Algo más que traducir
Blog sobre traducción profesional, localización de videojuegos, software, aplicaciones móviles, sitios web y tecnologías de la traducción por Pablo MuñozTraductor inglés-español especializado en localización

Mi discurso de graduación en la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla

Pablo Muñoz Sánchez Graduación UPO

El pasado viernes 5 de julio tuve el increíble honor de ser el padrino de la primera promoción del Grado en Traducción e Interpretación de la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla, y como tal correspondía hacer un discurso de graduación. Parece mentira que hace más de seis años yo mismo escribiera en este blog sobre mi graduación y mi paso por la universidad de forma muy breve y que posteriormente yo haya acabado dando un discurso… 🙂

Mi discurso constaba de varias partes, aunque el tema giraba en torno a la batalla de la luz de los sueños e ilusiones contra la oscuridad de la incertidumbre (sí, sé que suena un poco “flipado”, pero creo que era un momento para ponerse un poco literario). Mención especial al inesperado aplauso que recibí (¡muchas gracias!) cuando dije que había suspendido dos veces interpretación, aunque eso signifique que las cosas no han cambiado desde que terminé la carrera. 🙁

No esperéis que fuera un discurso digno de Steve Jobs —pues a él nunca se le empezarían a caer los papeles y el boli en medio del discurso y encima lo comentaría—, pero bueno, creo que no estuvo tan mal del todo. Hubo padres que me dijeron que les gustó mucho también, y eso significa mucho para mí. 🙂 Yo creo que quedó todo bastante natural precisamente por los “fallos del directo”.

Agradezco muchísimo a todos los alumnos de la UPO que me eligieron como padrino, a Ana Pérez por todas las gestiones entre el decanato, los alumnos y yo mismo, y a toda la organización de la UPO que me acogió tan bien. Me lo pasé realmente en grande el viernes y tuve la oportunidad conocer a mucha gente entre copa y bailoteo… ¡Una fiesta para repetir, desde luego! 😀

Sin más, aquí os dejo el discurso, aunque creo que pierde bastante sin la entonación, las pausas y el sentimiento. 😛

******

Queridos alumnos y alumnas, queridos padres y madres, queridos familiares, amigos y amigas, y querido miembro y queridas “miembras” de la mesa:

Antes de nada, me gustaría dar las gracias por vuestra invitación a este solemne acto de graduación. Es un verdadero placer para mí estar con todos vosotros en un día que muchos creeríais que nunca llegaría. De la guardería pasasteis al colegio, del colegio al instituto, y del instituto a la universidad. Si echáramos un vistazo a vuestras fotos a lo largo de todas estas etapas, probablemente —además de ver que cada vez erais más guapos— también podríamos observar que cada vez había más luz en vuestros ojos. Unos ojos que primero vieron extrañas operaciones matemáticas, más tarde complejos análisis sintácticos, y finalmente miles de palabras traducidas. Unos ojos cuyas retinas albergan miles de historias únicas e irrepetibles para cada uno de vosotros.

Sin embargo, justo ahora que vuestros ojos deberían brillar más que nunca por la felicidad de sentir que ya casi rozáis el inicio de vuestra actividad profesional, parece que os ha tocado vivir un momento en el que el mundo se encuentra sumido en una aparente oscuridad, dicen. Cada vez hay más desempleo, cada vez hay más comercios que cierran, cada vez hay más gente tiene que emigrar, dicen.

Dentro de poco, quizás algunos notéis que vuestros ojos se ven nublados ante esta supuesta oscuridad. Pero no os preocupéis: esto perfectamente normal cuando empezamos o acabamos las etapas más importantes de nuestras vidas. De hecho, si miráis al pasado y hacéis memoria, probablemente los primeros y últimos días de colegio, instituto o Erasmus se caracterizaban por tener tonos algo oscuros a la par que resplandecientes. Ese primer día en el que no conocías a nadie y ya te estaban diciendo de hacer un trabajo en grupo; ese compañero que siempre tenía una excusa para no dejarte los apuntes; ese momento de nervios el día de antes de irse al extranjero… Estoy seguro de que todos tenéis muchas experiencias que os marcaron porque al principio os parecían imposibles, pero recordad ese momento de satisfacción en el que conseguisteis vencer la adversidad. Pensad, por ejemplo, en ese mágico momento de entregar el interminable TFG.

Yo, por ejemplo, siempre recordaré la sensación de impotencia que me invadió cuando me robaron en una excursión tan solo tres semanas después de llegar a Irlanda, mi destino Erasmus. En ese momento no estaba mi familia para acompañarme a la policía y comunicar mi caso, no: tuve que ir yo mismo y chapurrear el mejor inglés que sabía y luego pedir ayuda a mis recientes amigos para sobrevivir unos días hasta que todo se normalizara. Esta experiencia fue uno de esos momentos oscuros de los que hablaba, pero gracias a ella descubrí que debía responsabilizarme de mi propia vida y buscar apoyo en los demás para alcanzar la luz que me permitiría superar cualquier obstáculo.

Con esto simplemente quiero deciros que aunque puede que ahora veáis oscuridad en forma de incertidumbre, debéis ser valientes y buscar vuestra propia luz. Muchas veces esta luz estará más cerca de lo que os imagináis, y por ello no puedo sino animaros a que busquéis el apoyo necesario entre vuestros seres queridos, pues si algo me ha demostrado la vida, es que acompañado todo es mucho más fácil.

Quizás algunos penséis que esto es muy fácil de decir para alguien que ya tiene cierto recorrido profesional. Vosotros sois los verdaderos protagonistas de un día tan especial como vuestra graduación, pero no obstante me gustaría compartir algunas anécdotas que puede que hayáis vivido o viváis con las que quizás os sentiréis identificados.

Para empezar, lleváis escuchando unos minutos a una persona que suspendió dos veces una asignatura de interpretación, y —no sé por qué— algo me dice que no soy el único aquí que ha pasado por eso. Jamás pensé que pudiera aprobar interpretación, y mucho menos hablar en público en un acontecimiento tan destacado como este. Y, sin embargo, aquí me tenéis. Me esforcé en seguir adelante, en buscar esa luz de la que os hablaba antes… y lo conseguí. No creáis que ha sido fácil, y mentiría si digo que esta noche he dormido con tranquilidad o que ahora mismo no estoy temblando de nervios. Pero hay que intentarlo y seguir adelante. Practicad, practicad y practicad, y nunca dejéis de intentar superar vuestros miedos y debilidades. Tarde o temprano, si confiáis en vosotros mismos y trabajáis duro, lo conseguiréis.

En segundo lugar, a pesar de que a mí me gustaba la idea de traducir materiales relacionados con la informática y los videojuegos, nada más terminar la carrera tuve la gran oportunidad de empezar a trabajar en una agencia que traducía todo tipo de textos, pero sobre todo técnicos. Considero que mi experiencia allí fue vital para mi formación y guardo grandes recuerdos de aquel año, pero tengo que reconocer que aquello era mucho más difícil de lo que creía en un principio. Aunque me gustaba el reto, con el tiempo me di cuenta de que quizás traducir manuales de 30.000 palabras sobre excavadoras y perforadoras no era lo mío. En este nuevo viaje en el que os vais a embarcar, es posible que no tengáis un rumbo fijo de antemano o que incluso os desviéis varias veces de vuestro destino soñado. Intentad aprender todo lo posible durante el trayecto, poneos a prueba explorando nuevos horizontes, pero nunca dejéis de perseguir vuestra verdadera vocación.

En tercer lugar, no creáis que siempre me ha ido todo tan bien. A lo largo de mis años como traductor, he realizado pruebas de traducción que no he superado, he cometido todo tipo de errores, me han rechazado presupuestos, he tenido que luchar para conseguir que me pagaran, he perdido clientes, me he equivocado de destinatario al escribir un correo y me he encontrado con gente que me ha puesto varias zancadillas. Debéis tener siempre presente que el mundo está lleno de peligros, pero, del mismo modo, nunca debéis olvidar que siempre, siempre hay que seguir avanzado. Por muy fuerte que os azote el viento, debéis resistir con valentía y seguir avanzando. Por muy fuerte que os golpee la vida, debéis levantaros y seguir avanzando. Y no busquéis culpables ni despotriquéis contra nadie: sed siempre humildes, buscad apoyo y concentraos únicamente en seguir avanzando. No dejéis que nada, ni nadie, os aleje de vuestros sueños.

Queridos alumnos, os aguarda quizás la aventura más larga y emocionante de vuestras vidas. Cuando embarquéis, recordad aquella luz que siempre ha emanado de vuestros ojos a lo largo de todas vuestras etapas. Sé que cada uno de vosotros ha visto cosas que otros no creerían. Menús traducidos con Google Translate más allá de Sevilla. Gerundios de posterioridad en un sinfín de frases. Sé que habéis visto intentos de palabras castellanizadas como “güisqui” y “cederrón” brillar en la oscuridad. Luchad pues para que todos esos intentos de oscuridad se pierdan en el tiempo como lágrimas en la lluvia. Es hora de que vuestros ojos, y vosotros mismos, sigáis brillando.

Muchas gracias.

¡Comparte esta entrada! 🙂
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0
Pablo Muñoz Sánchez

Pablo Muñoz Sánchez

English > Spanish Game Translator
Soy traductor inglés > español con más de 8 años de experiencia especializado en localización de videojuegos y software. He traducido juegos como Metroid y Fire Emblem y ahora trabajo, entre otras cosas, como revisor para un gigante tecnológico. También soy cofundador de Traduversia, una plataforma de cursos online para traductores. Más sobre mí | Mis cursos | Mi web
Pablo Muñoz Sánchez
Pablo Muñoz Sánchez

¡Suscríbete al blog!

¿Te ha gustado lo que has leído?
Recibe nuevas entradas en tu correo e información exclusiva para suscriptores.

¡Apúntate gratis al curso online «Herramientas para la localización y la traducción audiovisual» de Traduversia!

Herramientas para la localización y la traducción audiovisual

Esto es lo que obtendrás si te apuntas:

  • Acceso gratuito e inmediato al curso online de Traduversia
  • 5 minicursos gratuitos por correo sobre localización, productividad, etc.
  • Cupones de descuento para matricularte en cursos de Traduversia a precio reducido

 

Y además, aprovecha este cupón exclusivo para lectores de Algo más que traducir. ;)

Cupón Algo más que traducir

14 comentarios

  1. André dice:

    «Like tears in rain»… Genial esa referencia, y un discurso muy motivador. Todo un privilegio para los estudiantes de la UPO, una pena no estar entre ellos. 😉

  2. Por fin tengo tiempo para dejarte un comentario. Sin duda, el discurso es de lo más inspirador y a mí, personalmente, me han encantado las referencias y anécdotas, especialmente la que cuentas de Irlanda. Ojalá en mi graduación alguien se hubiera currado un discurso tan fantástico. Muchísimas gracias por compartirlo con los que te leemos.

    ¡Un saludo!

  3. Un discurso muy emotivo, Pablo. ¿No lloró nadie? 😛

    Seguro que los alumnos lo recordarán durante toda su vida. 🙂

    Un saludo.

  4. Ya sabes que me encantó ver la evolución del discurso, aunque ya desde el principio me gustó 😀
    Me encantaría tener el vídeo, una pena que nadie lo grabara… porque nadie lo grabo, ¿no? 😛

  5. Alan Vázquez dice:

    Hola, Pablo:

    He de decir primeramente que la foto está genial, sales muy natural.

    El discurso es muy bueno; creo que yo mismo he aprendido muchísimo y me ha gustado el cómo has llevado el asunto de luz y oscuridad a través de todo el mensaje. Esperemos que todos esos graduados recuerden tus palabras y les sean de ánimo en medio de la oscuridad en que se encuentren. Me parece triste la situación de España en cuando a desempleo (he leído algunos números y son preocupantes), pero esperemos que eso no los desanime y brillen con fuerza tal como dices.

    Felicitaciones nuevamente por el discurso y por haberlo compartido.

    Saludos.

    Alan

    P.D.: Vaya, hasta que pude entrar a comentar, ¡estas semana antes de las vacaciones han sido ocupadísimas!

    • ¡Hola, Alan!

      Muchas gracias por tu comentario, ¡me has alegrado la mañana! 😀

      Aunque es cierto que quizás España no pasa por sus mejores momentos, creo que precisamente por dominar idiomas podemos labrarnos un futuro trabajando para otros países incluso desde España gracias a Internet. Los traductores tenemos la gran suerte de que nos basta con un ordenador e Internet para llegar a donde queramos.

      Espero que hayas estado ocupado estas semanas con cosas que te gusten. 😉

      Un saludo y feliz semana,

      Pablo

  6. Alan Vázquez dice:

    Pablo:

    Pues le deseo mucho éxito a la comunidad traductora de España, y a los recién egresados nuevamente.

    En cuanto a estar ocupado con cosas que me gusten, pues todo fue relacionado al cierre de ciclo escolar: finalizar las boletas de calificaciones y entrega de las mismas, hacer la base de datos de los estudiantes, entrega de documentación, atención a padres de familia, entre otros.

    Fue un trabajo arduo y bajo bastante presión por el tiempo, pero me gustan los retos y tratar de hacer todo lo más rápido posible, pero bien. Y lo mejor de todo es la noticia que recibí hoy: trabajaré nuevamente con los grupos que tenía, lo cual me permite darle un seguimiento a su formación y aprovechar lo que aprendí de ellos para intentar nuevas cosas que los lleven a un mejor aprendizaje.

    Pero bueno, suficiente de contar de mí, que aquí lo importante es pensar en los graduados y en quien dio el discurso.

    Pasa un feliz verano (que yo apenas mañana viajo para Centroamérica).

    Saludos.

    Alan

    • Hola, Alan:

      Qué curiosa me ha parecido la palabra “boleta”: aquí usamos “actas”. 😀

      Me alegro mucho de que todo ese esfuerzo haya servido para que vuelvan a confiar en ti para los mismos grupos: eso significa que desde luego lo has hecho bien y que están contentos contigo. Y es que, cuando uno lo hace bien, los demás lo perciben.

      Que disfrutes tú también del verano,

      Pablo

  7. María del Carmen dice:

    Buenas tardes, Pablo:

    Ahora que estoy haciendo algunos cursos con Traduversia estoy leyendo muchísimas entradas de tu blog, pero, ¡cual ha sido mi sorpresa cuando me he topado con esta! No me lo podía creer… ¡Es el discurso que diste en mi graduación! Ya te lo dije en el SELM 2015 el pasado noviembre en Sevilla, pero verlo aquí me ha encantado, pues me ha brindado la oportunidad de leerlo de nuevo y emocionarme como ya lo hice en su día.
    Muchas gracias por ese momento aunque no me pusieses bien la beca jajajaja. 🙂

    Por último, muchísimas felicidades por el blog, los cursos, tu trabajo y por ser una persona tan simple, directa y amable.

    María del Carmen

    • ¡Hola, María del Carmen!

      Muchísimas gracias por tu mensaje. Justo ahora estoy algo bajo de ánimo (nada grave), así que la verdad es que no sabes la ilusión que me hace leer esas palabras tan bonitas. 😀 Para mí ese discurso fue todo un orgullo personal y profesional, así que os doy las gracias de nuevo por la propuesta, porque la verdad es que fue una oportunidad (casi) irrepetible. 🙂

      Un saludo y aquí me tienes para cualquier cosa que necesites. 😉

      Pablo

Deja un comentario