la experiencia profesional me dice que usar textos paralelos es más propio del período de formación que de la actividad profesional. Afirmar algo así parece que pone en evidencia a la mayoría de traductores —empezando por mí, por supuesto— en torno a su actividad profesional, pero es cuestión de matizarlo. Por supuesto que utilizo Internet para documentarme (ya he hablado del gran recurso que supone para nosotros), pero dados los plazos de entrega tan ajustados que nos exigen, el estudio en profundidad de los textos paralelos como nos recomiendan en clase no encaja demasiado bien el puzle.

Actualmente busco textos paralelos como referencia en algún caso concreto, y cuando más los he necesitado (temas jurídicos o realmente técnicos), mis intentos de búsqueda han sido en vano. Llega un momento en que, cuando traduces mucha maquinaria, empiezas a tener cierta intuición para algunas expresiones aunque su momento te extrañaran tanto. Te das cuenta de que todo es terminología diferente según la máquina y distintas formas de presentar la información.

¿Qué significa esto? Que aunque uno traduzca varios tipos de textos, desde jurídicos a técnicos, con el paso del tiempo se acumula un cierto bagaje sobre un tema amplio —no debe ser necesariamente muy concreto— y uno empieza a encontrar problemas solo en la terminología y en las frases oscuras independientemente del nivel de comprensión que tenga de otro tipo de textos. Dicho de otro modo, se adquiere experiencia profesional y un cierto grado de especialización.

¿Debe el traductor especializarse y solo dedicarse a su especialidad? En este eterno dilema de muchos, yo creo que sí y no, habiendo más de sí que de no. Al menos sé que no soy el único que lo piensa. Uno debe estar abierto a nuevos temas y no dejar nunca de aprender. Si te fascina la ciencia, es probable que te acomodes más tarde o más temprano a un texto u otro con independencia del contenido siempre que trate sobre un avance científico. Si lo tuyo es la informática, seguro que no tendrás problemas en traducir software o libros de programación (bueno, sí, la tremenda cantidad de anglicismos). Todo esto lleva al mismo camino, y es que, si te gusta algo, lo más probable es que estés siempre leyendo novedades acerca de tus temas preferidos y, por tanto, y sin que te des cuenta, te especialices.

Ello no conlleva que te llegue algún día un encargo sobre un tema complejo pero no tan complicado y digas que no porque el tema del que trata no es tu fuerte. Yo mismo huía de los textos jurídicos como las famosas Condiciones de uso y, si bien al principio me costó mucho y tuve que mirar textos paralelos como proceso de documentación y formación (aunque me encontraba trabajando, afortunadamente sí disponía de tiempo), cada vez me resultaba más fácil traducir este tipo de textos y hasta me han acabado gustando.

Lo que se infiere de todo esto es que hay que procurar leer mucho, todo lo posible, y estar abierto a nuevos tema, pero especializarte en algo concreto para poder marcar la diferencia con respecto a los demás. Y ya he dicho cuál es el secreto: si bien hay muchos másteres para especializarse en traducción (y seguro que son muy buenos), lo más importante de todo es tener una motivación y leer, leer y leer, sobre todo en la lengua de llegada. El objetivo es que un texto paralelo pase a ser un texto que te aporte nuevos conocimientos sobre un tema del que ya sabes mucho y que lo leas por placer y no por necesidad.

Ya lo dice Xosé Castro: todo es aprendizaje y curiosidad.

¡Comparte esta entrada! :)
facebook Textos paralelos y especialización del traductor7twitter Textos paralelos y especialización del traductor14google Textos paralelos y especialización del traductor0linkedin Textos paralelos y especialización del traductor0
 Textos paralelos y especialización del traductor

Pablo Muñoz Sánchez

English > Spanish Game Translator
Traductor inglés > español con más de 6 años de experiencia especializado en localización de videojuegos y software. He traducido juegos como Metroid, Donkey Kong, Silent Hill y Fire Emblem. ;) Más sobre mí | Mi web
 Textos paralelos y especialización del traductor
 Textos paralelos y especialización del traductor
 Textos paralelos y especialización del traductor

¡Suscríbete al blog!

¿Te ha gustado lo que has leído?
Recibe nuevas entradas en tu correo e información exclusiva para suscriptores.

12 comentarios

  1. Hombre, es cierto que un mínimo grado de especialización hace falta. De traducción no sé mucho, pero como (futuro) psicólogo me resulta bastante molesto que el traductor del texto no sepa distinguir entre encéfalo y cerebro (y es que según sé, en inglés no existe tal diferencia). Te encuentras que estás leyendo algo a lo que llaman cerebro (brains) pero en realidad aquí se le llama de toda la vida encéfalo (conjunto de cerebro, cerebelo y tronco). Claro, la traducción “textual” hace que tanto cuando se refieren al cerebro o al encéfalo usen ‘brains’, pero en un contexto en el que sí existe dicha diferencia te choca encontrarte funciones mal situadas.

    El colmo es cuando un profesor, con ese interés tan típico de americanizarse, lo mezcla todo más aún y en clase dice que el cerebro está formado por encéfalo, cerebelo y tronco… (caso real)

    Y claro, cuando el sujeto que lee la traducción sabe el error no pasa nada, pero uno se piensa “¿cuántas malas traducciones habrá que no detecto y las entiendo como ciertas?”

  2. Pablo Muñoz Sánchez dice:

    Bueno, si lo dice un profesor… ¡madre mía!

    Hay que admitir que a veces los traductores, como otros profesionales, metemos la pata hasta el fondo, y yo soy el primero que, aunque intento hacer mi trabajo lo mejor posible, cometo fallos. Soy partidario de que toda traducción debe revisarse por alguien con mucha experiencia e intuición de falsos sentidos, y al menos tengo suerte de que en mi empresa las revisiones se realizan por alguien así (al menos para el tipo de encargos que tenemos, claro).

    Lo malo es el último punto que comentas, que cuando ves un error te planteas hasta qué punto es fiable lo que lees traducido. Fíjate, tuve un profesor que como te viera una cagada al principio es que dejaba de corregir directamente, cosa con la que, profesionalmente y como usuario, he de estar de acuerdo.

  3. hola, este sitio lo encontré buscando información sobre una tarea que me fue asignada en el actual master que estudio para especializarme en traducción e interpretación y me pareció de lo más interesante.
    soy una total aprendiz, pero aquí he encontrado que el comienzo de este gran reto va viento en popa, ¡bendito internet!

  4. ¡Hola scovy!

    Me alegro de que te guste el blog y espero que sigas aprendiendo de él. Si tienes alguna duda, no dudes en escribirme. :)

  5. Cinthia dice:

    Hola mi nombre es Cinthia y estoy haciendo un trabajo en la universidad acerca del texto paralelo quisiera saber donde puedo encontrar ejemplos de esta tecnica o si me podrian mandar un ejemplo a mi correo mi area es el ingles gracias

  6. esta super te felicito

  7. me gustaria contar con ejemplos de textos paralelos para ver como piensan dos o más traductores.

  8. ni puta idea de lo que estáis hablando… se ve que nunca habéis trabajado como traductores.

  9. hola, alguien sería tan amable de decirme como puedo encontrar textos paralelos del inglés al español sobre convocatorias de becas de educación? gracias.

  10. Hola Lorena:

    La verdad es que a priori no tengo mucha idea, pero imagino que buscando en las páginas de educación oficiales de de España (el MEC; http://www.educacion.es/educacion/becas-y-ayudas.html) y de Reino Unido o Estados Unidos (ahí ya no tengo puedo ayudar mucho), deberías contar con buenos textos paralelos :)

    ¡Suerte!
    .-= En el blog de Pablo Muñoz Sánchez: blog ..Tarifas- tarifas- tarifas… en traducción 1 =-.

  11. Yo estoy recien aprendiendo ingles, por lo que empece a buscar textos paralelos, pero me doy cuenta que la mayoria traduce la interpretacion y no son fieles al texto, entonce al final no me sirve de nada.

Trackbacks

  1. [...] por Pablo Muñoz Sánchez on 21/01/2008 Ya comenté hace poco que blogoff ponía a disposición de todos un artículo sobre las distintas maneras de acceder a la [...]

Deja un comentario