Algo más que traducir
Blog sobre traducción profesional, localización de videojuegos, software, aplicaciones móviles, sitios web y tecnologías de la traducción por Pablo MuñozTraductor inglés-español especializado en localización

No seas solo traductor: sé un solucionador de problemas

20051201142722 solucion 20de 20problemas 300x225 No seas solo traductor: sé un solucionador de problemasTras este palabro que me acabo de inventar se esconde una idea que me lleva rondando la cabeza desde hace ya muchos meses, y es que al menos, en el mundo de la localización (ya sea software, páginas web o videojuegos), siempre pasa algo inesperado. En serio, no recuerdo el proyecto en que todo fuera que me enviaran unos archivos para traducir, los tradujera sin demasiados problemas, los entregara y hala, a volar.

¿Os suena esto de algo? Archivos que no se abren o que no se exportan como deberían, cosas que están mal en el inglés y que por tanto afectan a todos los idiomas, cosas que el cliente da por supuesto pero que hay que rebatirlas, más contenido del que se esperaba, <inserta aquí tu último marrón>. Ante este tipo de situaciones, puedes actuar de diversas maneras:

  • Quejarte y decir que todo es una mierda.
  • Esperar a que otro se dé cuenta y pregunte.
  • Decir que tal cosa no funciona y que si lo pueden mirar.
  • Ídem, pero además propones soluciones.

¿Qué harías tú? Evidentemente, todo va a depender muchísimo del proyecto y del “incidente”, pero me gustaría compartir un caso real que me hizo que el cliente no solo me pagara por el esfuerzo que le dediqué a solucionar el problema, sino que confiara más adelante en mí para un proyecto mucho más importante.

resolucionproblemas No seas solo traductor: sé un solucionador de problemas

La situación era la siguiente: tres traductores teníamos entre manos una guía de estrategia del World of Warcraft de unas 90.000 palabras para traducir al español. No nos conocíamos y yo era la primera vez que trabajaba con ese cliente. El plazo era ajustado y resulta que solo teníamos los PDF originales, así que había que traducir a pelo. Eso iba a ser un trabajazo para todo el equipo, porque significaba tener que poner la traducción en Word e incluir indicaciones para la maquetación. Además, que maquetar luego 300 páginas, pues no veas. Y ya no se trata de eso: había muchas repeticiones y hubiera sido tontería no usar Trados, ya no por ahorrar tiempo, sino por ser coherentes en la traducción.

¿Qué pasó entonces? Que le dije al cliente que si le podía pedir los archivos originales al cliente en el formato que fuera, porque seguro que se podía exportar a Trados. El cliente lo consigue y nos manda archivos de InDesign CS5 en formato IDML. Problema: Trados Studio 2009 admite el formato IDML, pero resulta que los demás traductores tenían solo TagEditor y no tenían forma de trabajar con los IDML (técnicamente se puede, pero es un poco rollo). Y no solo eso, sino que, por alguna razón, estaba tooodo desordenado si abría los IDML en Trados Studio. Le digo al cliente que si puede conseguir archivos INX y resulta que es imposible. El tiempo pasa y ninguno podemos comenzar a trabajar en condiciones. Averiguo que InDesign CS4 puede exportar a INX, pero a partir de InDesign CS5 ya no es posible.

Es entonces cuando me descargo el InDesign CS4 para convertir los archivos IDML a INX. Hago una prueba y… ¡funciona en TagEditor! Hago un par de conversiones de prueba, se las paso al cliente y a los traductores y por fin todo parece que funciona de maravilla y podemos empezar a trabajar. Convierto todos los IDML a INX y, cuando todos terminamos con nuestros archivos, los convierto a IDML para que los abra el cliente final. Por supuesto, gracias a Trados ahorramos un montón de tiempo.

¿Qué pasó al final? Que el cliente me dijo que le cobrara el tiempo que le dediqué a investigar el asunto y hacer conversiones. Le digo que fueron unas 4 horas y que se las cobraba a 40 $ cada una, lo que hacía un total de 160 $. Entonces va el cliente y me dice que nada, que lo redondeamos a 200 $ porque se había quedado impresionado con mi iniciativa. Y encima, unos meses más tarde, me selecciona como traductor para un importante juego de Konami que saldrá próximamente.

True Story No seas solo traductor: sé un solucionador de problemas

Moraleja: no te quedes de brazos cruzados y haz todo lo posible por resolverle los problemas al cliente, ya que de algún modo son también tuyos. Ah, y un pequeño pero importante detalle por si pensáis que no entendéis de InDesign y estas cosas: yo tampoco tenía ni idea, pero me puse a trastear y vi que no tenía demasiado misterio.

Y vosotros, ¿sois también solucionadores de problemas?

¡Comparte esta entrada! :)
facebook No seas solo traductor: sé un solucionador de problemas0twitter No seas solo traductor: sé un solucionador de problemas0google No seas solo traductor: sé un solucionador de problemas1linkedin No seas solo traductor: sé un solucionador de problemas0
 No seas solo traductor: sé un solucionador de problemas

Pablo Muñoz Sánchez

English > Spanish Game Translator
Traductor inglés > español con más de 6 años de experiencia especializado en localización de videojuegos y software. He traducido juegos como Metroid, Donkey Kong, Silent Hill y Fire Emblem. ;) Más sobre mí | Mi web
 No seas solo traductor: sé un solucionador de problemas
 No seas solo traductor: sé un solucionador de problemas
 No seas solo traductor: sé un solucionador de problemas

¡Suscríbete al blog!

¿Te ha gustado lo que has leído?
Recibe nuevas entradas en tu correo e información exclusiva para suscriptores.

30 comentarios

  1. Lo de dar soluciones es casi algo imprescindible si quieres que te hagan caso la mayoría de las veces. Yo siempre lo hago (si conozco la solución, claro), y me he dado cuenta que contestan más que si simplemente les dices que tienes un problema y te cruzas de brazos. Uno de los ejemplos más claros es cuando hay errores en los estándares del original. Si solo les digo que los estándares están mal, me dirán que cómo lo sé. Si les digo que los estándares están mal y que hay que cambiarlos por tal y cual, es como si ya les demostrase mi teoría. :)

    Parece mentira que algo que parece tan lógico, como bien dices, para mucha gente no sea necesario. Me he encontrado en muchos proyectos que el resto de traductores no han hecho preguntas al cliente ni le han comentado que había errores en el original, mientras que yo envío un archivo con montones de preguntas y comentarios… El PM me lo agradece, le envía el documento al cliente y lo devuelve con las respuestas, se las pasa a todos los traductores (incluidos los que no habían preguntado nada) y al final resulta que ellos también cambian su traducción… Así que, gracias, Pablo, por recordar al mundo que no hay que callarse los problemas :) A ver si, poco a poco, hay menos miedo de plantear soluciones y los proyectos se vuelven un poquito más fáciles :)

    • ¡Exacto! Anda que no me pasa eso de siempre hacer preguntas y que luego diga la gente, “ah, pues es verdad”. :P Lo mejor es cuando estás en un buen equipo y al final cada uno hace todo tipo de preguntas que sirven a todos: yo me había cuenta de X y lo comento, pero otro traductor había visto Y, que yo no había visto, que también lo comenta, y al final ganamos todos. :)

      A veces parece que uno queda de tonto, pero creo que lo que pasa a veces es que hay miedo de hacer preguntas “estúpidas” que, en realidad, sí que son importantes. ¿No os ha pasado que preguntáis y entonces todo el mundo empieza a preguntar también? Es lo mismo que en el turno de preguntas de las conferencias. xD

      Un saludín,

      Pablo

  2. Una pasada Pablo. Mi mantra: no plantees un problema si no tienes una solución…

  3. ¡Muy interesante reflexión!
    Normalmente, cuando la gente me habla de las grandes ventajas de trabajar en plantilla, yo les comento lo muchísimo que he aprendido yo por mi cuenta (el tema de las conversiones InDesign-TagEditor es una de las cosas que descubrí pensando que, dedicando un poco de tiempo, al final nos ahorraría mucho más). Cuando no te queda más que ser el cerebro pensante, acabas haciéndolo :)
    Además, creo que es muy bueno darle vueltas al coco en esta profesión, que considero muy mecánica.
    Conclusión: si el cliente se lo merece, hay que procurar ser solícito y arrimar el hombro. Como mínimo, ya te deben un favorcito.
    Conclusión 2: yo por eso vivo “a la antigua” y tengo miles de versiones de cada herramienta y, hoy por hoy, me gustaba más la compatibilidad de la época Windows XP y así sigo :)
    ¡Besos a todos!

    • ¡Gracias por compartir tu reflexión, Eugenia!

      Anda que no se aprenden cosas en plantilla… Yo por eso me alegro de no haber perdido nunca el contacto con cómo se trabaja dentro de una empresa a pesar de ser autónomo, ya te da cierto bagaje que luego puedes aplicar a tu trabajo como autónomo con otros clientes.

      A veces me gusta esto de resolver problemas que traducir o revisar en sí… :)

      Un saludo,

      Pablo

  4. Hola!

    Lo primero, decirte, que me gusta mucho tu blog y cómo trabajas.

    Yo, de momento, no he empezado a trabajar como traductora, pero sí en otros puestos de distintas oficinas y mi experiencia ha sido totalmente distinta.

    Mi lema siempre ha sido: si hago algo lo hago bien y si no no lo hago. Pues bien, a partir de ahí, siempre intento ser coherente con mis principios: intento hacer bien las cosas, mejorar todo lo que se pueda y lo que no esté bien dar una propuesta de solución. Pues nada, en ningún trabajo me lo han agradecido; es más, se han aprovechado de la situación y sabiendo de mi predisposición, han intentado sacarme más.

    Espero que en esta profesión obtenga más reconocimiento, pero, de todas formas, está claro que no todos van a actuar como ha hecho este cliente. Hay muchos que cuanto más les das más cogen y se aprovechan de la situación.

    • Hola, Saioa:

      Gracias por pasarte por aquí y comentar tu experiencia, ¡me alegro de que te guste el blog! :)

      Estoy totalmente de acuerdo contigo: si te pones, te pones para hacerlo bien. Cuesta pasar por alto cosas con la excusa de “bah, si no se van a enterar”… Lamento que no te lo hayan agradecido, porque aunque esta es una excepción en la que me recompensaron económicamente (al fin y al cabo, le había dedicado parte de mi tiempo), siempre suelen dar las gracias. Y eso, implícitamente, quiere decir que van a contar contigo para otras cosas y que incluso van a aceptar una subida de tarifas, como también me ha pasado. Evidentemente, no todos los clientes son así, pero hay de todo en la viña del Señor…

      Un saludo,

      Pablo

  5. ¡Se me ponen los dientes largos con esa guía! :D Y me da una cierta paz de espíritu que una parte estuviera en tus manos, que ya sabes cómo somos los frikis de lo nuestro: muy mala gente.

    Con el tiempo he comprobado que ser pesado funciona y, aunque a veces tienes la sensación de estar “molestando”, nada más lejos de la realidad: los resultados se ven al cabo de unos días, unas semanas o hasta unos meses, solo hay que tener paciencia si lo has hecho bien. Lo más fácil para mucha gente (cosa sorprendente, porque creo que a todos nos gusta que el producto de nuestro trabajo sea bueno) es pensar “no es mi empresa, no es mi problema” y seguir a lo suyo sin señalar los problemas o sin insistir demasiado, pero creo que es mala política.

    Incluso si no te hubieran pagado esas 4 horas como bien han hecho, al final podría haberse reducido a invertir un tiempo extra en hacer tu trabajo más cómodo (y de paso el de los demás) y obtener un resultado mejor, no ya solo por lo contento que quede el cliente sino sobretodo por lo satisfecho que estés tú que, al menos en mi caso, es a lo que más vueltas le doy al final del día.

    Yo sigo sin conseguir que solucionen muchos problemas de botones de los que se sale el texto cuando por la limitación no debería (no solo en mi idioma) o que salen sin traducir. Cada mes envío un “status report” y parece que como quien oye llover, pero poco a poco se van solucionando cosas y, aunque no fuera así, la verdad es que duermo más a pierna suelta. También gusta ver que, cuando haces una consulta o una puntualización interesante, el PM reenvía tu correo al resto del equipo para que sean conscientes de ese problema/planteamiento a la hora de hacer sus propias traducciones. Yo creo que es una parte tan básica de nuestro trabajo como saber utilizar un procesador de textos :)

    ¡Un saludo!

    • Hola, Nieves:

      Pues no creas, no es que fuera yo muy entendido del WoW, pero me documenté bastante y, además, el glosario de Blizzard es totalmente acojonante. De los que dan miedo. Mucho miedo. Si algo no estaba en el glosario, me preocupaba seriamente, ya que estaba TODO. xD

      Exacto, la verdad es que no buscaba que me pagaran esas horas, simplemente lo hice para trabajar más cómodo, como hago con otros proyectos. Pero si encima ves que te recompensan, pues… ¡genial! Creo que hay que ser un poco proactivo y no dar por hecho algunas cosas, ya que aunque no te recompensen económicamente, le haces ve al cliente que te importa y eso se traduce en otras cosas (como que siempre confíen en ti).

      También es cierto que a veces creemos que la localización lo es todo cuando está claro que lo más importante es la parte de ingeniería. Si no funciona el programa o lo que sea, ¿de qué sirve que la traducción sea muy buena? Es algo que me ha costado entender en el sitio donde trabajo, pero bueno, se hace lo que se puede. Eso sí, no porque los ingenieros tengan otras prioridades hay que invertir menos energías en informar de lo que debería cambiarse.

      Un saludo,

      Pablo

  6. No puedo estar más de acuerdo contigo. También me considero una solucionadora de problemas, pero creo que eso va en la personalidad de cada uno.
    No obstante, en el tiempo que llevo en este mundillo me ha dado la sensación de que no está bien visto entre los traductores hacer este tipo de esfuerzos – o al menos no lo estaba. Conozco a colegas que suben las tarifas si tienen que trabajar con un PPT o con un PDF. No creo que eso le solucione el problema al cliente.

    Enhorabuena por el blog.

    • ¡Hola!

      Sí, yo también conozco esos casos… Una cosa es tener que hacer un esfuerzo extra de conversiones y tal y por tanto aplicar una pequeña subida a la tarifa o bien añadir un recargo extra, pero sí, trabajar con un PPT tampoco debería ser motivo de subir la tarifa, se presupone que debemos estar preparados para trabajar con distintos formatos. Digo yo, vamos…

      Un saludo,

      Pablo

  7. Veo que sigues traduciendo juegos aunque ya no estés en Nintendo, Pablo, eso me alegra :D Como a veces comentas otros proyectos que no tienen que ver con el tema, jejeje…

    ¿No hay forma de saber qué títulos has traducido? Ya sé que mientras el proyecto está en marcha no puedes decir nada por temas de confidencialidad, pero una vez lanzado ya al mercado ¿hay manera de saber qué traducciones son tuyas? Yo siempre me fijo en quién ha traducido cuando llego a los créditos, pero molaría saberlo ya al empezarlo. (Además, admito que por leer traducción tuya caerían unos juegos antes que otros :P)

    • ¡Hola, Jero-chan!

      Pues sí, aunque parezca que no se puede, he estado dándolo todo unos cuantos meses con dos juegos bastante importantes. ;) Acabo de entregar un par de actualizaciones para uno de ellos justo ahora: esta noche preparan la Master Gold precisamente…

      No te preocupes, que mínimo por Facebook o Twitter pondré que han salido juegos que he traducido. :P Eso sí, esta vez habrá que ver cómo han salido, porque no tengo ni pajolera de qué habrán hecho con mis traducciones (espero que las hayan testeado como se merecen). En unos meses salen. ;)

      Un saludín,

      Pablo

  8. ¡Hola, Pablo!

    La verdad es que me ha sorprendido muchísimo la entrada porque muy poca gente trata de resolver estos problemas que más tarde pueden mejorar el rendimiento y la calidad del trabajo.
    ¡Muy buen consejo! Anotado en la lista :)

    Un saludo,

    Sandra.

  9. Isabel Ruano dice:

    Eso está bien cuando se trata del cliente directo y éste se preocupa realmente. Yo siempre propongo soluciones porque no me gusta el trabajo chapucero, pero hay clientes que encima se cabrean y te dicen que dejes de dar por… saco.

    • ¡Hola, Isabel!

      Yo hago esto tanto con clientes directos como con agencias y hasta ahora me ha ido bien, pero, por supuesto, siempre habrá quien encima se queje…

      Un saludo,

      Pablo

      • Isabel Ruano dice:

        Pues debes tener mucha suerte eligiendo, porque a mí normalmente me ponen pegas, incluso haciéndolo gratis. Llevo más de 10 años en esto y creo que solo una vez no me pusieron pegas (aunque solo me recompensaron con más tiempo).

        Saludos,
        Isabel

        • Isabel Ruano dice:

          Incluso cuando trabajaba in house, tacharon a nuestra empresa de “conflictiva” porque para ellos poníamos demasiadas pegas.

          • Jo, pues vaya. :( Por suerte, a mí siempre me han agradecido todo esto, trabajo en el sector de la localización…

            Un saludo,

            Pablo

          • Isabel Ruano dice:

            Yo también trabajo en localización, creo que las agencias que más pegas ponen suelen ser las multinacionales.
            Lo peor es que encima luego la gente dice que la traducción es pésima, que no se entiende nada, … y no saben que el pobre traductor, encima, ha tenido que tragarse una “llamada de atención” (por decirlo suavemente), como poco, porque conozco el caso de una compañera de profesión a la que pusieron en una lista negra por querer hacer el trabajo bien.

  10. Solo una aportación para tus lectores con respecto a herramientas de traduccion:

    Cuando no se trata de traducciones formales, particularmente prefefiero utilizar http://www.traductor–google.com en lugar del traductor de Google porque traduce tanto con Google como con MIcrosoft.
    Como sabemos ningún traductor es perfecto y al menos así tenemos dos propuestas de traduccion.
    Saludos desde San Jose en Costa Rica

  11. Buenas noches !

    Felicidades de nuevo por la calidad y calidez . Por cuestiones laborales similares a las que detallas en una de tus entradas con aquello de “urgente no para mañana , urgentísimo para antes de ayer” no he podido satisfaccer mis necesidades tipo “infórmatica y… algo más” . De modo que al igual que muchos de vosotros , ahora que finalizo un proceso de contratación de mis servicios me dispongo a continuar el desarrollo de parte de mis proyectos e inquietudes personales y profesionales que han estado caminando tras todas esas prioridades para la semana pasada . Estaré encantada de poder disfrutar de este regalo que es está `reunión´.

    Sencillamente gracias !

    y como siempre suelo decir : ” se parte de la solución , no del problema”

Trackbacks

  1. [...] y videojuegos, traducción científica y técnica. Merece especial mención su reciente entrada «No seas traductor: sé un solucionador de problemas» que tanto éxito ha tenido. También queremos destacar que su perfil en Facebook, que se [...]

  2. [...] – Cuando hayas conseguido un cliente: acepta el proyecto solo si es un tema que dominas, si no es el caso, busca un compañero que pueda encargarse del proyecto. Hazle la vida fácil al cliente, soluciónale los problemas. [...]

  3. [...] Si trabajas en plantilla, probablemente tengas a alguien en la oficina que sepa cómo hacerlo, pero si no, te tocará ser valiente y no pensar que te vas a cargar algo (y, si es así, ya encontrarás la manera de arreglarlo). Yo no nací sabiendo: he aprendido solo a base de ensayo y error. Si te quieres dedicar a la localización, es más que recomendable que tengas cierta soltura técnica, porque vas a lidiar con software sí o sí. No tienes que ser ingeniero ni estudiar programación avanzada, pero si hacer lo posible por ser un solucionador de problemas. [...]

  4. […] Facilítale la vida a tu cliente: sé un «solucionador de problemas». […]

Deja un comentario