Algo más que traducir
Blog sobre traducción profesional, localización de videojuegos, software, aplicaciones móviles, sitios web y tecnologías de la traducción por Pablo MuñozTraductor inglés-español especializado en localización

La explosión de los blogs de traducción

La explosión de la blogosfera de la traducciónEl otro día, durante el webinar que impartí sobre blogs y traducción en el curso Traductores 2.0 de Educación Digital, me preguntaron que si pensaba que ahora había una saturación de blogs de traducción. Yo respondí que, efectivamente, parece que cada día un traductor profesional o estudiante se abre un blog de traducción, pero… ¿acaso eso es malo?

Hoy es sencillísimo crearse un blog de cualquier tipo, ya que no tenemos que dedicar más de 5 minutos en WordPress.org o Blogger para tenerlo todo listo para publicar (otra cosa es que haya que personalizarlo luego, claro). Sin embargo, la cantidad de energía que necesitas para mantener un blog es inimaginable hasta que te pones. Que si falta de tiempo, que si no estoy inspirado, que si me faltan ideas… Yo mismo he pasado por todas esas etapas (sobre todo la primera), y la verdad es que, si tengo que dar una razón para decir que hoy sigo escribiendo (aunque no con tanta frecuencia como antes), es porque disfruto muchísimo compartiendo mis reflexiones con todos vosotros.

¿Por qué crear un blog? Existe la creencia de que tener un blog hará que te llegue un trabajo maravilloso con el tiempo. Yo soy el primero que ha tenido cierto éxito gracias al blog, pues trabajé en Nintendo gracias a la visibilidad del blog, así como en la empresa en la que trabajo a media jornada en Madrid ahora mismo. Y ya no solo eso, sino que me han mandado ciertos encargos o me han invitado a charlas por la visibilidad del blog. Sin embargo, creer que mi caso es extrapolable a todo el mundo sería un error, pues cada uno tiene sus circunstancias y yo por ejemplo contaba con la ventaja de que no había tantos blogs de traducción cuando creé el mío, pero sí que estoy muy de acuerdo en que, si te lo curras, al final conocerás a mucha gente del sector que te respeta y tendrás una gran carta de presentación de cara a gente que busque tus servicios. Como dice Enrique Dans en una ponencia sobre marca personal que recomiendo ver si tienes tiempo, el secreto de tener éxito es trabajo, trabajo y trabajo.

A mí me encanta conocer a alguien en persona, Twitter o Facebook y ver que tiene un blog, porque así me fijo en cómo escribe y qué piensa. Además, que aunque uno piense que ya se ha hablado de todo, todos tenemos puntos de vista diferentes y siempre se aporta algo nuevo. Pero me gusta, sobre todo, que un blog se actualice con cierta regularidad para ver la evolución de las personas. Yo por ejemplo estoy enamorado de tres blogs precisamente porque he visto el crecimiento de las personas y de sus marcas personales: El arte de traducir (¿para cuándo el nombre de dominio, Eva?), Aventuras de una traductora-intérprete en Madrid y El traductor en la sombra (de nuevo: ¿para cuándo el nombre de dominio, Isabel? :-)). Los he visto nacer y, sobre todo, crecer, porque basta con mirar el número de entradas que tienen para darse cuenta de que sus autoras saben de lo que hablan.

Los demás no os pongáis celosos, porque no he dicho que no me gustéis. Solo que estos tres blogs llevan años de ventaja y mucho escrito. Me encanta ver que otros compañeros se han sumado a la misma aventura que inicié yo en mayo de 2007 (¡hace casi 5 años ya!), y es que tienen que venir nuevas generaciones de blogueros para aportar cierta frescura al panorama. Por poner ejemplos, Traducir&Co lleva ya una carrera impresionante a pesar de su corta vida; El traductor errante ha sabido ir más allá y hasta hizo que muchos contáramos alguna de nuestras intimidades; siempre es una delicia leer las palabras de Rai en Letras de Sastre; y en Traducir para contarlo, podemos disfrutar de la excelente serie de motivación para traductores.

Cuando he hablado de blogs en charlas o cursos, siempre empiezo diciendo lo mismo: me encanta escribir en el blog porque aprendo mucho mientras escribo y porque luego, con los comentarios, me siento como si me tomara un café con todos vosotros. Y ver que cada vez hay más cafeterías abiertas y conversaciones de todo tipo es realmente gratificante. No os voy a decir que os creéis un blog porque cada uno tiene sus motivaciones, pero sí que os invito a pasaros de vez en cuando por estas cafeterías 2.0 (aparte de Twitter, que es el bar 2.0 como diría Curri) y charlar un rato. 🙂

¡Comparte esta entrada! 🙂
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0
Pablo Muñoz Sánchez

Pablo Muñoz Sánchez

English > Spanish Game Translator
Soy traductor inglés > español con más de 8 años de experiencia especializado en localización de videojuegos y software. He traducido juegos como Metroid y Fire Emblem y ahora trabajo, entre otras cosas, como revisor para un gigante tecnológico. También soy cofundador de Traduversia, una plataforma de cursos online para traductores. Más sobre mí | Mis cursos | Mi web
Pablo Muñoz Sánchez
Pablo Muñoz Sánchez

¡Suscríbete al blog!

¿Te ha gustado lo que has leído?
Recibe nuevas entradas en tu correo e información exclusiva para suscriptores.

¡Apúntate gratis al curso online «Herramientas para la localización y la traducción audiovisual» de Traduversia!

Herramientas para la localización y la traducción audiovisual

Esto es lo que obtendrás si te apuntas:

  • Acceso gratuito e inmediato al curso online de Traduversia
  • 5 minicursos gratuitos por correo sobre localización, productividad, etc.
  • Cupones de descuento para matricularte en cursos de Traduversia a precio reducido

 

Y además, aprovecha este cupón exclusivo para lectores de Algo más que traducir. ;)

Cupón Algo más que traducir

76 comentarios

  1. Antes de nada, muchas gracias por “querer” tanto a mi blog, que es más una extensión de mis neuras en el trabajo (un mini-yo) que otra cosa.
    Cuando empecé a escribirlo me preguntó una persona que para qué lo hacía, total, ya hay tantos blogs, uno más, ¿qué puedes aportar?
    No sé si realmente aporto algo o no, eso es muy complicado de determinar pero hay una cosa que se comentó en la mesa redonda de blog de la APTIC en noviembre que creo que es verdad: si no escribes lo que piensas y sientes no funciona.
    Ya no me refiero al número de visitas, sino a la supervivencia del blog. Si escribes sobre temas que no te interesan no vas a pasar de las diez entradas.
    Yo reconozco que fue una necesidad vital y que hay entradas que me gustan más que otras (y algunas han acabado en la papelera). Pero desde que nació el blog entro en las cabinas y si veo algo curioso o pasa algo, lo primero que pienso es: “esto es perfecto para el blog”.
    Hace que el trabajo sea más divertido y me ha permitido charlar en los comentarios con gente y profesionales.
    Tu blog ha sido una gran fuente de inspiración (igual que el de Bootheando y el de Curri)y he seguido tu consejo, el blog ya tiene su nombre de dominio.

    • ¡Hola, Aída!

      Creo que lo de que me encanta tu blog te lo había dicho ya alguna vez. 🙂 Tienes mucha razón en eso de que hay que escribir, ya sabes desde, desde el corazón. 😛 Alguna vez veo que una empresa de traducción se abre un blog y eso significa no saber cómo funciona esto. Es como lo de ser community manager: antes que nada, tienes que conocer sobre qué hablas desde dentro, no es “voy a crearme un Twitter para mi empresa”.

      Yo ahora estoy en la etapa de “estoy ya algo viejo para esto”, pero sí, he tenido muchas veces esa sensación de “esto va para el blog”. 🙂

      Muchas gracias por pasarte por aquí y nada, ¡espero que nos veamos pronto!

      Un saludo,

      Pablo

      • Al final he acabado poniéndote la tilde en el nombre otra vez… ¡No aprendo! 😛

        • Tranquilo, me pasa mucho, un profesor me suspendió en la universidad por no poner tilde en mi nombre y tuve que sacar el DNI para demostrar que no mentía.

          Desde el corazón, como tú sabes, es como se escribe mejor. Lo que pasa es que a veces lo que nos interesa no atrae a tantos lectores, aún así, creo que es mejor ser fiel a uno mismo y seguir aprendiendo de los demás. Yo llevo año y medio y no paro de aprender de otros blogs

  2. ¡Hola!
    Soy una alumna del curso Traductores 2.0 y seguí el webinar que impartiste hace dos semanas. Nos motivaste mucho a crear el blog y a continuarlo. La verdad es que cuando nos plantearon hacernos un blog me entraron muchas dudas sobre qué escribir, de qué tratar… porque, tal como has dicho, se cree que ya se ha hablado de todo. Sin embargo, de todo se puede aprender y publicando mis reflexiones y mis dudas se puede aprender mucho de los demás y de lo que puedan aportar. Además, hace ilusión cada vez que alguien pasa por el blog y te comenta, es como si estuvieras tomando un café con ellos, jaja (me ha encantado esta comparación).
    Yo hace poco que he creado mi blog pero poco a poco lo iré elaborando y perfeccionando.

    Seguiré pasando por aquí, hasta pronto 🙂
    Gemma

    • ¡Hola, Gemma!

      Vaya, no sabía que tenías un blog, le acabo de echar un vistazo. 🙂 ¿Ves? Comentar es una buena forma de darse a conocer cuando uno crea un blog. Como digo, el principio en realidad es lo más fácil, así que ¡ánimo y a seguir escribiendo!

      Un saludo,

      Pablo

  3. Hola!
    Me he sentido muy identificada con esta entrada porque creé mi blog de traducción ayer por la tarde. Por supuesto, no espero ser famosa por mi blog, pero como paso gran parte del día traduciendo, viendo vídeos sobre traducción, estudiando un máster de localización (en el que tú colaboras, por cierto xD) y leyendo blogs de traductores, muchas de mis inquietudes son “traductoriles” y eso no suele interesar al común de los mortales.
    Bueno, que muchas gracias por tu blog, ayuda saber que hay traductores a los que les va bien y que son felices con su trabajo 🙂

    • ¡Hola, Ana!

      Vaya, ya es casualidad. 😛 Acabo de añadir tu blog a mi Google Reader, así que no te me escapas ya.

      ¿Estás en el METAV o en el máster del ISTRAD? 🙂

      Dale duro y nada, ¡a seguir compartiendo tus inquietudes en el blog!

      Un saludo,

      Pablo

      • En el de ISTRAD, que “de mayor” quiero localizar videojuegos, jeje. En los apuntes me apareció un “según Pablo Muñoz BLABLA” y me dije ¡anda, ese nombre me suena! xD

  4. Ay, Pablo, gracias por tu declaración de amor incondicional. ¡Me sonrojas! Y como no soy celosa, estoy encantada de compartir esa posición de honor con Eva y Aida. :-))

    No sé si te lo he dicho alguna vez, pero tu blog fue el primero que descubrí y el primero que seguí, así que el enamoramiento es mutuo, je, je. Y es cierto lo que dices: basta echar un vistazo a nuestros blogs y a los comentarios que hemos escrito a lo largo de todo este tiempo para ver cómo hemos crecido y evolucionado.

    Antes de decidirme a crear mi blog también pensaba lo que comentas en el artículo: «¿Para qué voy a crear un blog nuevo, con todos los que ya hay?». Y también me daba miedo no disponer del tiempo, las ganas y la inspiración suficientes para mantenerlo al día. Pero lo cierto es que nada más crearlo, todo vino rodado, y ahora no podría renunciar a esa sensación tan gratificante que experimento cuando publico una nueva entrada: la agradable sensación de haber reflexionado sobre algún tema y de haber puesto mis ideas en orden, de haber aportado algo que puede ser útil para los demás, de contribuir a hacer más visible la profesión del traductor, de compartir mis opiniones con otras personas, traductores o no, y la satisfacción de que esas personas me lean y, sobre todo, se tomen la molestia de comentar. Un blog requiere mucha energía, sí, pero la energía que te devuelve es incluso mayor que la gastada.

    Por cierto, a mí me pasa lo mismo que a Aida: cuando me sucede algo curioso o divago en privado sobre algún tema, pienso «Esto es perfecto para el blog». 😉

    Saludos,
    Isabel

    P.D.: ¿Para cuándo el nombre de dominio? Para ya mismo. Aquí lo tienes: eltraductorenlasombra.com. 😉

    • ¡Hola, Isabel!

      Da gusto leer un comentario tan delicioso como el tuyo. Ay, que me estoy poniendo romántico con tanto amor. xD

      ¿Verdad que sí? Yo ahora siempre estoy con eso de “no tengo tiempo, no tengo tiempo”, pero hoy estaba la mañana tranquila y me he dicho, qué carajo, vamos a escribir. Y mira, vuelvo a casa con unos cuantos comentarios que me aportan un montón. 🙂

      Me alegro de que al final te hayas decidido a comprar un nombre de dominio. 😀 Es que cuando veo un blog tan currado y lleno de entradas, se me hace raro no ver que tiene un nombre de dominio. Creo que es un buen signo de que ya estás asentado y que pretendes actualizar el blog durante una buena temporada. 😉

      Un saludito y a seguir escribiendo,

      Pablo

  5. Hola Pablo,

    Desde luego, has sido la fuente de inspiración para todos los que venimos detrás. Sin duda, tu energía y tu optimismo es contagioso. Como bien ha dicho Miriam, lo primero que nos planteamos es: ¿para que escribir otro blog de traducción con todos los que hay?. Pero claro, luego está el “¿y por qué no?”, lo haré para enriquecerme personalemente primero y lo que venga después bienvenido sea.

    Todos los blogs que mencionas forman parte de mi apartado “blogs interesantes de traducción” en Favoritos. Os sigo a todos desde hace tiempo. 🙂

    Muchas gracias por animarnos una vez más,

    Un saludo.

    Lorena

    • ¡Hola, Lorena!

      Me alegro de haber sido un poquito de fuente de inspiración de otras personas. 😛 Siempre se piensa que está todo inventando hasta que llegue otra persona y lo clava en muy poco tiempo. Por ejemplo, creo que yo era el único hasta ahora (o al menos no conozco a otra persona) que haya hablado sobre el METAV, y esa es precisamente una información que busca mucha gente, pues es un tema algo recurrente en las listas de traducción.

      Pero no lo olvides: ¡hay que seguir escribiendo! 🙂

      Un saludo,

      Pablo

  6. Isabel quería decir 🙂

  7. Quizás tú lo haces por el puro placer de escribir, pero sin ñoñerías te digo que a más de uno (a mí al menos) nos ha solventado muchas dudas e inspirado para definir nuestros itinerarios.
    Un saludo y toda mi admiración.

  8. Pablo Bouvier dice:

    Hola tocayo: para un servidor, la explosión de los blogs es como los trending topics en tuiter. Se ponen de moda y, dentro de unos meses o unos años, no sé, se pondrá de moda cualquier otra cosa y, la mayoría de ellos, caerán en el olvido. Probablemente sólo quedarán aquellos que aporten algún valor añadido al lector. Aunque coincido bastante en el gusto por los blogs, para mí el orden sería distinto: para un servidor el blog que más le gusta es «El traductor en la sombra», porque, desde luego, Isabel no da puntada sin hilo… y ya lo hacía cuando preguntaba en ProZ, mucho antes de tener el blog. Y, en segundo lugar, citaría «Melodía de traducción» de José Manuel Manteca que, si bien es eminentemente técnico, siempre tiene un enfoque práctico muy interesante de leer. De todos modos, leer los blogs ajenos, como bien dices, siempre es enriquecedor, independientemente de las preferencias personales, pero, a veces, es difícil seguirlos a todos. Un servidor sigue un total de 62 blogs de traducción y van en aumento, así que, al final, tendré que ser selectivo… 🙂

    • ¡Mil gracias, Pablo! Y, aunque suene a peloteo, debo añadir que la calidad de un blog no depende solo de las entradas publicadas por el autor, sino también de los comentarios de los lectores, y ahí tú desempeñas un papel más que destacado. 🙂

    • Dios santo, has hecho que me ponga a mirar lo que tengo en Google Reader sobre traducción y… ¡¡tengo 157 feeds! Por supuesto, muchos están ya abandonados, pero vamos, parece que va tocando limpieza, ja, ja, ja.

      Dentro de la relevancia, tampoco he puesto los blogs por absoluta preferencia, ya que los tres de la categoría “premium” los considero igual de buenos. 😀

      Solo el tiempo dirá qué sucede con esos blogs de nueva creación…

      Un saludo,

      Pablo

  9. ¡Por fin otra entrada en tu blog! 🙂
    Antes de nada, gracias por mencionar mi blog (el primero en la lista de los segundos platos :-(, jaja). Me creé el blog para expresar inquietudes y como no hacen sino crecer cada día, el blog se está cargando de entradas y más entradas llenas de dudas. Lo bueno es que, como cuando se cuenta algo en alto, el hecho de leer tus propias ideas (quizá no el mismo día, pero uno o dos meses más adelante) plasmadas en un texto más o menos elaborado te hace aprender y reflexionar con más calma y frialdad. Y, como habéis comentado, los comentarios son el 50% o más de la calidad de un blog.

    Te estoy muy agradecida a ti y a los que me siguen. Este blog ya es parte de mi vida y a mí también me pasa lo de “¡eso va para el blog!”.

    Un abrazo y nos vemos en dos semanas en Barcelona 😉

    • ¡Hola, Merche!

      Bueno, no consideres que es una lista de segundos platos, sino de blogs revelación que, pese a su juventud, aportan cosas muy diferentes. 😉

      Nada como el método de la duda para reflexionar y aprender a la vez. Normalmente veo que tienes bastantes comentarios, lo cual, créeme, es signo de que lo que escribes le interesa a los demás. ¡Seguro que llegas muy alto! 🙂

      Hasta prontito,

      Pablo

  10. Hola Pablo & Co.:

    Es cierto lo de la explosión de blogs “traductoriles”. Creo que es una buena noticia, sirve, entre otras cosas, para dar más visibilidad a nuestra profesión en la red. Además de desahogo ocasional, lo que tampoco es malo. Echo en falta, sin embargo, más blogs que se dirijan a los clientes de traducción. La nuestra es una profesión poco conocida y, por consiguiente, poco valorada entre la sociedad en general lo que lleva, en muchas ocasiones, a que tengamos que estar peleando y discutiendo continuamente sobre tarifas, céntimos de euro y demás. Tal vez sería bueno que no nos centráramos solamente en hablar de lo que nos preocupa a nosotros como colectivo, sino de lo que les preocupa a nuestros clientes. Así, entre todos, conseguiremos atraer más la atención sobre lo que hacemos y hacer más conocida y respetada nuestra profesión. Es una idea que lanzo por si alguien quiere recoger el testigo.

    Saludos,

    Fernando.

    • ¡Hola, Fernando!

      Has sacado un punto interesante con eso de hablar sobre qué es lo que le preocupan a los clientes. En este y otros blogs de vez en cuando publicamos entradas al respecto, pero sí, tener un blog especializado en ese tema sería algo que diferenciaría mucho. Lo malo es que un blog así supongo que lo debería escribir alguien ya con experiencia para no caer en el error de hablar sin saber cómo son las cosas desde dentro. Espero que alguien recoja el testigo, desde luego. 🙂

      Por cierto, que no había visto tu web y me encanta que también pongas fotos tuyas, ¡claro que sí! Transparencia ante todo. 🙂

      Un saludo,

      Pablo

  11. Hola Pablo:

    Sobre este tema hablo mucho últimamente con algunos compis y la conclusión a la que llegamos es siempre la misma: sí, hay burbuja de blogs de traducción y hay “demasiados”, en el sentido de que hay mucha gente escribiendo que, realmente, no aporta nada nuevo. A mí no es que me parezca ni bien ni mal, simplemente creo que es algo que ha surgido con cierto componente de moda y que, antes o después, terminará regulándose por sí solo. Mantener un blog es algo que requiere muchísimo tiempo y, en ese sentido, la blogosfera es muy evolutiva: los constantes se mantienen y los que no terminan desapareciendo.
    Es curioso porque esta “burbuja” es algo relativamente recurrente. Cuando empecé a escribir, a finales de 2006, había un número relativamente alto sobre el tema para esa época. De esos, creo que no quedan ni la mitad que la mitad. Por extensión, creo que estamos cerca de esa situación de nuevo. Yo soy el primero que recomiendo que la gente se monte un blog, aunque a continuación añado que hay que ser originales y que los temas son siempre los mismos, aunque los puntos de vista son indefinidos. Lamentablemente, muchos autores se quedan solo con lo de montar el blog y se olvidan de detalles como el dominio, la regularidad y otros factores igual de importantes :).

    • ¡Hola, Olli!

      Tu comentario va muy en la línea de lo que decía Pablo Bouvier, y en el fondo creo que tienes razón. Lo bueno de todo esto, o eso quiero pensar, es que cuantos más blogs nazcan, más posibilidades hay de algunos sobrevivan. Si se crean 5 blogs y los 5 mueren, mal vamos. Si de 20 quedan 2, ya habremos conseguido algo.

      Yo (al igual que todos, supongo) trato de aportar algo de originalidad cuando escribo, aunque bien es cierto que a veces cuesta hablar sobre algo nuevo. Pero mira, acabé escribiendo sobre lo de usar un smartphone y qué música escucha la gente cuando traduce, que podría ser algo ya machacado, y hubo mucho comentarios a pesar de no descubrir la pólvora. ¡Tiene que haber de todo!

      Un saludo,

      Pablo

  12. Gracias, Pablo por incluir mi blog entre los seleccionados. Me llena de orgullo (y satisfacción). 😀
    Estoy de acuerdo con Olli en que sí que es cierto que hay muchos blogs de traducción. Han surgido un montón en estos últimos meses, pero creo que hay que cultivar ciertos detalles que quizá no se tengan en cuenta: la constancia y la originalidad.

    Sé que soy repetitivo, pero creo que es bien cierto: si la gente inaugura un blog con cierta tendencia a dejarse llevar es probable que esté fuera de onda en muy poco tiempo. Lo más importante que he podido experimentar durante este año escaso como bloguero es que lo esencial es tener un sello personal que te distinga del resto. Que leas y digas: “sí, es X o es Y, y se aprecia perfectamente”.

    Gracias de nuevo y sigamos escribiendo y compartiendo. 😉

    • ¡Hola, Rai!

      Nada, ¡un placer mencionarte! Sobre todo porque, precisamente, tu blog es de esos que dices, “se nota que esto lo ha escrito Rai”. 😉 Nada como tener un sello personal como bien dices para desmarcarte un poco y crear fidelidad entre los lectores.

      Un saludo,

      Pablo

  13. Hola Pablo.

    La verdad es que es hay mucho movimiento en la blogosfera traductoril últimamente, y en parte se deberá a las jornadas de Alicante.

    Sin embargo, opino como tú en que no es malo de por sí dicho número. Como con los blogs de cualquier otra temática, los buenos y constantes seguirán y los que no, dejarán de actualizarse con el tiempo. Selección natural, oiga.
    Además, que no le veo mucho sentido a criticar algo que no tienes por qué visitar si no quieres.

    Bueno, pensándolo bien, sí que tiene algo malo. ¡Y es que con dicho boom me es imposible seguir a tanto blog!
    Por lo que al menos en mi caso, me obliga a hacer criba con lo que seguro que me dejo cosas interesantes por leer.

    Suerte que hay gente que retuitea lo que vale la pena ;D

    • ¡Hola, Javi!

      Veo que se repite la metáfora de la selección natural, me gusta verlo así. 🙂 Yo también creo que las jornadas de Alicante marcaron un antes y después, porque es que salieron blogs a tutiplén, lo cual, como digo en la entrada, no es malo de por sí ni mucho menos.

      Yo lo que hago es meterlo todo en Google Reader y hala, así no me pierdo nada. Si no, sería muerte y destrucción. xD Pero precisamente tocas algo interesante, y es que si algo se retuitea varias veces, normalmente es porque merece la pena. 🙂

      Un saludito,

      Pablo

      • Sí, bueno, Google Reader es un must have xD No entiendo cómo hay gente (¡y mucha!) que no usa lectores de feeds para estar al día, porque es que si no sí que es una locura.

        Batallita. Me acuerdo de cuándo hacía las visitas de rigor a emulatronia y a emumania para ver si había salido algo… varias veces al día 😛

        Cómo ha cambiado el cuento.

        • ¡Ja, ja, ja! Dios, me has transportado a cuando tenía 14 años por lo menos xD ¡Yo también lo hacía, cómo no! 😀

          • Ay, ¡qué recuerdos! Y qué pena ver cómo está el mundo de la emulación y Emulatronia en particular.

            Eran buenos tiempos con Emumanía, Emulatronia, Todotradus… Sabíamos divertirnos en esa época 🙂

          • ¡Anda que no!

            Por cierto, que me estoy pasando de nuevo el Secret of Mana (con mi cutretraducción xD) en el tabletófono gracias al Snes9x que hay para Android. ¡Es una delicia! 😀

            Pablo

  14. ¡Hola Pablo!

    En vista de que ya han comentado muchos de los pesos pesados de la blogosfera voy a hacerlo yo que aún soy peso pluma XP
    Es totalmente cierto y coincido con Rai, Olli y contigo en que en los últimos meses han surgido muchos blogs de traducción de la nada (me incluyo entre estos)

    En mi caso particularmente, la semilla la plantó Alicia Martorell en una charla a la que asistió en la UCO sobre la web 2.0, luego Xosé Castro en el curso de informática productiva para traductores la regó, y se podría decir que la luz que ha iluminado esa planta son todos los blogs que seguía y todos los blogs que he descubierto ahora a raíz de embarcarme en esta aventura.

    Si no fuera por el ENETI tendría algunas entradas más (y de mejor calidad u.u’), pero al igual que el resto de personas que estamos empezando, estoy lleno de ilusión y de ideas y proyectos (que se lo digan sino a mi cuenta en Evernote XD).

    Y si al final esto solo es una moda pasajera, intentaré aguantar el envite, ¡y quién sabe!, puede que en algunos mi blog tenga tanta visibilidad como los de la jet set de ahora 😉

    ¡Un abrazo!

    • ¡Hola, Javi!

      A mí me gustó tu blog (a mí y a mucha gente por lo que vi) precisamente porque innovaste con eso de la presentación en vídeo. Está claro que eso lleva mucho curro, pero te animo a que, según vayas encontrado tiempo, sigas tu iniciativa. Créeme, a la gente le gusta ese tipo de cosas. 😉

      ¡Ánimo!

      Pablo

  15. Pablo Bouvier dice:

    Hola, Pablo: independientemente de los blogs que sobrevivan o no, creo que esta «burbuja bloguero-traductoril» tiene un impacto positivo en la vida real:

    a raíz de la casi instantánea difusión de los eventos de interés para los traductores y la posterior desvirtualización de los asistentes a los mismos, se está produciendo la mayor cohesión de la historia de un sector muy atomizado anteriormente, impensable pocos años atrás.

    • Y no solamente eso, creo que aparte de dar más visibilidad a los estudiantes de traducción/traductores, también se le da más visibilidad a la profesión, y a pesar de lo poco que me haya afectado a mí esta falta de reconocimiento de momento, creo que es muy beneficioso para todos los que compartimos un hueco en este sector.

    • Hola, chicos:

      De nuevo tocáis algo muy interesante: quizás yo no lo noto tanto porque claro, es lo que me ha tocado vivir desde hace poco, pero tú (Pablo Bouvier), que llevas más tiempo, seguro que sí que notas que hemos pasado de ser unos bichos raros que como mucho se comunicaban por listas de distribución a ser animales totalmente sociales. Ya no se trata tanto de ser visible, sino de que creemos una familia. 🙂

      Un saludo,

  16. ¡Muy buena entrada, Pablo! (Tampoco es una novedad :))

    Antes de nada, muchas gracias por la mención. Es cierto que he llevado más allá la prensa rosa y la he conseguido unir con la traducción, el resultado no fue del todo malo 😛

    Con respecto a la proliferación de blogs de traducción, es algo imparable. Me acuerdo que cuando empecé la carrera, hace solo 6 meses los blos se podían contar casi con los dedos de las manos. Ahora, necesitaría ser un pulpo para poder contarlos todos, a veces no tengo tiempo ni de leerlos. Aunque estoy de acuerdo contigo, es mejor que aparezcan 20 ahora y queden 2, a que sean 5 y luego no quede ninguno.

    Como siempre, un placer leer tu blog, Pablo.

    ¡Espero poder verte de una vez! (Creo que en Córdoba será la definitiva ;))

    ¡Saludos!

    Carlos

    • ¡Hola, Carlos!

      Je, je, sí, a partir de ahora vas a ser conocido como el periodista de la prensa rosa de la traducción, ja, ja, ja. 😛

      De algún modo me da la impresión de que, como cada vez hay más eventos dirigidos a estudiantes y profesionales, hay mucha más gente motivada que antes con ganas de compartir. Sería interesante analizarlo.

      Un saludo,

      Pablo

  17. ¡Vaya! Justo cuado me decido y me lanzo a crear un post sobre traducción audiovisual y localización escribes esta entrada, jejej.

    Pues nada espero que esto sirva para darme ánimos en esta tarea. Es desde luego un privilegio poder contar con tantos y tan buenos blogs sobre la traducción. Prometo pasarme por aquí a menudo, es un placer conoceros a todos.

    Os dejo el link de mi blog por si os interesa: http://www.traduciendopalabrasybytes.com/

    Saludos a todos y enhorabuena a ti en especial, Pablo, por tu excelente blog.

    Juan Yborra

    • ¡Hola, Juan! Sí, ayer vi tu blog y te dejé un comentario. 😉 Sigue escribiendo esa entrada, que tengo el Google Reader preparado para enterarme de cuándo la has publicado. 😉

      ¡Un saludo y ánimo!

      Pablo

  18. ¡Hola, Pablo!

    Es cierto todo lo que dices: cada vez existen más blogs de traducción y hay pocos temas relacionados con esta que no se traten en ellos, y esto es algo muy enriquecedor, aunque por otro lado eso hace que sea mucho más difícil hablar de un tema que sea original y del que no se haya hablado ya, y por eso es tan complicado mantener un blog.

    Me pregunto si esta proliferación tan apabullante de blogs “profesionales” se da en el campo de la traducción o también en otras profesiones. Imagino que también tendrá que ver que a los traductores nos tiene que gustar escribir, pero siento curiosidad por saber si en otros ámbitos también se están moviendo tanto en este sentido. Uhmm. ¡Investigaré!

    Un saludo,
    Elvira.

    • Hola, Elvira:

      Efectivamente, sería interesante investigar el fenómeno como decía un poco más arriba, ya que también coincide que ha habido varios eventos (sobre todo las jornadas de Alicante) que ha dado energía a muchísima gente. Por mucho que digamos que Internet es casi la panacea, nada como el contacto cara a cara para crear y reforzar vínculos… ¡y ánimos!

      Un saludo,

      Pablo

  19. Vaya, esta entrada me va a venir de perlas para una en la que estoy trabajando (aunque me va llevar su tiempo). Me parece genial que la gente tenga tanta iniciativa, lo difícil es ser constante y publicar algo que no se haya tratado ya o hablar de un tema de forma novedosa. Aunque tampoco es algo que sea obligatorio porque a todos nos gusta dar nuestro punto de vista.

    A mí esta situación me recuerda un poco a la que se vivió hace unos años con los blogs relacionados con Japón. Hubo una gran proliferación de estos blogs, la gente incluso se preguntaba si no había más blogs sobre Japón y diarios de viajes que turistas hispanos en el país. Al final solo unos pocos han sobrevivido, y muchos de los que lo han hecho han bajado su ritmo de publicación.
    Si a eso le sumamos que no es una buena época para los blogs con la expansión de las redes sociales que son más inmediatas y con contenido menos elaborado, lo lógico es que la tendencia sea la contraria que vivimos en estos momentos con los blogs de la traducción. Así que por desgracia creo que solo sobrevivirán unos pocos (espero que el mío sea uno :P)

    Soy fiel seguidor de los 3 blogs que has citado porque son de una grandísima calidad y tienen siempre algo interesante que contar. Sin embargo, he de decir que yo siento debilidad por El arte de traducir, ya que sigo el blog desde sus inicios y me encanta ver lo que ha crecido el blog y su autora, siendo toda una referencia en este mundillo y coordinadora de la revista Traditori. Muy grande :).

    En general eso es lo bueno de los blogs, ver crecer a sus autores, observar cómo mejoran en la redacción de sus entradas, nos muestran cada vez visiones más fidedignas sobre la profesión y sobre todo me apasiona verlos progresar en el mundillo. A mí es algo que me encanta :P.

    ¡Saludos!

    • ¡Hola, Pcsl!

      Vaya, pues no tenía ni idea sobre los blogs de Japón. Conocía Kirai, pero pocos más, la verdad. Será que no soy tan fan como otros del mundo nipón. 😛

      Es cierto que con Twitter y Facebook a veces da pereza comentar en un blog o publicar en el mismo, pero me gusta este medio porque es una forma de plasmar una reflexión mucho más pensada que un simple tuit. Por ahora dudo que los blogs vayan a morir aunque muchos se queden en el camino. 🙂

      Coincido contigo en lo de El arte de traducir y ver la evolución de las personas: ¡por algo el blog es una especie de diario y se puede ver la progresión! 🙂

      Un saludo,

      Pablo

  20. Hola, Pablo:

    Me sumo a todos estos comentarios y te felicito por esta reflexión. Da mucho que pensar toda esta explosión de blogs la verdad…
    Me parece que tiene que ver con que todos estamos con muchas ganas y que la situación actual no hace sino darnos fuerzas para luchar, hacernos ver y demostrar que tenemos algo que decir. Los que de verdad le cojan el gustillo a esto, se quedarán.

    Sobre lo de si las temáticas son repetetitivas, yo creo que cada uno debe escribir sobre lo que le apetezca, que para algo es suyo el blog 😛 Quiero decir que aunque se repitan cuestiones, siempre se aprende algo… Esta mañana he leído algo en twitter del tipo “no hay nada peor que empezar una entrada de blog disculpándose por llevar tiempo sin escribir”… ¡Pues que cada uno empiece diciendo lo que quiera, leñe! 😀

    Además, va a llegar un momento en que no podremos seguir a todo el mundo por falta de tiempo (a mí ya me está pasando) pero creo que cada tipo de blog tendrá sus lectores y al final, todo es hablar de cosas que nos gusten, ser originales, aportar nuestro toque personal y demostrar que cuidamos la entrada y que la intentamos hacer amena. Y claro, también está el tema de contestar comentarios y mostrar interés por tus lectores. Eso creo que también es muy importante.

    Nada más, que ya me he enrollado bastante y eso que no quería.

    ¡Un beso!

    Nathalie.

    • Hola, Nathalie:

      Ja, ja, sí, he visto varias veces eso de “hace ya que no actualizo”, incluso en mi propio blog. xD Pero bueno, como tú dices, ¡somos nosotros quien escribimos, leñe!

      A mí lo que me pasa es que sí que leo a todo el mundo gracias a Google Reader, pero sí que es cierto que no comento tanto como antes. Pero bueno, eso me pasa en Facebook también, con eso te lo digo todo… xD

      Un saludo,

      Pablo

  21. Bárbara Deluchi dice:

    Hola Pablo:

    Con esta entrada has conseguido que por fin me “manifieste”. Sigo tu blog desde hace unos tres o cuatro años, cuando todavía estaba en bachillerato, si la memoria no me falla. Tus entradas sobre el mundo de la localización fueron las que me atrajeron a tu blog y una de las razones por las que me decantara por estudiar esta maravillosa carrera. Desde pequeña me han encantado los idiomas (¡el inglés por encima de todos!) y los videojuegos, pero nunca me hubiese imaginado que existía una profesión que combinase ambas cosas hasta que conocí Algo más que traducir. Con el tiempo, la informática y las tecnologías fueron ganando terreno en el mundo, pero también en MI mundo. Cuando comencé a leer tu blog lo veía todo como un sueño muy lejano, pero cada día estoy más convencida de que quiero dedicarme a esto, y soy partidaria de “si la sigues, la consigues”.

    Mil veces me he propuesto crear un blog propio y mil veces he desistido por falta de tiempo o inspiración, pero creo que se acerca el día en el que por fin lo haga. Aún no he acabado la carrera, y muchas cosas pueden pasar en un año y medio, pero, por ahora, la pasión que siento por la localización es enorme y dudo que desaparezca. Quiero agradecerte el haber creado Algo más que traducir ya que, si no fuese por él, hoy mismo me estaría preguntando qué hago aquí y hacia dónde voy.

    Un saludo,

    Bárbara

    • Hola, Bárbara:

      Si te digo la verdad, creo que es de los comentarios más bonitos que he leído en el blog. 🙂 Muchísimas gracias, de verdad. Ver que otras personas se han sentido animadas a estudiar esta carrera por lo que uno hace es impagable. Me alegro un montón de que sea así y, por supuesto, aquí me tienes para cualquier cosa que necesites. 🙂

      Un saludo,

      Pablo

  22. María dice:

    Hola Pablo:
    ¡Muchas gracias por los consejos!
    La verdad es que es bastante estimulante ver como el blog que vas creando con paciencia y dedicación puede servir de ayuda a otros compañeros de profesión que se encuentran en tu misma situación. Me siento muy identificada con la mayoría de los que han comentado.
    Soy bastante nueva en el tema de los blogs y la verdad es que me sorprende lo mucho que puedo aprender de las anécdotas de los más “viejos”. La verdad es que Algo más que traducir ha sido una gran fuente de inspiración y algún día espero poder aportar también mi granito de arena

    ¡Un saludo!

    • Hola, María:

      ¡Gracias por comentar! Nunca es tarde para comenzar un blog o comentar en ellos como mínimo, cosa que ya estás haciendo. 🙂 Claro que se puede aprender un montón, pero ya digo que ¡lo mejor es que yo también aprendo!

      Un saludo,

      Pablo

  23. Hola, Pablo:

    Yo creo que todos hemos pensado que, efectivamente, los blogs de traducción han crecido como setas, y que no es ni malo ni bueno, sino un reflejo de la realidad. Lo que yo sigo preguntándome (y vuelta la burra al trigo, ya lo sé) es dónde se meten los traductores de libros, de los que apenas hay blogs, o si los tienen hablan poco de traducción. Los hay de localización, de audiovisual, de intérpretes, de medicina, de financiera, de mil cosas… Pero de libros/literaria/mundo editorial no ha eclosionado el huevo aún o estamos por ahí a nuestra bola, sin ajuntarnos. Tenía que decirlo XD

    Me parece que una de las principales dificultades de mantener un blog con nombre y apellido es la presión del enfoque profesional: qué decir y cómo, evitar repetirse, ser informativo y ameno… No sé, es todo un arte. El consejo que me he dado a mí misma es hablar de mis intereses sin preocuparme demasiado si interesan también a los demás. Siempre quieres que lo tuyo interese a otros, claro está, pero cuando empiezas a poner por encima de eso el gusto de los demás entonces es muy probable que pierdas fuelle y termines dejándolo o estancándote.

    Antes de hacer un blog por eso de que has oído que “hay que estar en internet” conviene pensar por qué, para qué y cómo. Y, sobre todo, divertise con él. Si se convierte en una carga ya no tiene sentido “estar en internet”.

    Un saludo,

    Silvia

    • Hola, Silvia:

      Imagino que siempre tira más hablar sobre traducción de nuevos cachivaches y películas antes que de literatura… para un estudiante. Observo que muchos de los blogs nuevos son sobre todo de estudiantes, así que lo mismo ahí está el motivo. Además, como siempre se dice que la traducción de libros es de lo peor pagado que hay, lo mismo no hay gente motivada para ello, pero precisamente este tipo de blogs lo que harían sería darle un poquito más de prestigio a este tipo de traducción.

      Yo siempre intento escribir sobre algo que me interesa; de lo contrario, no lo haría. Lo bueno de Internet es descubrir que hay mucha gente que piensa como tú y que le interesa lo que escribes. 🙂

      Un saludo,

      Pablo

  24. ¡Hola Pablo!

    La verdad que últimamente yo también he pensado lo mismo, cada día aparecen más blogs, cada cual más interesante y eso está muy bien. Puedes ver puntos de vista muy diferentes, desde la ilusión y dudas de los todavía estudiantes, a los grandes consejos y experiencias de los ya veteranos. Lo que me está pasando a mi últimamente es que tengo tantas ganas de leer todo lo que escriben los demás que estoy dejando de lado mi propio blog, ya que cuando tengo algo de tiempo lo dedico a empaparme de las palabras de los demás. Pero está claro que no se puede estar a todo, así que yo creo que al final cada cual seguirá los blogs que más le gustan, los que actualizan más a menudo o cuentan cosas más interesantes y el resto se quedará en un segundo plano y dentro de un tiempo, como todas las modas, muchos de ellos morirán. ¿O qué opinas?

    Un saludo,
    Aitziber

    • ¡Hola, Aitzi!

      Sí, a mí me pasa lo mismo. 😀 De hecho, cada vez comento menos precisamente por eso, porque ya solo leer los blogs me lleva bastante tiempo y al final acabo dedicándole poco tiempo al mío entre otras cosas… ¡Ains!

      Yo también supongo que con el tiempo muchos blogs morirán, pero bueno, ¡eso será responsabilidad de sus autores! 🙂

      Un saludo,

      Pablo

  25. Hola, Pablo:
    Me encanta la comparación que has hecho con las cafeterías. Esa es una razón más por la que yo también me he sumado a esta reciente explosión de blogs.
    Soy totalmente consciente de la cantidad ingente de bitácoras que habitan en la red y, de hecho, al igual que tú planteas en esta entrada, la primera pregunta que me hice fue, ¿para qué crear otro blog?…
    Si te apetece pasarte, puedes encontrarlo en http://enunapalabra.com

    Un saludo,
    Beatriz

    • ¡Hola, Beatriz!

      Acabo de pasarme por tu blog y me ha gustado mucho tu primera entrada, acabo de compartirla. 🙂 ¡Mola un montón! Espero que el resto de entradas sigan siendo tan buenas, y al menos te diferencias por tu combinación lingüística, que yo de ruso no tengo ni idea. 😛

      Un saludo,

      Pablo

  26. Hola, Pablo:

    Enhorabuena por la entrada. Has inspirado a muchos para que empecemos en la aventura de iniciar un blog personal. Lo difícil como se ha comentado es mantenerlo y no sea solo una moda pasajera.

    Aquí dejo mi contribución para que continúe la explosión de los blogs 😉 http://mipalabrafavorita.wordpress.com/

    ¡Un saludo!

    Jing

    • ¡Hola, Jing!

      Muchas gracias por informarnos de tu blog, le acabo de echar un vistazo y me ha gustado tu primera entrada. 🙂 Me encanta tu diseño y todo lo que cuentas en lo de Sobre la autora. 🙂

      Un saludito,

      Pablo

  27. Creo que en el campo de la traducción como en otros, a la gente le gusta compartir sus descobrimientos y el placer de las lenguas. Así un blog es muy interesante porque le da un lugar para hacer eso facilmente, además de mostrar al mundo su existencia como traductor y tal vez ganar unos clientes.

  28. Una cosa más: el número de los blogs también es un reflejo directo de la madurez del sector, o almenos de su vivacidad. Si hacéis una prueba, buscando “blog traduzione” vs “blog traducción” os daréis cuenta de la increible diferencia entre Italia y España. Yo me he quedado alucinado de ver cuantos pocos blogs existen en mi país en comparación con España… Un evidente consecuencia de la parálisis del mercado transalpino… Nada más, solo era un comentario para poner en un contexto “mediterraneo” esta explosión de ñ-blogs.

    Saludos

    Marco

  29. Hola Pablo:

    Escribo desde mi experiencia, abrí mi primer blog entre 2006 y 2007, pensando que la flamante maternidad me iba a permitir aprovechar del tiempo libre, por obvias razones estaba traduciendo menos. Ilusa madre primeriza… entre pañales y biberones no pasé de las 10 entradas.
    Hace unos días resucité la actividad. Me pregunto si lograré mantener un ritmo de escritura más o menos decente, es que ahora los niños son dos. Obviamente me presento al mundo como madre-traductora/traductora-madre que es lo que soy, y tan solo por ello creo que hablo desde una perspectiva diferente, o por lo menos muy mía. Creo es que lo hago por esa necesidad de la que habló Aida en su primer comentario. Pero también esto del café con amigos tiene su razón de ser. Es una actividad solitaria, en mi caso lo es especialmente porque soy un animal nocturno, cuando los niños duermen yo “produzco”. Donde vivo no se habla mi idioma, y eso aumenta la sensación de soledad.
    A veces es necesario detenerse y mirar alrededor, escuchar, leer y aprender. Sigo infinidad de bitácoras que me permiten seguir cursos y conferencias a través de las entradas, no es que pueda tomarme un avión cada vez que hay una actividad interesante en Madrid, Barcelona, Valencia… (prácticamente todos los días). Cuando sientes que leer y aprender de los demás ya no te alcanza, pues hay que encontrar el modo para decir lo propio. Para confrontarse y para conocer gente de lo más estimulante (¿existe persona más estimulante que un traductor?).
    Y si además de todo, logramos dar conocer la profesión, que buena falta hace, (pareciera que los blogs no alcanzaran, me refiero a: “¿traduces usando Google?”, “mi hermana estuvo en Londres dos semanas y ahora traduce”. “Mi nuera está casada con un holandés y hace traducciones”, etc.) entonces no importará demasiado si los blogs son 1000 o más. ¿O sí?
    Un saludo
    Gabi

    • ¡Hola, Gabi!

      Muy interesante tu comentario y blog, que acabo de añadir a mi Google Reader. Me ha gustado mucho tu entrada sobre el menos común de los sentidos. 🙂

      Yo ahora mismo la verdad es que he reducido un montón el tiempo de lectura a libros “normales” porque paso mucho tiempo al día leyendo infinidad de blogs, tuits, publicaciones de Facebook, etc. O, lo que es lo mismo, aprendiendo y descubriendo nuevos puntos de vista.

      Creo que una traductora que a la vez es madre (¿o al revés? ;)) puede aportar muchísimo, ya que en general los blogs de traducción son de gente joven, así que vaya, yo encantado de escuchar lo que tengas que decir. 🙂

      Un saludo hasta otra,

      Pablo

      • ¡Pablo!
        Que ser madre no es ser vieja… 😉 (sino “una tipa con algo de experiencia”)
        Ohhh… no te vayas a creer que me he ofendido, de hecho estoy riendo 😀

        Gracias por pasarte, yo también leo mucho, últimamente online, las gafas son por ello, no por la edad 😉

        Un abrazo y gracias por pasar. Yo por aquí seguiré pasando.

        • ¡Por supuesto que no! Me refería más bien a la idea de cómo compaginar la traducción con el hecho de ser madre… Supongo que autónoma, ¿no? Tiene que ser más que interesante. 😉

          ¡Hasta la próxima! 😀

          Pablo

          • Autonomísima, fíjate que te respondo desde la puerta del colegio porque es la hora de salida.. Otro abrazo
            Gabi

  30. ¡Hola Pablo!
    Te felicito por el blog, ¡es tremendo! se nota tu experiencia y tus tablas, jeje.

    Sabes, hace apenas tres semanas que he creado mi blog, y aunque me he visto inmersa en un universo internauta plagado de blogs de traducción (me licencié hace 12 años y debí empezar antes mi andadura por el blogging… :)), estoy muy ilusionada con él, y creo que la existencia de diversos blogs nos beneficia a todos, compartiendo experiencias, ayudándonos en lo posible.
    Es cierto que debemos estar abiertos a estilos diferentes e innovar, seguro que salen cosas estupendas, no todo está inventado…
    Además, es una forma de estar entre amigos, como bien dices, creo que es nuestro “colegio”, donde aprender y comunicarnos.
    Enhorabuena a todos los bloggers y gracias por vuestras estupendas aportaciones 🙂
    ¡Mucha suerte en vuestras carreras!

    • ¡Hola, Noelia!

      Muchas gracias por pasarte por aquí y comentar. ¡No es para tanto! 🙂 Acabo de ver tu blog y ya lo he añadido a Google Reader, y de hecho acabo de compartir tu entrada sobre la notaría. 😉

      Me alegro de que estés ilusionada con este nuevo proyecto, eso es lo más importante de todo, mucho más que las visitas. Los comienzos son difíciles para todos, pero con energía, ¿por qué tu blog no va a ser conocido? 🙂

      Bueno, ¡que siga todo yendo bien! 🙂

      Un saludito,

      Pablo

  31. La verdad que a mí todo este boom de los blogs de traducción también me han pillado bastante de sorpresa. Al principio pensaba que habían unos cuantos (como de casi cualquier cosa) y yo la verdad que he sido usuaria de blogger, wordpress, tumblr pero nunca para la traducción hasta que vi el auge que había de este tipo de páginas. Es interesante porque se pueden compartir muchas cosas, conocer a gente y sus ideas y aprender de otras experiencias, pero sí, te quita MUCHÍSIMO tiempo que es indispensable para otros menesteres. La verdad que yo no sé como lo hago (bueno, también se llama vicio) pero llevo varios blogs al mismo tiempo, pero claro, eso implica no tener tiempo para otras cosas, así que creo que es como todo: si te gusta, lo llevarás al día y no te costará nada dedicarle un tiempo. Ahora como no te guste… lo veo crudo y francamente, creo que es mejor ser realista con los gustos de cada uno y no empezar un blog para dejarlo tirado :S

    En fin, ¡muy interesante tu publicación!

    • ¡Hola, Inés! Sí, tienes razón en que lleva un montón de tiempo, ¡qué me vas a contar! Me cuesta seguir el ritmo con la cantidad de cosas que tengo que hacer ahora… Pero todo sea que no publiques por falta de tiempo más que por falta de ganas. 🙂

      Un saludo,

      Pablo

Deja un comentario