Algo más que traducir
Blog sobre traducción profesional, localización de videojuegos, software, aplicaciones móviles, sitios web y tecnologías de la traducción por Pablo MuñozTraductor inglés-español especializado en localización

Fallece Enrique Alcaraz Varó

El catedrático de Filología inglesa Enrique Alcaraz Varó, famoso en el ámbito de la traducción por sus inigualables esfuerzos en la traducción jurídica del inglés al español y viceversa, falleció el pasado 26 de abril tras una larga enfermedad según recoge el diario información.es. Aunque llego un poco tarde y ya hay seguidores que le han dedicado unas emotivas palabras, me gustaría ofrecer mis condolencias a sus familiares. Si bien nunca tuve el placer de conocerle, sí que he usado innumerables veces su Diccionario de términos jurídicos. Inglés-Español, Spanish-English y su Diccionario de términos económicos, financieros y comerciales, Inglés-Español/Spanish-English, ambos realizados con la colaboración de Brian Hughes, fallecido también hace unos años.

DEP

 Fallece Enrique Alcaraz Varó

¡Comparte esta entrada! :)
facebook Fallece Enrique Alcaraz Varó0twitter Fallece Enrique Alcaraz Varó0google Fallece Enrique Alcaraz Varó0linkedin Fallece Enrique Alcaraz Varó0
 Fallece Enrique Alcaraz Varó

Pablo Muñoz Sánchez

English > Spanish Game Translator
Traductor inglés > español con más de 6 años de experiencia especializado en localización de videojuegos y software. He traducido juegos como Metroid, Donkey Kong, Silent Hill y Fire Emblem. ;) Más sobre mí | Mi web
 Fallece Enrique Alcaraz Varó
 Fallece Enrique Alcaraz Varó
 Fallece Enrique Alcaraz Varó

¡Suscríbete al blog!

¿Te ha gustado lo que has leído?
Recibe nuevas entradas en tu correo e información exclusiva para suscriptores.

38 comentarios

  1. Fue profesor mío y su hija compañera mía del máster, no tengo ahora mismo su e-mail, pero creo que conozco a alguien que sí y, de todas formas, tengo el teléfono de ella, así que, cuando vuelva a hablar con ella (la vi ayer en el funeral) le puedo dar tus condolencias. Te puedo decir que, además de un gran traductor era una gran persona, siempre sonriente, con mucho sentido del humor, muy amable… Y Brian Hughes, que también fue profesor mío, lo mismo.

  2. ¡Ah! Y gracias por el enlace a mi blog.

  3. Pablo Muñoz Sánchez dice:

    No tienes nada que agradecer, mujer. Seguro que muchos que no tienen blog piensan lo mismo que yo. Sus diccionarios eran de los más usados en nuestra facultad.

    Qué honor tiene que ser haberle conocido. Muchas gracias por todo.

  4. Con blog y sin blog muchos pensamos lo mismo. Como dijo el cura en el funeral, no es una exageración decir que se ha perdido una gran referencia intelectual no sólo en la Universidad de Alicante, sino a nivel nacional e, incluso, internacional. Además, su curiosidad por la lengua inglesa le llevó a estudiar diferentes aspectos, no sólo escribió diccionarios bilingües de todo tipo, sino también manuales de fonética, morfosintaxis, comentario de textos… Y, aún estando enfermo, quería continuar escribiendo, publicando y dando clase, hasta el final.

  5. Pablo Muñoz Sánchez dice:

    Sí, he revisado su bibliografía y es ciertamente grande y variada. Creo que le echaré un vistazo a alguno de sus libros, que por el momento solo he utilizado sus diccionarios.

    Gracias por la información.

  6. Selphie dice:

    Yo estudio Traducción en la UA y desde que le escuché en el I Coloquio Lucentino de Traducción estaba deseando llegar a 3º para tenerlo de profesor. Da rabia que se vaya gente que tiene tanto que aportar y que todavía podría haber hecho muchas cosas.
    Precisamente hace unos días la profesora que nos da trad. jurídica nos dijo que Alcaraz estaba de baja, pero que si podía vendría a darnos alguna clase magistral…
    Que descanse en paz y mi pésame a la familia y amigos.

  7. Qué pena, Selphie, que te lo perdieras. Y que te perdieras también a Brian. Sin embargo, tengo la esperanza de que los nuevos traductores aportéis tanto o más a la UA y a la traducción como ellos.

  8. Elena Andreu Ortín dice:

    Hola,
    Fui alumna de Enrique en 1998-1999 y me ha dado mucha tristeza la noticia de su muerte en manos de la peste de nuestro siglo. Todos los que estamos trabajando en el campo de la lingüística, traducción o enseñanza del inglés le debemos mucho, no sólo porque haya dejado obras imprescindibles y de gran utilidad para el quehacer diario en nuestras profesiones, sino porque fue un gran profesor, entrañable y una excelente persona.
    Expreso desde aquí mi más sincero dolor, y las condolencias para su familia, sus compañeros y amigos.

  9. ana eiroa dice:

    Soy la mujer de Brian Hughes y, aunque desolada ante la muerte de Enrique, encuentro consuelo al leer lo que escribís tanto de él como de nuestro Brian.
    Gracias a todos los que recordáis a dos seres tan excepcionales.

  10. Pablo Muñoz Sánchez dice:

    Vaya, veo que el mensaje ha tenido repercusión. Mi más sincero apoyo a todos.

  11. Pues sí, Pablo, eso parece. No era para menos.

  12. Elisabeth dice:

    Yo al ser estudiante de francés no tuve la oprtunidad de conocerles ni a él ni a Brian, pero han sido dos grandes pérdidas para nuestra facultad. Por cierto, fui alumna de Ana Eiroa hace como dos años, una buena profesora :))

  13. Carlos Alberto Jaimes dice:

    Dr. Don ENRIQUE ALCARAZ V.

    Bueno, al final fui uno de los colombianos afortunados al tenerlo como profesor en dos cursos del doctorado en traducción de UA.

    Las palabras de Ana Alonso: “no es una exageración decir que se ha pérdido una gran referencia intelectual no sólo en la Universidad de Alicante, sino a nivel nacional e, incluso, internacional”, ratifican la obra y vida al servicio continuo a la comunidad universitaria de un gran hombre ( colmado de grandes adjetivos que no alcanzan a describirlo) que compartió su “saber” de una manera siempre agradable y cordial que lo caracteizaban.

    Gracias Dios por dejarme conocer a Personas de la embergadura de Hughes y Alcaraz.

    Descanse en paz.

  14. María Mondéjar dice:

    Sin duda alguna el mejor profesor que tuve en la universidad. Sus clases eran intensas, activas, participativas, buenísimas.
    Era buen profesor y buena persona.

    Lo siento muchísimo.

  15. Lo he sentido muchísimo al enterarme de la noticia. Como dice María, sin duda el profesor con el que más aprendimos y disfrutamos en la universidad, no sólo por sus grandísimos conocimientos sino también por su sencillez, su buen trato con los alumnos y por ser un gran pedagogo. Lo único que me alegra es pensar que ya estará allí arriba con Brian planenado su próximo libro…

  16. Fernando Rodríguez de la Torre dice:

    Yo conocí a Enrique Alcaraz en marzo de 1960, al matricularnos por “estudios libres” del 1º de Filosofía y Letras en la Universidad de Murcia. Hace más de 48 años. Éramos los dos únicos residentes en Alicante que trabajábamos (él, como auxiliar administrativo en el Instituto de Bachillerato; yo era Técnico de la Seguridad Social y le llevaba ocho años) y habíamos decidido licenciarnos por estudios libres. (Su hermano Paco también empezó a estudiar Derecho por libre). Nos hicimos amigos y más al saber que éramos casi vecinos (el vivía en la calle Sevilla y yo en la de Cronista Viravens) por lo que constituimos una pareja inseparable de estudiantes autodidactas, tanto en su casa como en la mía (yo ya estaba casado). Tenía un don para las lenguas; gracias a él aprobé el Latín, el Latín vulgar y la Gramática histórica española; yo le daba Geografía, Arte, Filosofía y algo más. Me contó que había hecho el Preuniversitario en los Estados Unidos, gracias a aprobar una dura selección en el Consulado de EE. UU. en Valencia para una Beca Fulbrigth que ganó, cómo no. Estando en América murió su padre. Por eso, al volver, tuvo que ponerse a trabajar. Después de aprobar los dos cursos comunes (16 asignaturas obligatorias) él siguió una rama extraña de “Cultura moderna” y yo la de Geografía e Historia. Me dijo que no tenía ningún interés en estudiar Filología Inglesa, pues “ya se sabía todo lo que podían enseñarle”. Para ganar más dinero se hizo Intérprete Jurado de inglés (traducía documentos notariales de compra de apartamentos por los turistas cuando empezaba el boom turístico). Para jurar como Intérprete Jurado ante el Gobernador Civil tenía que tener el título de Inglés de la Escuela Oficial de Idiomas de Madrid, única existente en España entonces. Enrique se fue a Madrid, se matriculó de los 5 cursos, y los aprobó ¡en un día!
    Terminada la licenciatura se le concedió una beca para realizar estudios superiores en la Universidad de Reading (Inglaterra). Se casó y se fue con Esperanza, su mujer, a pasar un curso de luna de miel aprendiendo didáctica inglesa. Cuando volvió hizo oposiciones a Profesor Adjunto de Instituto, a Catedrático de Instituto y a Catedrático de Escuela del Magisterio, una tras otra, en cuyas oposiciones siempre obtuvo el nº 1 o el 2. Pronto le dieron otra beca para estudiar Filología Comparada en Georgetown (EE.UU.). En aquel curso (él, el único español) se dio cuenta que había que revolucionar la metodología y la didáctica inglesa en España. Publicó docenas y docenas de textos para escolares, para bachilleres y para alumnos de Magisterio.
    Era Director de la Escuela del Magisterio de Alicante cuando se creó la Universidad en la década de los 70. Le llamaron para formar el núcleo de estudios de Filología Inglesa. Hizo en poco tiempo la Tesis Doctoral y obtuvo la cátedra (los catedráticos del Tribunal le dijeron: “sabes más que nosotros”). Sus obras fundamentales fueron: “Didáctica del inglés” (1983), “Fonética inglesa para españoles” (1983) y “Morfosintaxis inglesa para hispano hablantes” (1984), unos materiales muy importantes y básicos. Luego vino su dedicación al “inglés para fines específicos” (English por Specific Purposes), con sus famosos Diccionarios de términos jurídicos (1992, 10ª ed. actualizada, 2007), seguida por los de términos económicos y financieros, marketing y publicidad, turismo y ocio, de la piedra natural y el farmacológico (2007). De esta actividad, el jurídico fue un hito muy fuerte en el mundo anglosajón y en el mundo iberoamericano, que le llevó a dar muchísimos cursos a otras Universidades de España y del extranjero, al CGPJ, a los de la UE en Bruselas y a la Asociación de Traductores de la Corte Suprema de California. Y como consecuencia, sacó como hijuelas, los libros “El inglés jurídico” (1994), “El inglés jurídico norteamericano” 2001) y “El español jurídico” (2002). También “Las lenguas profesionales y académicas” (2007).
    Yo, siguiendo mi carrera profesional en la Seguridad Social, ascendí en 1968 y me mandaron a La Coruña y en 1971 a Madrid como Inspector Nacional. Me hubiera gustado seguir una carrera docente en la Universidad, hice mi doctorado en Geografía Física en Barcelona, y he publicado algunos libros. Desde mi ausencia de Alicante Enrique y yo hemos mantenido una constante y cordial correspondencia y cuantas veces he ido a Alicante siempre nos hemos citado y hemos charlado, contándome cosas de su Departamento y de sus muchos viajes. Me envió por correo bastantes libros dedicados. Ingresé en la cofradía de los españoles cancerosos en 2002 y se interesó mucho por mi salud. Llevo seis años y parece que estoy venciendo en la supervivencia. Cuando el sábado 26 me llamó su hija Beatriz informándome de su fallecimiento no me lo podía creer.
    Voy a terminar este largo “rollo” relatando una anécdota que me contó Enrique hace muchos años, más de veinte. Lo mandaron a Estrasburgo en representación del Rector de la Universidad a una Conferencia europea de Rectores. Cuando tocó hablar a España, a ruego de todos los Rectores asistentes, el discurso español fue pronunciado por Enrique en la lengua de la Conferencia: ¡en francés!

  17. Clarisa Taylor dice:

    Como alumna suya e inglesa nativa que soy tuve la ocasión de entablar largas conversaciones con él. Tenía un impecable inglés y excelente conocimiento de la lengua inglesa.

    Me enorgullece haber conocido tan excepcional persona.

    Mi más sincero pésame a su familia.

    Que descanse en paz.
    “Let the perpetual light shine upon him”

  18. Almudena Ontoria dice:

    Le deseo expresar mis más sinceras condolencias a su familia y a sus compañeros en la Universidad de Alicante.
    Es una gran pérdida para el mundo académico y para los alumnos de traducción que, sin duda, van a notar su ausencia, ya que fue un profesor inigualable, un referente y una fuente de inspiración para muchos, no sólo por los conocimientos que impartía, sino por su categoría humana excepcional.
    Sus clases no consistían sólo en la enseñanza de materia académica, sino que eran casi una lección de vida. Me licencié en el 2005 y desde entonces he pensado más de una vez en lo que nos enseñaba acerca de la vida, siempre con una amable sonrisa y con su carcterístico buen humor.
    Me siento muy agradecida por haber tenido la suerte de ser alumna suya.
    Descanse en paz

  19. Pablo Muñoz Sánchez dice:

    De verdad, muchas gracias por compartir vuestros comentarios y experiencias, especialmente a Fernando. Ha sido muy bonito leer vuestra historia y conocer un poquito más de Enrique.

  20. Mariate Mateo dice:

    Sencillo, correcto, brillante, un erudito de la palabra que al ritmo de las habaneras nos enseñó a amar una lengua que hoy sentimos como nuestra. La vida debería guardar de los idus a personas como Enrique para que pudiesen seguir alimentando con su conocimiento los corazones de quienes tenemos todavía mucho que aprender.
    Mi más sentido pésame para su familia.
    Descanse en paz.

  21. Arttu S. dice:

    Yo también tuve la suerte de disfrutar de sus clases magistrales, lecciones sobre la vida, conocimientos y buen humor. Uno de los pocos profesores que realmente dejan huella en los alumnos durante su paso por la Universidad. Hemos perdido a un referente de la traducción y del mundo académico, pero sobre todo a una gran persona.

  22. Inma Álvarez de Mon dice:

    Mi más sentido pésame para la familia del Dr. Alcaraz.

    He estado recientemente en la universidad de Alicante y el doctorando Carlos Alberto Jaimes Guerrero me dio a conocer este blog y no podía menos que escribir unas palabras.

    Conocí personalmente al Dr. Enrique Alcaraz en 1986, cuando fue el presidente de mi plaza de titular de escuela universitaria en la UPM. Hasta entonces, sólo lo conocía a través de sus libros; en especial, su libro de didáctica, que me impulsó a pensar que iba a entender la enseñanza del inglés en el ámbito de la ingeniería, como así fue. Desde entonces, volvió a la Universidad Politécnica de Madrid en múltiples ocasiones. Siempre me animó, así como al resto de los profesores del Departamento, en nuestro trabajo y a superarnos en nuestra formación académica. Cuando leí la tesis doctoral, estuvo en mi tribunal y fue también el presidente de mi cátedra de Escuela. Ha sido para mí, como para otros muchos, un padre profesional. Gracias por todo Enrique y, que desde arriba, nos sigas animando.

  23. DeusExMachina dice:

    Estimados amigos,

    Ya he enviado este correo a este y otros foros semejantes. Espero que esta vez no se vea censurado. Todos vuestros comentarios son muy representativos de personas a quien el Sr. Alcaraz ha enseñado su particular versión de la Filología. Sin embargo, quienes trabajamos dentro de los departamentos de Filología Inglesa en España sabemos bien cuánto daño ha hecho el Sr. Alcaraz a esta disciplina, sobre todo por su política de fomentar la ignorancia y el pasteleo intelectual entre sus amiguetes. Todo hay que decirlo. Aun así, d.e.p.

  24. Isabel K. León Pérez dice:

    El Sr. Enrique Alcaraz fue presidente del tribunal en mi tesis doctoral y, sin olvidar que ejerció su labor de forma sabia, brillante e impecable, he de decir para hacerle justicia que ha permanecido en mí una huella suya, por su simpatía, generosidad y elevada talla humana. Nunca olvidaré lo agradecido y feliz que estaba al pisar estas tierras Canarias que, como él dejaba ver con su entusiasmo, le maravillaban. Le estoy para siempre agradecida.

  25. Beatriz Alcaraz dice:

    Hola a todos,

    quería daros las gracias por las cariñosas palabras de recuerdo hacia mi padre. Estamos muy emocionadas mi madre, mis hermanas y yo con todas las muestras de afecto recibidas.
    Mi padre era un hombre fuera de serie, una referencia, un Maestro y el mejor padre que nos ayudó y nos apoyó siempre y en cualquier momento de nuestra vida. Es para mi una suerte y un orgullo ser su hija.

    Gracias de todo corazón.

    Beatriz Alcaraz

  26. Blanca Navarro dice:

    Estudie Filologia Inglesa en Alicante, de 1989 a 1994, y tuve a Brian y a Enrique como profesores execepcionales, tambien estaba Bryn Moody y John Eastman a los que siempre recordare como a ellos por su interés y valía profesional. Siento muchísimo su pérdida pero confío en que desde algún lugar nos guarden y sigan orientándonos en el aprendizaje de la Lengua Inglesa.
    Os llevo conmigo,
    Blanca

  27. Hola Pablo,

    Brian Hughes y Enrique Alcaraz fueron profesores míos tanto en filología como en el Máster de Traducción en la Universidad de Alicante. Me he enterado hoy mismo del fallecimiento de ambos porque iba a proponerles a los dos si querían formar parte del jurado de la segunda convocatoria de un concurso literario de relato corto que organiza el Hotel Montíboli (si os interesa participar las bases están publicadas en http://www.montiboli.es).

    Iba a buscar bibliografía de los dos en internet cuando he visto la triste noticia. Un fuerte abrazo a la familia de ambos y para mí también ha sido un honor tenerlos de profesores.

    Recuerdo además con especial cariño a Enrique Alcaraz porque le tenía un gran cariño y le recordaré siempre.

    Pablo, soy Pepi, si me quieres escribir hazlo al correo que he puesto y a ver cuando hacemos alguna cena o reunión de antiguos alumnos. ¿Sabes algo de Germán?.

    Un abrazo. Pepi

  28. Lo cierto es que yo también fui una persona muy afortunada ya que fuí alumna de Enrique Alcaraz. Para mí fue una persona inolvidable de los pocos profesores que tuve en la Universidad y con quienes realmente aprendí. De hecho era muy generoso y muy encantador con sus alumnos y resto de compañero. Dondequiera que esté, le mando un beso muy grande y que siga ayudandonos con su talento y se pueda sentir orgulloso de todo lo que hizo por nosotros.
    Hoy en día trabajo como profesora y ha sido un honor haberle conocido.

    Hasta siempre Don Enriqiue Alcaraz.

  29. Aunque ya ha pasado tiempo desde el fallecimiento, gracias por compartir tu opinión, Mª Remedios. Como comentas, seguro que fue todo un honor haberlo tenido como profesor.

  30. Hola

    Por casualidad y buscando un libro he aterrizado en tu blog. Estudié con Enrique Alcaraz y con

    Brian (81-86), con Kevin y gente de la que guardo muy buenos recuerdos. Sabía que ambos

    habían fallecido pero encontrar esta página me ha hecho volver al pasado y recordar lo fácil y ameno que

    ambos nos hacían las clases. Fueron profesores muy humanos y entrañables.

    Recuerdos desde la lejanía del presente.

    • Lourdes Aznar dice:

      Hola Nieves:
      Fuimos compañeras de promoción y yo también guardo un grato recuerdo de Enrique y de los compañeros. Éramos algo menos de 30 alumnos en esa promoción (81-86)y para nosotros Enrique fue más que un profesor. Su calidad humana era extraordinaria; su relación con nosotros fue entrañable y el legado académico que nos dejó es muy importante e imborrable. Era mi Director de tesis y siento la tristeza de no haberla terminado a tiempo porque se he perdido mi gran referente. Ha sido, para todos los que le han conocido, un MAESTRO de la vida y del conocimiento, a quien aún quedaba mucho por hacer.

      Un saludo
      Lourdes Aznar

      • Hola Lourdes:

        Un comentario realmente emotivo. Qué gran suerte que lo tuvieras como profesor y, como bien dices, algo más que eso.

        Saludos,

        Pablo

      • Hola Lourdes
        Un saludo muy especial, es verdad que fuimos una promocion privilegiada en muchos aspectos.
        Si quieres ponerte en contacto conmigo me encontras en facebook.(Nieves erades.)
        un saludo

        • Lourdes Aznar dice:

          Hola Nieves:

          No estoy en Facebook y no sé cómo localizarte.

          De vez en cuando, algunos compañeros de la promoción nos reunimos y sería estupendo volver a verte. Además, 2011 es nuestro XXV aniversario de promoción.

          ¡A ver si nos vemos!

  31. Hola Nieves:

    Muchísimas gracias por compartir tu opinión. Qué pena no poder haber asistido nunca a sus clases.

    Saludos,

    Pablo

  32. Buenas tardes,
    Por sorpresa me he encontrado con esta noticia y por lo que he leido, Don Enrique Alcaraz ha sido además de una gran persona , un gran Maestro. Desde Sevilla, las condolencias de una actual profesora que ha “trillado su libro” en pro de mejorar su labor docente. Descanse en paz.

    • Hola, Susana:

      Gracias por pasarte por aquí y por tu comentario. Aunque hace ya tiempo de la noticia, sin duda el mundo de la traducción aún siente la pérdida de Enrique. Por suerte, aún hay gente como tú que hace lo posible por hacer que una clase de traducción sea lo más provechosa posible.

      Un saludo,

      Pablo

Trackbacks

  1. [...] de esta temática en la misma universidad y ha quedado muy contenta. Qué lástima que ya no estén Enrique Alcaraz Varó y Brian Hughes, reconocidos expertos en la traducción jurídica y económica, para compartir sus conocimientos [...]

Deja un comentario