Algo más que traducir
Blog sobre traducción profesional, localización de videojuegos, software, aplicaciones móviles, sitios web y tecnologías de la traducción por Pablo MuñozTraductor inglés-español especializado en localización

La otra visibilidad del traductor

FantasmaAun a riesgo de resultar pesado, escribo esta breve entrada para dejar patentes mis reflexiones a modo de resumen sobre lo que últimamente se ha comentado sobre los saraos de traducción:

  • Sí, es cierto que cada vez hay más congresos, jornadas, cursos, etc. dirigidos a traductores e intérpretes.
  • Sí, es cierto que (creo que) dan más visibilidad y reconocimiento a nuestra profesión.
  • Sí, es cierto que yo mismo he aparcado por días la actividad de traducir o revisar para ir a estos eventos y a preparar mis ponencias.
  • Sí, es cierto que ha habido momentos en los que Xosé Castro y yo parecíamos estar en todas partes como comentó Laura Ramírez Polo, aunque en mi caso simplemente creo que se dieron muchas coincidencias de golpe este año.

¿Y? ¿Acaso eso me hace un increíble traductor? Para nada, porque una cosa es dar una ponencia o charla y otra muy distinta no traducir nada o más bien poco y dedicarse a hablar sobre lo que uno (no) hace. Para ser un buen traductor no hace falta necesariamente salir de la cueva, aunque sí que creo que es necesario abandonarla por momentos para socializar un poco y conocer gente. Y ojo, que aquí ya no hablamos solo de “contactos” que te pueden pasar trabajo más adelante, sino incluso de amigos con las que pasártelo en grande. Me gusta saber que en varios rincones de España y en otros del mundo conozco a alguien para que, si visito ese lugar, pueda estar con ellos (a veces está bien estar solo, pero prefiero estar en buena compañía). Y vaya, ¡que hay días que no tengo mucho trabajo también!

Somos animales sociales. No se trata de ser mejor traductor siendo visible: se trata de ser mejor persona y, en definitiva, ser más feliz. A mí me funciona y me gusta. Me gusta traducir, me gusta diversificar haciendo cosas diferentes (algo que creo que es bastante importante para no depender de solo una cosa o quemarse) y me gusta pasármelo bien. Asistir a un congreso o escribir un blog te hará visible, pero no necesariamente mejor. Sigamos trabajando duro seamos visibles o no y entreguémonos a lo que nos gusta hacer aparte de traducir. 🙂

¡Comparte esta entrada! 🙂
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0
Pablo Muñoz Sánchez

Pablo Muñoz Sánchez

English > Spanish Game Translator
Soy traductor inglés > español con más de 8 años de experiencia especializado en localización de videojuegos y software. He traducido juegos como Metroid y Fire Emblem y ahora trabajo, entre otras cosas, como revisor para un gigante tecnológico. También soy cofundador de Traduversia, una plataforma de cursos online para traductores. Más sobre mí | Mis cursos | Mi web
Pablo Muñoz Sánchez
Pablo Muñoz Sánchez

¡Suscríbete al blog!

¿Te ha gustado lo que has leído?
Recibe nuevas entradas en tu correo e información exclusiva para suscriptores.

¡Apúntate gratis al curso online «Herramientas para la localización y la traducción audiovisual» de Traduversia!

Herramientas para la localización y la traducción audiovisual

Esto es lo que obtendrás si te apuntas:

  • Acceso gratuito e inmediato al curso online de Traduversia
  • 5 minicursos gratuitos por correo sobre localización, productividad, etc.
  • Cupones de descuento para matricularte en cursos de Traduversia a precio reducido

 

Y además, aprovecha este cupón exclusivo para lectores de Algo más que traducir. ;)

Cupón Algo más que traducir

20 comentarios

  1. Muy bien explicado, Pablo. Asistí hace un par de semanas por primera vez a uno de esos saraos y estoy más que contento de haberlo hecho. La cueva a veces se te cae encima y uno no es que sea un ermitaño. Se agradece escuchar a colegas que te cuentan sus vivencias con una cervecita en la mano y una sonrisa en la cara. 🙂

    • ¡Gracias, Darío! Sé que quizás me estaba repitiendo, pero simplemente quería dejar claro en una entrada y no solo en comentarios la otra cara de la moneda. En los #tratuimad todos tenemos nuestros problemas seguramente, pero nos olvidamos de ellos rápidamente con unas cañas y unas tapitas de por medio. 🙂

  2. ¡Hola, Pablo!
    Me encanta que hayas escrito esta entrada, puesto que estaba pensando en escribir una parecida, pero así, me la ahorro 😀

    El problema de la gente que lee nuestros blogs parece que piensan que así tendremos más trabajo o que somos mejores traductores y, como acabas de decir, no siempre significa lo mismo. Somos polifacéticos, los traductores. No sé quién (me) dijo que los traductores somos devoradores de información, que somos curiosos por naturaleza y que, por eso mismo, no podemos quedarnos de brazos cruzados y estar traduciendo todo el día, sino que hay que explorar otros campos que también nos llenan, como son los blogs. Para mí, además, es algo que está relacionado con algo que me toca de lleno ahora (la vida universitaria) y en un futuro, espero, no muy lejano, como es la traducción.

    ¡Buen post, Pablo, como siempre!

    Un abrazo.

    • ¡Hola, Isma!

      Je, je, pues nada, yo encantado de ahorrarte trabajo. 😀

      Efectivamente, alguna vez he mencionado lo de que tener este blog no me hace un gran profesional (aunque ayuda en el sentido de que escucho muchas opiniones de otros profesionales ;)), y de hecho en la charla de Laura Ramírez en Alicante me levanté para hacer este mismo comentario.

      Los verdaderos clientes no miran si tenemos blogs o no, pero bueno, no por ello vamos a dejar de escribir, ¿no? Yo hoy estoy un poco resfriado y no me apetece complicarme demasiado el día, así que simplemente estoy haciendo lo que siempre me ha gustado, escribir en este blog y no preocuparme de si ayer publiqué una entrada ni nada. Supongo que cuando menos visible quieres ser, más naturales te salen las cosas. 🙂

      Un saludo,

      Pablo

  3. Pues claro que sí. Hay que socializar por el simple hecho de socializar, si luego se hacen contactos, pues bien, pero lo que tampoco mola es ir a los saraos en plan trepa, que de todo hay en la viña del señor, aunque reconozco que de estos últimos me he encontrado con muy pocos.
    De todos modos, Pablo, tú sigue acudiendo a saraos y, si es por la zona levantina, mejor que mejor, que nos gustan tus visitas 🙂

    • Je, je, mira que iba a decir que me encanta ir a la Comunidad Valenciana y a Barcelona, pero me daba no sé qué ponerlo en la entrada. 😛 La gente de Castellón, Valencia y Barcelona sois como de mi familia, y me alegro un montón de que se hayan dado todas estas coincidencias y haberos conocido. Me apetece descansar un poco de tanto viaje, pero vaya, descuida, ¡que también hay que viajar por placer! 😀

  4. Hola Pablo:

    Me vas a permitir que te diga que esta entrada sobraba (pero ojo, te lo digo de buen rollo y te digo por qué ahora mismito 🙂 ). Toda exposición pública implica que va a haber gente a la que le vas a caer bien pero también gente a la que le vas a caer mal (e incluso que te va a tener envidia, no se sabe muy bien de qué pero hay de todo). Frente a eso, hay poco que hacer y, cuando publicas algo como esto, lo único que haces es alimentar a los troles. ¿Conoces la expresión “Excusatio non petita, acusation manifiesta”. Pues eso. Quien sabe como eres (y como somos los “””famosos””” de la blogocosa) no necesita excusas ni reflexiones de este tipo. Para lo único que va a servir es para que los troles sigan engordando.
    También es cierto que de los troles podemos aprender cosas. Para empezar, a no ser como ellos, pero también a reconocer que hay cierto grado de “descontrol” en el mundo saraístico/bloguero. Si todo esto nos tiene que servir para algo es para currárnoslo aún más cuando hablemos en público, a tener muy en cuenta que tenemos cierta “responsabilidad” con lo que decimos o dejamos de decir (sobre todo, cuando el público al que nos dirigimos son estudiantes) y que, en el fondo, si a alguien no le gusta lo que hacemos, pues también tenemos que pasar un poco, siempre que tengamos la conciencia tranquila de que lo que hacemos es bueno, bonito y barato (¡oiga! XD)

    • Hola, Olli:

      La verdad es que no tenía intención de alimentar a troles y demás. Simplemente quería poner en una entrada lo que tú mismo ya habías escrito en algún comentario o has dicho en público, porque no todo el mundo es consciente de todo lo que se dice en esos “recovecos”. Sé que es un poco repetirme, pero ya te digo, prefiero tener una entrada breve resumiéndolo todo en lugar de tenerlo todo esparcido por ahí. El objetivo era precisamente concienciar y sobre todo dejar por escrito lo que pienso, pues quien me conoce ya sabe lo que pienso de todo este tema. No era en respuesta a nada en concreto, o al menos esa no era mi intención si se ha visto así. 😛

      Saluditos,

      Pablo

      • ¡Muy buena entrada, Pablo! Como bloguera (y lectora de blogs) me parece una idea genial recopilar lo dicho en comentarios: como tú dices, no todos se leen esa sección (aunque es la que más aporta), así que nunca está de más hacer un resumencillo.

        Olli, si no recuerdo mal, ¿no fuiste tú el que hablaste de abrir una entrada hablando del tema visibilidad vs. calidad? Esta entrada, aunque breve, viene a decir lo mismo de lo que se habló en el ENETI (entre otros saraos).

        “Troll” es solo un nombre fashion que se le da a los tocapelotas/envidiosos/criticones de toda la vida, así que esta entrada es tan susceptible de ser criticada como cualquier otra. Sin embargo, creo que como bloguero estarás de acuerdo en que no se puede escribir pensando en gustar a todos (de hecho lo dices tú mismo al final), ¿no?

        Además, me sorprende que digas que esta entrada sobra; no alcanzo a entiendo cuál es el criterio que se sigue para encasillar de útil o inútil una entrada en un blog personal-profesional. Dices… “quien sabe como eres no necesita excusas ni reflexiones de este tipo”, la cuestión es ¿se escribe siempre para los mismos? ¿Es un blog un coto cerrado a nuevos lectores? ¿Hay que escribir solo dirigiéndose a tu público habitual?

        Saludos desde Salamanca 🙂

        • Merche:

          Relájate chiquilla, que vivirás más XD. Mi comentario no pretendía criticar esta entrada, sino más bien dejar claro el mensaje de “Don’t feed the troll”. Quizá mi sarcasmo sea raruno a veces (ni yo lo pillo a veces), pero nunca se me ocurriría decirle a Pablo lo que tiene o no tiene que publicar. Y si se ha entendido así, mis disculpas al universo. Mi estilo de comentar es muy follonero pero creo que ya nos conocemos todos de sobra como para saber que siempre voy de buen rollo y que no suelo entrar a criticar por criticar a nadie 🙂

          • ¡Gente! Tranquilidad y buenos alimentos, como dice mi padre. 🙂 Como decía antes, mi intención era precisamente dejar un resumen de lo que muchos ya sabemos pero que quizás otros se han perdido por no leer los comentarios o no haber asistido al ENETI o a la #JornadaUA. No era una entrada especialmente currada, se me ha encendido la bombilla esta mañana que estaba un poco relajado y he aquí el resultado. 🙂

            Saluditos,

            Pablo

  5. Isabel Ruano dice:

    Me encanta esta entrada. Yo también estoy de acuerdo en que hay que relacionarse con los demás traductores y siempre me apunto a todos los saraos traductoriles que puedo, incluso teniendo que trabajar el doble los días previos. La verdad es que me da mucha pena cuando surge algún contratiempo que me impide ir a alguno. En los que he estado he conocido gente fantástica con la que sigo manteniendo el contacto. Por lo tanto, yo recomiendo encarecidamente asistir a estos eventos.
    Saludos

    • Hola, Isabel:

      Sí, lo malo de asistir a un montón de saraos es que se te acumula el trabajo y los días previos pueden ser realmente un infierno. Por suerte, como has podido comprobar, desde luego merece la pena. 😉

      Un saludo,

      Pablo

  6. Laura Castro dice:

    ¡Hola Pablo!
    Me ha encantado ésta entrada. Los traductores que trabajamos desde casa tenemos muchas ventajas pero también desventajas y una de ellas es que a veces nos sentimos como ermitaños y éstos saraos, a parte de ser una fuente de nuevos conocimientos, nos proporcionan nuestra (muy necesaria) dosis de vida social.
    Un saludo.

  7. Gisella dice:

    Me siento muy identificada con tu entrada, Pablo. Nuestra profesión nos obliga a cultivarnos diariamente y que mejor forma que mediante la participación en congresos, donde además de presentar una ponencia, tienes la oportunidad de conocer a muchos especialistas de nuestro gremio y compartir experiencias. Salir de la “tradu-cueva” y socializarse es indispensable para el enriquecimiento de la actividad traductológica.

    • ¡Claro que sí, Gisella! Nada como abandonar nuestras traducuevas de vez en cuando para ver que hay mucho más que luz exterior. Por supuesto, también hay que conocer a gente que no sean traductores, no vaya a ser que la próxima fiesta o evento sea en otra traducueva. 🙂

      Un saludo,

      Pablo

  8. Es cierto que a veces los traductores que se pasan el día en casa trabajando como locos los enviadian a los que tienen esa presencia y que son conocidos en el sector. Claro que por eso no son inferiores como profesionales. Eso sí, él que sale a eventos o hace cosas para mejorar el intercambio de opinions con otros colegas, normalmente también se convierte en major traductor. Porque cada vez que uno va a un lugar diferente aprende, y cada contacto que hace le puede ayudar también en situaciones de “crisis de inspiración traductora”

    • ¡Hola, Gabriel!

      Muy bien dicho. Al igual que se aprende viajando, también se aprende de estar con otras colegas. Además, me encanta que, aunque se hable de traducción, luego se hable de todo un poco y parezca que has ido más a socializar que a “hablar de traducción”. 🙂

      Un saludo,

      Pablo

Deja un comentario