Algo más que traducir
Blog sobre traducción profesional, localización de videojuegos, software, aplicaciones móviles, sitios web y tecnologías de la traducción por Pablo MuñozTraductor inglés-español especializado en localización

Consejos para un buen entorno de trabajo

Ambiente de trabajoNavegando por el blog kabytes he hallado una entrada corta e interesante titulada Las principales distracciones de un blogger, que se puede aplicar a muchos ámbitos, entre los que se encuentran, por supuesto, el de la traducción. No es que sea algo muy revelador y diferente a otros temas tratados en otros blogs de productividad como ThinkWasabi, pero he aquí mi intento aplicado a la traducción:

  1. No utilizar ningún programa de mensajería instantánea a menos que sea necesario. O sea, fuera Messenger, Skype, Pidgin, etc. En la facultad está bien hacer las cosas conjuntamente entre compañeros de clase y hablar con amigos a la vez, pero un buen profesional no debería interrumpir su trabajo constantemente si quiere ser productivo y hacer las cosas bien. Pero ojo, que he dicho a menos que sea necesario, es decir, que si trabajamos con varias personas a la vez en un proyecto, es muy probable que necesitemos comunicar nuestras decisiones de traducción para que todo el equipo sea coherente. Por supuesto, para estos casos utilizaremos una cuenta con solo nuestros contactos profesionales y nos abstendremos de hacer comentarios fuera de lugar en la medida de lo posible.

     

  2. Comprobar el correo electrónico con moderación. Dependiendo del cargo que ocupemos en una empresa o si somos autónomos, deberemos ajustar el tiempo que le dediquemos a leer y responder correos electrónicos. En cualquier caso, conviene centralizarlo todo en un único cliente de correo y configurarlo para que compruebe si hay nuevo correo cada 15 minutos y que muestre un aviso con el remitente y el asunto. Claro está, esto son datos que variarán, de nuevo, en función de nuestro puesto. Por ejemplo, un traductor que se dedique exclusivamente a traducir en una empresa es posible que ni tenga que comprobar el correo, pero un gestor de proyectos debe ser consciente de todos los nuevos encargos que lleguen y que necesiten una pronta respuesta.

     

  3. Ser cuidadoso con la música. Si eres autónomo y trabajas desde casa, estás en pleno derecho de escuchar lo que te plazca cuando te plazca. En cambio, si trabajas en una empresa deberías tener cuidado con la música que eliges y no imponer tu criterio sin considerar al resto de compañeros. En este caso, quizás la postura de la empresa sea utilizar auriculares para que cada cual escuche lo que quiera.

     

  4. Utilizar Internet con moderación. No hay duda de que Internet es nuestro principal compañero para documentarnos sobre los textos que traducimos, pero no debemos caer en la tentación de querer informarnos más de la cuenta, es decir, leer sobre temas que tienen poco que ver. No pasa nada porque en algún momento leamos los titulares de un diario electrónico para despejarnos un par de minutos tras varias horas de trabajo, pero no debemos hacer que sea una costumbre porque de lo contrario se convertirá en una necesidad.

     

  5. Mantener el puesto de trabajo ordenado y con todo a mano. Yo personalmente lo anoto todo en el ordenador y apunto pocas cosas en papel, pero si este es tu caso deberías dedicar unos momentos a tenerlo todo fácilmente accesible. Si trabajamos con textos visualmente complejos, como puede ser una presentación PowerPoint, es recomendable imprimirlo todo y colocarlo en un atril preferiblemente para ahorrar tiempo, pues cambiar constantemente de una ventana a otra puede en el ordenador puede reducir nuestra concentración y, por ende, nuestra productividad. Cierto, gastaremos tinta y papel, pero por suerte se pueden reciclar.

¡Y eso es todo, amigos! No es algo muy revelador ni tajante, pero espero que os ayude a reflexionar al menos sobre cómo afrontáis la jornada laboral y cómo podríais mejorar algún aspecto. En cualquier caso, no hay nada como saber organizar tu tiempo.

¡Comparte esta entrada! 🙂
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn1
Pablo Muñoz Sánchez

Pablo Muñoz Sánchez

English > Spanish Game Translator
Soy traductor inglés > español con más de 8 años de experiencia especializado en localización de videojuegos y software. He traducido juegos como Metroid y Fire Emblem y ahora trabajo, entre otras cosas, como revisor para un gigante tecnológico. También soy cofundador de Traduversia, una plataforma de cursos online para traductores. Más sobre mí | Mis cursos | Mi web
Pablo Muñoz Sánchez
Pablo Muñoz Sánchez

¡Suscríbete al blog!

¿Te ha gustado lo que has leído?
Recibe nuevas entradas en tu correo e información exclusiva para suscriptores.

¡Apúntate gratis al curso online «Herramientas para la localización y la traducción audiovisual» de Traduversia!

Herramientas para la localización y la traducción audiovisual

Esto es lo que obtendrás si te apuntas:

  • Acceso gratuito e inmediato al curso online de Traduversia
  • 5 minicursos gratuitos por correo sobre localización, productividad, etc.
  • Cupones de descuento para matricularte en cursos de Traduversia a precio reducido

 

Y además, aprovecha este cupón exclusivo para lectores de Algo más que traducir. ;)

Cupón Algo más que traducir

3 comentarios

  1. A mi lejos lo que me tiene más idiota es revisar el correo, lo hago cada minuto 😛

  2. En cuanto al punto (5), creo que lo mejor que se puede hacer es invertir en una segunda pantalla. Llevo años trabajando con un portátil y una segunda pantalla al lado, y te facilita las cosas enormemente. Así puedes tener abiertos Internet y el documento original por un lado, y por otro el texto que estás trabajando. También va fenomenal a la hora de revisar.

    • ¡Hola, Colleen!

      Yo la verdad es que suelo trabajar con buen pantallón y luego uso la del portátil como auxiliar para cuando tengo que mirar referencia constantemente, como pueden ser documentos PDF. Prefiero no dividir la vista en varias cosas a la vez siempre que no me parezca necesario (a mí, claro). 🙂

      Un saludo,

      Pablo

Deja un comentario