Algo más que traducir
Blog sobre traducción profesional, localización de videojuegos, software, aplicaciones móviles, sitios web y tecnologías de la traducción por Pablo MuñozTraductor inglés-español especializado en localización

¿Se deben localizar los atajos de teclado?

Localizar atajos de teclado

Respuesta rápida: todo parece indicar que no. Veamos por qué.

¿Qué son los atajos de teclado?

Los atajos de teclado, también denominados «combinaciones de teclas» o «métodos abreviados de teclado» (la opción que usa Microsoft y que a mí personalmente me gusta menos), nos permiten hacer multitud de cosas en el ordenador sin necesidad de utilizar el ratón. Pueden ahorrarte un tiempo más que considerable, y ya estás tardando en usar Alt + Tab si todavía no lo haces.

Por supuesto, uno no se empolla listas de combinaciones de teclas y empieza a usarlas al día siguiente, sino que todo conlleva un aprendizaje. Si cada mes o par de meses usas uno nuevo, puedes estar satisfecho. Con ese ritmo, en unos cuantos años será el amo del teclado.

Consejo: aprende primero los universales (los que funcionan en todos los programas, como copiar y pegar) y luego los de los programas que más utilizas. Sí, SDL Trados Studio, memoQ y OmegaT también tienen un montón de atajos de teclado, e incluso se pueden personalizar.

El problema de localizar atajos de teclado

Probablemente hayas utilizado Ctrl + F para buscar alguna vez. Es más, probablemente todos los días utilizas este atajo. Si es así, entonces seguro que te ha pasado una cosa muy frustrante.

Estás con un documento de Word o Excel de referencia o que debes traducir, usas Ctrl + F y sucede algo que no es abrir el cuadro de diálogo de buscar. ¡Maldición!

Y es que claro, Microsoft Office tiene localizados los métodos abreviados desde hace ya muuuucho tiempo.

También pasa con Ctrl + B: que levante la mano quien haya querido usar negrita con esta combinación en Word y no se le haya abierto el panel de navegación. ¡Mecachis!

¿Por qué no ha cuajado la localización de combinaciones de teclas?

Cuando Microsoft decidió localizar los atajos de teclado, supongo que pensó que sería normal que un hispanohablante recordara mejor la combinación Ctrl + B para buscar (porque «buscar» empieza por ‘b’) que Ctrl + F.

Tiene todo el sentido del mundo si lo pensamos, así que creo que la clave está en que nunca se reparó en que conviviríamos con software en inglés o, sobre todo, en si era necesario crear una norma para el resto de programas.

Pero entonces, si todos los programas localizados al español como los de Adobe usan las mismas combinaciones en inglés y en español desde hace años…

¿Por qué Microsoft Office no cambia sus atajos?

Está claro que es una cuestión de uso del pasado que es difícil de cambiar. Pero hoy en día un usuario de Office tiene que usar un navegador sí o sí, donde cambian los atajos.

¿No se podrían haber cambiado en las últimas versiones como en su momento pasó con Pokémon X/Y, donde después de mucho tiempo empecinados por fin cambiaron la traducción de algunos términos que llevaban ya años mal traducidos y que no se cambiaban por coherencia con anteriores entregas de Pokémon?

Ya vamos por Microsoft Office 2016 y parece que los atajos siguen siendo iguales. Probablemente, sus razones tendrán (¿habrán hecho estudios?).

Sea como sea, si alguien sabe por qué Ctrl + F no es aún el atajo para buscar en Word, estaré encantado de que me lo diga. Por cierto, quizás te interese saber que se pueden personalizar los atajos mediante macros.

Mientras tanto, lo más sensato es NO localizar atajos de teclado. Eso sí, no olvides cambiar «Shift» y «Enter» por «Mayús» e «Intro» respectivamente. 😉

¡Comparte esta entrada! 🙂
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+8Share on LinkedIn43
Pablo Muñoz Sánchez

Pablo Muñoz Sánchez

English > Spanish Game Translator
Soy traductor inglés > español con más de 8 años de experiencia especializado en localización de videojuegos y software. He traducido juegos como Metroid y Fire Emblem y ahora trabajo, entre otras cosas, como revisor para un gigante tecnológico. También soy cofundador de Traduversia, una plataforma de cursos online para traductores. Más sobre mí | Mis cursos | Mi web
Pablo Muñoz Sánchez
Pablo Muñoz Sánchez

¡Suscríbete al blog!

¿Te ha gustado lo que has leído?
Recibe nuevas entradas en tu correo e información exclusiva para suscriptores.

¡Apúntate gratis al curso online «Herramientas para la localización y la traducción audiovisual» de Traduversia!

Herramientas para la localización y la traducción audiovisual

Esto es lo que obtendrás si te apuntas:

  • Acceso gratuito e inmediato al curso online de Traduversia
  • 5 minicursos gratuitos por correo sobre localización, productividad, etc.
  • Cupones de descuento para matricularte en cursos de Traduversia a precio reducido

 

Y además, aprovecha este cupón exclusivo para lectores de Algo más que traducir. ;)

Cupón Algo más que traducir

16 comentarios

  1. Me siento como si acabara de descubrir América…

  2. Hola Pablo, muy interesante la entrada. Yo cuando localizo los programas de software médicos sigo una regla básica (a lo mejor no es la más apropiada, pero funciona bien). Localizo los atajos si puedo con la misma letra que el original (así al “compilarlo” no dará problemas) y uso una de las funciones de Catalyst o Passolo para verificar que no hay duplicidades. Luego están las estándar (Ctrl+C, Ctrl+V) que es difícil cambiar a la mayoría a estas alturas…y luego si el original y la traducción no comparten ninguna letra en común, pues ¡hala! con cuidado y a inventar…claro que hablamos de software médico en el que la variedad de términos que se incluyen en los atajos es bastante grande y no siempre son términos “habituales”.
    Un saludo cordial. Me encanta vuestro sitio.

    • ¡Hola, José María!

      Sí, en ese sentido la verdad es que las comprobaciones de Catalyst y Passolo vienen la mar de bien. Además, como dices, creo que tu caso es muy particular, pues no son programas que van a estar instalados en millones de ordenadores. Está bien verlo desde ese punto de vista. 🙂

      ¡Gracias por comentar!

  3. La verdad es que es todo un lío cuando los atajos cambian en diferentes programas. Hace poco me he propuesto utilizar sobre todo el teclado y me está costando bastante aprender algunas combinaciones, pero paciencia.
    Y como tengo que usar diferentes ordenadores yo no personalizo los atajos, me liaria muchísimo más.

    Por cierto, la semana pasada yo también escribí una entrada en mi blog sobre los atajos de teclado :D, es increíble el tiempo que te pueden ahorrar.

    Un saludo.

  4. Me ha encantado la mención de Pokémon X/Y que lo testeé enterito, jajaja. Se hizo lo que se pudo para mejorarlo.

    Bastante lío tengo yo ya entre los atajos de Mac, y los de Microsoft porque además lo uso en inglés en el trabajo. No sé cómo nuestro cerebro da tanto de sí para recordar atajos, contraseñas, números pin…

    • Je, je, cómo pasa el tiempo, ¿eh? Seguro que fue todo un reto, que los Pokémon son un poco infernales.. 😀

      Y sí, la verdad es que es tremendo que podamos recordar todo, porque yo en la ofi de un cliente tengo Mac y luego a veces en Windows intento darle a la tecla Cmd… xD

  5. Hola Pablo:

    es un tema complicado, porque a menudo me ha sucedido que cuando traduzco documentación relativa a una web o software no sé si el programa está disponible en español ni cómo han traducido los menús, botones, etc.

    Entonces me encuentro en la disyuntiva de dejar los comandos en inglés o traducirlos con el riesgo de que luego no correspondan con lo que el usuario se encontrará cuando acceda a la página o el programa.

    Te propongo un tema para una próxima entrada: ¿Piensan las compañías globales en las traducciones cuando escriben sus contenidos? A mí me da que no y esto complica mucho el trabajo de los traductores locales… 🙁

    Un abrazo

    • Hola, Roger:

      Yo en ese caso siempre pregunto al cliente qué se debe hacer porque a mí me parece un tema muy importante. En caso de que esté en inglés, lo dejo en inglés y pongo la traducción entre paréntesis. Pero ya digo que siempre lo confirmo con el cliente porque creo que debe ser su decisión, no la mía. 😛

      El tema que planteas me parece muy interesante, porque mucho me temo que no es así habitualmente… Aunque no creas, también hay empresas que sí que creo que tienen muy en cuenta el resto del mundo. Bueno, muy en cuenta no sé, pero “en cuenta”, por lo menos, sí. 🙂

      Pablo

      • Claro, lógicamente hay que preguntar al cliente, o a la agencia y esta le pregunta al cliente y cuando te llega la respuesta… A veces ya has tenido que entregar la traducción. ¿Tanto cuesta acordarse de eso al preparar el briefing?

        Lo de no tener en cuenta el resto del mundo lo digo particularmente cuando son traducciones con un número de caracteres limitado (¡cómo las odio!) en las que el texto ya cabe justito en inglés, ni te digo en otro idioma a menos que lo pongas en modo “indio” (“Pulsar icono abrir “) 🙂

        Un saludo

  6. Me has ganado de mano, Pablo.
    Justo estaba preparando una entrada detallada sobre esto de los aceleradores (que no teclas de acceso, pues esas son las subrayadas en los controles) para Linguormatizados, ese blog que lamentablemente por falta de tiempo tengo tan abandonado y que cuando pueda me propongo ir resucitando, primero con esta futura entrada.
    Por si quieres echarle un vistazo para tener un anticipo de los puntos de vista que trataré de exponer en la entrada sumada a mi experiencia personal, hace un tiempo planteé un debate al respecto en el Foro TIC del Instituto Cervantes:
    http://cvc.cervantes.es/foros/leer_asunto1.asp?vCodigo=51116

    Al ser ciego y depender exclusivamente del teclado, sigo este problema muy de cerca y a veces necesito conocer los métodos abreviados traducidos para arreglar problemas de funcionamiento en lectores de pantalla traducidos.
    Y para no alargar demasiado este comentario, te manifiesto mi discrepancia con cambiar los atajos de Office por más versiones que hayan pasado, porque además de que resultaría problemático para la posibilidad de usar comandos de versiones anteriores aun con interfaz de cinta, los lectores de pantalla en gran medida ejecutan scripts para anunciar el estado de operaciones en función de las combinaciones de teclas que se pulsan y, naturalmente, al estar traducidas en Office también hay que traducirlas en los scripts para los lectores de pantalla pertinentes. Si de un día para otro Microsoft cambiara las combinaciones de teclas, suscitaría un conflicto con las ediciones traducidas de lectores de pantalla que habría que reprogramar para tener atajos de teclado de los scripts diferentes según la versión de una aplicación en uso… Además, ¡bastante la está cagando Microsoft con la historia de volver a los atajos en inglés pero manteniendo escritos los mismos en español! Mira por ejemplo el Editor del Registro e Información del Sistema en Windows 10: ¿Se corresponden los aceleradores que se «declaman» al lado de elementos de menú como Abrir o Buscar con los reales que? ¿Y los de Internet Explorer? ¿Y los de las ayudas de numerosos componentes del SO como WordPad con los reales —aun en Windows 7—?

    ¡Un saludo y sabe que viéndote abordar este problema que vengo notando hace tanto tiempo me alegraste el día! Por lo menos sé que no estoy loco 🙂

    • ¡Hola, Fernando!

      Muchas gracias por tu comentario. Ya he visto que has escrito en tu blog sobre esto mismo. 🙂

      Y oye, ¡¡no sabía que eras ciego!! No sé cuánto esfuerzo te debe costar escribir tus exhaustivos comentarios, pero jamás lo he notado. Gracias una vez más por tus aportaciones. 🙂

      No había pensado en ese problema específico de los lectores, así que en ese sentido he aprendido mucho de ti. Quizás es un caso diferente para los programas habituales, pero vaya, ya veo que también tiene una función de accesibilidad. Eso lo cambio todo un poco. 🙂

      Muchas gracias de nuevo y nada, ¡pásate por aquí cuando quieras, como siempre!

      Un saludo,

      Pablo

      • ¡Hola, Pablo!

        El problema en Office específicamente para los lectores de pantalla es importante, pero puestos a pensar no se circunscribe necesariamente a la accesibilidad. Tú mismo has hablado en el blog de los macros para automatizar tareas que, entre otras cosas, permiten simular la pulsación de teclas rápidas. Microsoft está vendiendo como novedad de Office 2016 que no hubo ningún cambio en Visual Basic para Aplicaciones como hito de compatibilidad innovador, lo cual de cambiar los aceleradores quedaría en publicidad engañosa. Y aun suponiendo que uno reprograme las macros agregando condicionales para simular combinaciones de teclas distintas según la versión de Office, puede ocurrir que Microsoft lleve aceleradores ingleses a versiones anteriores mediante Windows Update, lo cual lejos de simplificar las cosas las haría más difíciles porque, siendo una nueva característica o por lo menos un cambio de funcionalidad, sólo recibirían la actualización las versiones en fase de soporte estándar y no las que estén en soporte extendido por recibir éstas únicamente actualizaciones de seguridad, lo que obligaría a agregar código adicional para admitirlas adecuadamente por al menos cinco años más, y eso si alguna versión no se convierte en un lastre como Windows XP que, aun sin soporte hace casi dos años, hay gente que se resiste a dejarlo. ¡No deseo a nadie tener que lidiar con semejante engendro de código! 😀

        En cuanto a escribir comentarios, hacerlo no me representa más esfuerzo que el normal de organizar las ideas para redactarlas de forma ordenada y clara; distinto es el caso de editores WYSIWYG en línea que no permiten cambiar a un modo de edición basado en código, por ejemplo el de notas de Facebook desde que dejaron de permitir dar formato escribiendo código HTML, obligándome a seleccionar texto para luego tener que salir del cuadro de edición a fin de ir abajo de la página a buscar la opción de formato que quiero y después volver a enfocar el cuadro de edición. Lo que siendo ciego no es muy fácil es saber qué tan buena está una mina —o tía, como dicen en España— más allá de comentarios o la primera impresión de la voz… porque aunque debería dispensárseme, procuro «guardar las formas» como el resto 😉

        ¡Un saludo!

  7. Soledad dice:

    Hola, Pablo. ¡Muy interesante tu artículo! Lo que notás de los atajos es muy cierto: a menudo me pasa que le doy al Ctrl + F en Word y Ctrl + B a una página del Chrome. Creo que este lío de atajos ha surgido porque en principio, estos programas fueron creados pensando en su uso en forma individual y no en forma colectiva. En nuestro caso, trabajamos con miles de pestañas y programas al mismo tiempo, con lo cual los atajos más de una vez terminan generándonos una pérdida de tiempo y un terrible dolor de cabeza (por lo menos a mí) y ese sentido de “rapidez” para el que fueron creados se pierde. En un mundo ideal, los atajos deberían servir para todos los programas, así nos evitaríamos esas largas listas del Wordfast, del Trados y de la mar en coche que nunca acabamos de memorizar, ¿no te parece?
    ¡Saludos!

    • Hola, Soledad:

      Sí, eso es justo lo que comento en la entrada. La verdad es que siempre pierdo unos segundos cada vez que tengo que “readaptarme” a los atajos que tengo que usar. 😛

      Un saludo,

      Pablo

Deja un comentario