Algo más que traducir
Blog sobre traducción profesional, localización de videojuegos, software, aplicaciones móviles, sitios web y tecnologías de la traducción por Pablo MuñozTraductor inglés-español especializado en localización

Google, ese gran recurso para traductores

No puedo concebir la idea de traducir sin usar ordenador y, más concretamente, Internet. En la carrera de Traducción e Interpretación siempre se nos habla de documentarnos y buscar textos paralelos. Salvo algunos casos concretos como documentos jurídicos o legales, ¿hay quien no use Google para comprobar si la traducción literal de un término técnico es apropiada o bien para buscar información de lo que tenemos que traducir en la lengua hacia la que se traduce?

Por supuesto, hay que realizar búsquedas eficaces para hallar lo que buscamos. Hay múltiples recursos web que nos describen las funciones de búsqueda de Google aparte de la propia explicación de la página de Google, y merece la pena dedicar un tiempo a leer los resumidos consejos de TuFunción o la exhaustiva Google Guide. Para los más curiosos, el libro 55 Ways to Have Fun With Google (disponible en PDF) presenta una serie de divertidas propuestas para practicar con Google.

Cuando creo que el texto que tengo que traducir tiene bastantes dificultades o es muy largo, suelo documentarme un poco antes de concentrarme en la traducción. Normalmente suelo recurrir a la Wikipedia, pero está claro que muchas veces es insuficiente para nuestros propósitos. De hecho, una estrategia que utilizo muchas veces es buscar un término especializado en la Wikipedia y ver si tiene página en el idioma hacia el que traduzco para ver qué solución se propone.

Como traductor, el mayor uso que le doy a Google es como vía de resolución de problemas terminológicos y para encontrar colocaciones adecuadas. Así, una de las búsquedas que suelo hacer es, por ejemplo, “término English”, “término glossary English Spanish” o “término wordreference”, todas ellas sin el uso de las comillas. Evidentemente, no es un sistema infalible, pero muchas veces da resultado. Por supuesto, hay que tener criterio para saber si lo que se ha encontrado es pertinente o no. Cuando no encuentro nada, al menos intento saber qué significa el término en la lengua origen mediante la instrucción “define: término” (sin comillas).

Pero no siempre hay que recurrir a estas búsquedas. En el caso de la traducción científica y técnica, muchas veces basta con traducir literalmente el término en cuestión y comprobar si aparece en Google con un número de resultados aceptable. Como puede haber varias alternativas, una forma de comprobar cuál es la más apropiada es hacer varias búsquedas o usar Google Fight para contrastar búsquedas. Como opinión personal, prefiero buscar varias veces en Google, ya que permite ver el contexto.

En el caso de la traducción inversa (cuando se traduce de la lengua materna hacia una extranjera), recurro mucho a Google cuando no estoy seguro de algunas colocaciones. Es cierto que para eso están las gramáticas y que en principio deberíamos dominar la lengua extranjera tanto que ni dudásemos sobre gramática, pero… ¿acaso es siempre así?

En cuanto a la traducción de términos muy técnicos con origen latino o griego, lo normal es seguir las reglas del idioma hacia el que se traduce y buscar en Google. Por ejemplo, si en francés tenemos anticholinestérasiques, probaremos a buscar anticolinesterásicos (ojo a las tildes). Una gran ventaja que nos ofrece este buscador es que si nos equivocamos en alguna letra se nos proponen otras sugerencias, que normalmente son la solución que buscábamos.

En definitiva, que aunque en la facultad nos muestren la existencia de importantes bases de datos o enciclopedias especializadas (como Medline o Aranzadi en las que buscar textos paralelos o nos enseñen el uso de tesauros, Google y unas cuantas estrategias de búsqueda nos bastan a menos que tratemos con textos muy concretos. Por supuesto, hay que conocer otros recursos como Acronym Finder, que al fin y al cabo encontré mediante Google.

¡Comparte esta entrada! 🙂
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0
Pablo Muñoz Sánchez

Pablo Muñoz Sánchez

English > Spanish Game Translator
Soy traductor inglés > español con más de 8 años de experiencia especializado en localización de videojuegos y software. He traducido juegos como Metroid y Fire Emblem y ahora trabajo, entre otras cosas, como revisor para un gigante tecnológico. También soy cofundador de Traduversia, una plataforma de cursos online para traductores. Más sobre mí | Mis cursos | Mi web
Pablo Muñoz Sánchez
Pablo Muñoz Sánchez

¡Suscríbete al blog!

¿Te ha gustado lo que has leído?
Recibe nuevas entradas en tu correo e información exclusiva para suscriptores.

¡Apúntate gratis al curso online «Herramientas para la localización y la traducción audiovisual» de Traduversia!

Herramientas para la localización y la traducción audiovisual

Esto es lo que obtendrás si te apuntas:

  • Acceso gratuito e inmediato al curso online de Traduversia
  • 5 minicursos gratuitos por correo sobre localización, productividad, etc.
  • Cupones de descuento para matricularte en cursos de Traduversia a precio reducido

 

Y además, aprovecha este cupón exclusivo para lectores de Algo más que traducir. ;)

Cupón Algo más que traducir

4 comentarios

  1. Pues sí, hoy en día es muchísimo más fácil traducir. Y más que por las palabras (vocabulario), por las cuestiones de conocimientos culturales. Por ello también es más grave que nunca cometer algunos errores.

    Gracias por el enlace. Os ponemos también uno a vuestro blog.

  2. Me encanta tu blog Pablo – Lo de Google fight es genial…

    Yo suelo recurir a todos las maneras que propones, define, glosario y el término etc. Me lo que me encanta cuando no logró encontrar la palabra en inglés (soy irlandesa) es http://www.visuwords.com/search.php porque ayuda distinguir entre los usos del misma palabra..

    Gracias y sigue escribiendo! Voy a leer el resto de tus posts.

  3. Pablo Muñoz Sánchez dice:

    Thank you so much, Lydia! I really like Ireland, I lived in Dublin for 9 months as Erasmus student 🙂

Deja un comentario