Algo más que traducir
Blog sobre traducción profesional, localización de videojuegos, software, aplicaciones móviles, sitios web y tecnologías de la traducción por Pablo MuñozTraductor inglés-español especializado en localización

Currículos en vídeo

CVVía Carlos Leopoldo me entero del reciente uso de las grabaciones de vídeo personal a modo de videocurrículos para obtener trabajo. En el mundo tecnológico en el que nos encontramos, y sabiendo la importancia que tiene la informática para los traductores hoy día, quizás no sea descabellado enviar el currículo en formato de vídeo para atraer la atención de los empleadores.

Se me ocurre, por ejemplo, hacer un vídeo en el que el candidato hable en los idiomas desde los que desea traducir (solo si tenemos una buena competencia oral, ya que esta no es condición sine qua non para comprender el idioma original y traducir bien) y, aparte de describir nuestras competencias, explicar un poco cómo hemos afrontado algunos proyectos. Así, por ejemplo, los recién licenciados sin experiencia profesional pueden hablar de proyectos medianos respecto al volumen de palabras que han hecho en clase, e incluso mostrar algún ejemplo gracias a la edición de vídeo. Esto podría conducir a otra cosa: convenceremos al empleador (al menos a mí me causaría esa impresión) de que la informática es nuestra aliada y no nuestra enemiga.

¿Alguien se atreve?

¡Comparte esta entrada! 🙂
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+1Share on LinkedIn0
Pablo Muñoz Sánchez

Pablo Muñoz Sánchez

English > Spanish Game Translator
Soy traductor inglés > español con más de 8 años de experiencia especializado en localización de videojuegos y software. He traducido juegos como Metroid y Fire Emblem y ahora trabajo, entre otras cosas, como revisor para un gigante tecnológico. También soy cofundador de Traduversia, una plataforma de cursos online para traductores. Más sobre mí | Mis cursos | Mi web
Pablo Muñoz Sánchez
Pablo Muñoz Sánchez

¡Suscríbete al blog!

¿Te ha gustado lo que has leído?
Recibe nuevas entradas en tu correo e información exclusiva para suscriptores.

¡Apúntate gratis al curso online «Herramientas para la localización y la traducción audiovisual» de Traduversia!

Herramientas para la localización y la traducción audiovisual

Esto es lo que obtendrás si te apuntas:

  • Acceso gratuito e inmediato al curso online de Traduversia
  • 5 minicursos gratuitos por correo sobre localización, productividad, etc.
  • Cupones de descuento para matricularte en cursos de Traduversia a precio reducido

 

Y además, aprovecha este cupón exclusivo para lectores de Algo más que traducir. ;)

Cupón Algo más que traducir

12 comentarios

  1. Gracias por le mención.

  2. La idea no es mala, el problema es que al empresariado español habría que darle un par de lecciones en materias como informática, productividad y otras muchas más.

    La idea en sí me parece genial, pero creo que eres muy optimista respecto a las reacciones. Yo he tenido experiencias con empresas desde “para que quiero yo hacerte una entrevista si te voy a tener quince días a prueba sin contrato” a “sólo aceptamos currículum europeo en formato B7, con márgenes 22 pulgadas, 7 pies, 15 yardas”.

    En mi humilde opinión, más que un video currículum (que puede ser muy impactante visualmente, pero que quizá pierda fuerza si no se tiene mucha experiencia), creo que son más útiles las referencias en los temas de traducción (por ejemplo: “Trabajé en tal libro del idioma A al idioma B, y puedes consultar una parte de la traducción aquí (y metes un link)”.

    ¿Cómo lo véis?

    Olli

  3. hola, primero felicidades or tu blog, lo sigo a menudo y está muy trabajado.
    Yo creo que es una buena idea, pero que sera costoso su uso habitual en empresas, ya que las fórmulas escritas gracias a la informática también, pueden incluir links y demás que soporten tu CV, como ejemplos de tus traducciones.
    En cualquier caso siempre es una buena opción, ya que así tienes la oportunidad de darte a conocer más personalmente y demostrar tus recursos.
    Para intérpretes sería genial, ya que pueden demostrar sus destrezas en el vídeo.

    Saludos

  4. Pablo Muñoz Sánchez dice:

    Gracias Jose 🙂

    Hombre, tampoco quería dar la impresión de que usáramos exclusivamente el videocurrículum, sino una combinación del curriculum tradicional y esta nueva tendencia. Supongo que habrá empresarios que se la traigan al fresco, pero para otros esto podría marcar la diferencia.

    Hay una profesora llamada Elisa Calvo Encinas cuya actividad investigadora se basa en los currículos de los traductores. Sería interesante que nos arrojara un poco de luz al respecto 😛

  5. Pablo Muñoz Sánchez dice:

    Acabo de leer un artículo interesante sobre los currículos en EEUU, si bien está escrito para gente de informática o telecomunicaciones: http://pamoga.blogspot.com/2007/10/curriculums-para-eeuu.html

  6. Elisa Calvo dice:

    Hola

    Gracias por pensar que puedo aportar algo, Pablo. Estoy de acuerdo con Olli (como casi siempre ;)).
    El problema está en que dependerá siempre de la empresa a la que dirijamos el CV. Algunas con una visión más innovadora, lo recibirían con curiosidad y quizás positivamente. Otras seguro que no.
    Los inconvenientes que veo son los siguientes:
    – El análisis de CV en papel es más rápido. Pensad en la montaña de CVs que se reciben, hacen un repaso muy rápido del contenido y seleccionan solo los que llaman la atención según unos criterios muy determinados que corresponden a cada puesto/empresa. En este caso, abrir el video y verlo supone quizás una cesión de tiempo que no siempre estarán dispuestos a hacer. La parte personal de la selección corresponde en cualquier caso a la entrevista de trabajo.
    – El vídeo, igual que la foto, puede dar lugar a juicios subjetivos que no podemos prever. Por ejemplo: qué pasa si hacemos un vídeo con ropa arreglado-pero-informal y la empresa busca enchaquetamiento? si tienen manía a las mujeres muy maquilladas o nada maquilladas? si tienen prejuicios contra los andaluces o catalanes y nos lo notan en el acento? si no les gusta la combinación de colores que usamos, etc? El caso es que con los datos sobre el papel exclusivamente pueden juzgar nuestros méritos y capacidades y con una imagen delante damos pié a que saquen otro tipo de conclusiones que pueden no beneficiarnos. Si tienen que hacerlo, que sea al menos cuando hayamos el primer corte del CV y estemos en la entrevista personal, donde con talento, podremos salir algo mejor parados si sabemos darles lo que buscan.

    Creo que puede ser útil para determinadas cosas muy puntuales, pero para otras no. Además no hay que olvidar que casi todas las empresas de traucción y agencias, ya ni siquiera recogen CVs, sino que tienen sus propios formularios de CV en sus Webs.

    Saludos
    Elisa

  7. Pablo Muñoz Sánchez dice:

    Hola Elisa:

    Me alegro de que el tema haya suscitado un debate tan interesante 🙂 Tu respuesta me parece muy acertada, y es cierto que asumimos ciertos riesgos si nos ven y escuchan. Supongo que, después de todo, a veces es mejor optar por la forma tradicional.

  8. Tal y como van los tiros a día de hoy, cada vez hay menos lugar a la originalidad en los CVs (por el tema de los formularios propios), y en relación a las empresas que los aceptan aun vía email, creo que la clave para diferenciarse reside en un diseño que destaque (pero que tampoco consista en imprimirlo en papel rosa y perfumado). Creo que un buen diseño dice mucho sobre ti: creatividad, trabajo meticuloso, etc… Asimismo, creo que para la gente con poca experiencia puede ser un buen punto de comunicación.
    No se, es mera opinión. Aun me queda un par de años hasta que llegue a la fase de envío de currículos. Lo que está claro es que el envío postal se acabó. Incluso creo que el futuro no está muy lejos de las web personales (que hace unos años dejaron de estar de moda y parece que resurgen con fuerza)

    Olli

  9. Hola, Pablo:

    Creo que hoy por hoy toca reinventarse y buscar nuevas formas que te permitan diferenciarte del resto. Esta claro que esto de los currículos en vídeo hay que estudiarlo detenidamente, pues en función del cliente o del proyecto deberías definir las pautas del vídeo. Además no creo que un vídeo llegue nunca a sustituir al CV escrito sino que es un complemento que puede darnos alguna alegría.
    Como a esta periodista, que presentó su CV en un vídeo de 6 segundos con la aplicación Vine (puedes verlo aquí: https://vine.co/v/b6wxtwrwP7P) y al poco tiempo consiguió trabajo y empezó a dar charlas y conferencias. . Happy ending!

    Saludos,

    Jennifer

  10. ¡Hola, Jennifer!

    Quién me iba a decir que unos años más tarde de escribir esto haría mi propio vídeo… No es exactamente un CV, pero vaya, creo que es aún mejor. 😀

    El otro día vi precisamente lo que comentabas del videocurrículum del periodista este… Desde luego, no se puede decir que el ser humano no sea creativo. 😛

    Un saludo,

    Pablo

  11. Gracias por proponernos esta reflexión Pablo, como siempre, muy interesante.
    A mí me parece una buena estrategia, ya que alía imagen y voz, saber estar y saber hacer, lo que enriquece, avala y garantiza las informaciones que ofrecemos en el CV. Este gana así en relieve pues pasamos del texto a la imagen en 2D con todas las informaciones adicionales que ello conlleva.
    Pienso que una vez el CV papel ojeado, y tras la primera selección, esa en la que al final solo quedan una decena de CV, visualizar el vídeo puede ayudar a la empresa a decantarse por tal o cual candidato.
    Ahora bien, quizás también añadimos un riesgo más : si no nos encontramos a gusto frente a una cámara, mejor no hacerlo, ya que estimo que este recurso se aproxima mucho a la entrevista de trabajo. Me gustaría tener la opinión de personas que ya lo hayan hecho y saber cuál fue su experiencia ¿positiva o negativa?

    • ¡Hola!

      Aunque esta entrada tiene ya un tiempo, la verdad es que creo que sigue siendo válida. 🙂 Es cierto que en el mundo de la traducción se estila más lo del CV tradicional en papel (bueno, ahora en PDF), pero vaya, creo que esta es una nueva manera. Yo tengo un vídeo en mi página web que resume mi trabajo para intentar desmarcarme y marcar algo de diferencia. Costó un dinero y un esfuerzo, pero vaya, sí, mejor eso que haberme puesto delante de una (mala) cámara y ponerme a hablar con poca gracia… Aunque bueno, gracias a que ahora grabo videocursos, la cosa ha mejorado bastante. 😛

      Un saludo,

      Pablo

Deja un comentario