Algo más que traducir
Blog sobre traducción profesional, localización de videojuegos, software, aplicaciones móviles, sitios web y tecnologías de la traducción por Pablo MuñozTraductor inglés-español especializado en localización

Cómo hacer que un cliente te seleccione entre 50 traductores (I)

Cómo conseguir un buen clienteMe prometí a mí mismo que, si al final conseguía este cliente (una agencia de traducción), dedicaría una entrada en el blog para relatar lo que hice. Sabía que me enfrentaba a otros traductores en la pugna por convencerlo de que yo era el mejor candidato, así que tuve que jugar bien mis cartas para demostrar mi valía.

Todo comenzó con un mensaje de correo electrónico a través de un portal de encargos de traducción en el que se me comunicaba que, según mi perfil, podría estar interesado en una posible colaboración para una agencia que tiene muy buena relación con nuevo cliente que trabaja en aplicaciones de telecomunicaciones y acceso remoto (probablemente alguno de vosotros también recibisteis este correo y sepáis de lo que estoy hablando). La verdad es que el mensaje de la agencia era muy detallado y demostraba mucha seriedad (y según lo que leí en Internet, estaba muy bien valorada por otros traductores), y ponía claramente los requisitos que buscaban, incluidas algunas referencias de gente con la que habías trabajado en el sector de la localización. Así pues, como no tengo todas las tardes completas con encargos de otros clientes, me dispuse a armarme hasta los dientes y tratar de ampliar mi cartera de clientes. Veamos cómo lo hice. 🙂

Primero: véndete muy, muy bien en el correo de presentación

Con el correo que habían enviado tan detallado, estaba claro que no podía dedicar simplemente unos míseros cinco minutos a contestar como quizás haría la mayoría. Al fin y al cabo, como ya dije una vez, al principio se trata de dar confianza al cliente. Básicamente, y preservando cierta información, el correo que les envié fue el siguiente (atentos a mis observaciones en corchetes y en rojo):

Dear Client,

I am Pablo Muñoz Sánchez, an English-into-Spanish translator specializing in software, website and video game localization. I just read via XXX that your company is looking for freelance translators who work from English into Iberian Spanish and, after seeing the requirements, I have to admit that I feel excited about taking part in this new project. The fact that you use a collaborative forum is a guarantee that you really care about quality, which is something I appreciate. [El principio es un poco “plantilla”, pero aquí aprovecho algo que dijo el cliente para demostrar que me gusta el trabajo bien hecho]

As for localization experience, since November 2010 I am working part-time for a very important company related to Internet and new technologies [aunque en este caso sí que es un cliente muy importante, podría ser cualquiera; es cuestión de venderte bien], although my NDA does not allow me to reveal their identity. [Aunque esto es un poco de cajón, así te presentas como alguien serio] My other main professional experience is that I worked for Nintendo of Europe for two years in Frankfurt (Germany) localizing and testing some renowned video games from English into Spanish. [Está claro que esto no lo puede poner todo el mundo, pero se trata de indicar una experiencia relevante y de la que estés orgulloso. Si ha sido en el extranjero, menciónalo también, pues significa que has vivido en el extranjero, con lo que eso conlleva en el grado de madurez]

I am very familiar with the IT and Internet field, as I am kind of a “geek” and I also like to code macros in Visual Basic. Of course, I am also very familiar with HTML and XML, so working with strings around code and tags is not a problem for me. I have also localized many iPhone and Android applications, so together with my experience in video game localization, I am used to work with character limitations. [Pongo todo este párrafo en negrita porque me parece que todo es importantísimo: no tengo reparo en decir que soy un poco friki de la informática —al fin y al cabo, eso le interesa al cliente— y todo lo que digo lo hago con un tono de que tengo experiencia y que le ofrezco un valor añadido al cliente al no tener que preocuparse de explicarme ciertos detalles técnicos]

Although I do not have memoQ, I have SDL Trados 2007 and 2009. In any case, since I like playing with new tools and software, I would not have any problems in using memoQ. In fact, I tried memoQ like one year and a half ago and I have to admit that it looked very promising. [Como preguntaban si conocía memoQ y si estaría dispuesto a usarlo en el futuro, tuve que demostrar que no tendría problema porque me gusta trastear programas nuevos; es decir, otro problema que se quitan de encima gracias a ti]

As for my references, you can see some recommendations of clients and colleagues on my LinkedIn profile (http://www.linkedin.com/in/pmstrad) [Las grandes ventajas de usar LinkedIn y dedicarle tiempo a tu perfil: como pedían referencias, simplemente bastaba con decirle que leyera los comentarios de las recomendaciones que tengo en mi perfil de LinkedIn]. I have just sent you an invitation to connect so you can see them. If you really need to contact somebody, you can contact XXX (XXX@nintendo.de) — he is the Senior Translator of the Spanish team of Nintendo of Europe and we have a very good relationship. [A pesar de todo, nunca está de más indicar una referencia de confianza, sobre todo si es para indicar que aún mantienes una buena relación con tu ex jefe]

As this will be a specialized translation, my rate per English source word is 0.08 €. Please let me know if this is OK for you. [Está claro que aquí me la jugué totalmente; soy consciente de que es un precio muy alto para una agencia, pero así reafirmaba aún más que no soy nuevo en esto y que sé ponerle precio a un trabajo bien hecho. Por supuesto, esta información debe ir casi al final del correo de presentación]

Please find also attached my CV. You can see my portfolio and other details at my website: http://pmstrad.com. [Si has hecho bien los deberes y tienes una página web currada, es el momento de ponerla para que lean más sobre ti]

I am looking forward to hearing from you.

Kind regards,


Pablo Muñoz Sánchez
EN > ES Translator
Software, Website and Video Game Localization

Web: http://pablomunoz.com
Blog: http://algomasquetraducir.com
Twitter: http://twitter.com/pmstrad

[Aquí destaco de nuevo la importancia de una firma profesional y de ser activo en las redes sociales para demostrar que te gusta lo que haces]

Aquí hay una cosa clara y que de algún modo es una mala noticia para algunos de vosotros: está claro que, si acabas de salir de la facultad, no puedes venderte de esta manera por la falta de experiencia y referencias. Evidentemente, precisamente porque yo contaba con eso, pude venderme en plan “soy la hostia” y ofrecí una tarifa bastante alta desde el principio para una agencia (en serio, tirad siempre por lo alto, ya te rebajarán la tarifa si no les compensa). Pero lejos de desanimaros, lo que pretendo reflejar es que hay que jugar con las cartas que tienes para venderte bien (estaría bien recuperar algún correo de los que envié al salir de la facultad a algunas agencias): siempre habrá clientes a los que dirigirse con tu nivel de experiencia o habilidades para una determinada especialización.

¿Cuál fue la respuesta del cliente y qué hice yo? Estad atentos a la próxima entrada. 😉

P.D.: Por cierto, si os interesa, me tiré casi una hora para escribir ese correo. Si te quieres currar algo, hay que dedicarle tiempo.

[Actualización: Muchas gracias a los que me habéis indicado que la carta que escribí contiene fallos en inglés. Una lectora ha sido muy amable y se ha tomado la molestia de hacer correcciones directamente sobre un documento de Word con control de cambios, y creo que os puede interesar. Lo podéis descargar aquí. Eso sí, esto demuestra que a veces algunos fallos se perdonan si el resto lo compensa.]

¡Comparte esta entrada! 🙂
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+2Share on LinkedIn0
Pablo Muñoz Sánchez

Pablo Muñoz Sánchez

English > Spanish Game Translator
Soy traductor inglés > español con más de 8 años de experiencia especializado en localización de videojuegos y software. He traducido juegos como Metroid y Fire Emblem y ahora trabajo, entre otras cosas, como revisor para un gigante tecnológico. También soy cofundador de Traduversia, una plataforma de cursos online para traductores. Más sobre mí | Mis cursos | Mi web
Pablo Muñoz Sánchez
Pablo Muñoz Sánchez

¡Suscríbete al blog!

¿Te ha gustado lo que has leído?
Recibe nuevas entradas en tu correo e información exclusiva para suscriptores.

¡Apúntate gratis al curso online «Herramientas para la localización y la traducción audiovisual» de Traduversia!

Herramientas para la localización y la traducción audiovisual

Esto es lo que obtendrás si te apuntas:

  • Acceso gratuito e inmediato al curso online de Traduversia
  • 5 minicursos gratuitos por correo sobre localización, productividad, etc.
  • Cupones de descuento para matricularte en cursos de Traduversia a precio reducido

 

Y además, aprovecha este cupón exclusivo para lectores de Algo más que traducir. ;)

Cupón Algo más que traducir

75 comentarios

  1. Enhorabuena. ¿Te he dicho alguna vez que, de mayor, quiero ser como tú? 😉

  2. Muy, muy interesante, Pablo, y no sólo para que los que empiezan tengan una idea de cómo redactar una carta de presentación. Yo no suelo tener la oportunidad de comparar mi modelo con los de otros colegas, así que tu carta me va a ser de lo más útil. Sobre todo, teniendo en cuenta que ha sido la «ganadora».

    Espero con ganas la segunda parte.

    • ¡Hola Marta! Gracias por tu comentario. 🙂

      Bueno, aunque haya cartas “modelo”, en realidad siempre hay que personalizar al máximo el correo de presentación, lo cual lleva tiempo. Simplemente quería presentar lo que escribí más o menos y comentar punto por punto por qué escribí lo que escribí.

      Aprovecho para decirte que me acabo de suscribir a tu blog. ¡Ánimo, que veo ya estás empezando! 😉

      Saludos,

      Pablo

    • ¡Gracias de nuevo, Marta! Es un placer para mí compartir cualquier cosa que pueda ayudar a los demás. 🙂

  3. ¡Gracias, Pablo! Cualquier apoyo será poco para mantener vivo el blog ;o)

    Volviendo al tema de tu entrada: cartas modelo hay muchas, igual que cv y otros tantos documentos. Lo bueno es tener como ejemplo uno que realmente haya utilizado un colega de profesión. Evidentemente, cada uno lo tendrá que adaptar a su experiencia/especialidad pero, desde mi punto de vista, esos son los que realmente sirven de guía.

    No digo que los modelos estándar no sean útiles, pero no dejan de ser eso: modelos estándar. Por eso, te agradezco mucho que hayas decidido compartir esta entrada con todos nosotros.

  4. Pablo:

    Muy buen artículo y enhorabuena por el correo, no podías haber dado una imagen más profesional. Esta claro que si queremos que los clientes se fijen en nosotros, hay que cuidar mucho la redacción de nuestros mensajes y dedicarles tiempo.
    Me sigue sorprendiendo que muchos profesionales no inviertan en un sitio web propio, tengan una firma profesional ni se tomen la molestia de escribir un mensaje bien redactado cuando contestan a ofertas de trabajo.

    Ya contarás cómo fue la aventura.

    Martine

    • Hola Martine:

      Totalmente de acuerdo en todo lo que dices. 🙂 Y, en efecto, cuesta creer que aún hoy hay mucha gente sin una web profesional. No digo que tenga que ser superatractiva y demás, pero al menos una mínima presencia en la red siempre ayuda.

      Saludos,

      Pablo

  5. Hola,

    me ha encantado tu post. Me gustaría saber qué es lo que hacéis cuando un cliente (agencia) os pide de vuelta la TM o los archivos sucios y este tipo de cosas, como descuentos por repeticiones etc… muchas veces me siento como si me estuvieran robando, porque, al fin y al cabo, luego me pueden mandar mi propia TM y pedirme un descuento. Cómo lo veis?

    • ¡Hola Rafa!

      Gracias por tu comentario. 🙂 Lo de las memorias de traducción están a la orden del día, y bueno, si te han proporcionado una memoria de un proyecto anterior (incluso si no es así), tampoco veo mal que les envíes la memoria de tu proyecto. Al fin y al cabo, la agencia te paga también por eso.

      Y puede que no sea ideal que te paguen menos por repeticiones y cosas así, pero es lo que hay. No digo que sea justo, pero bueno, nunca le he dado demasiadas vueltas al tema (afortunadamente, pocas veces me han pedido descuentos por este motivo).

      Saludos,

      Pablo

  6. ¡Gracias por este post tan ilustrativo, Pablo!

    Coindido con Marta: hay miles de modelos y plantillas, pero yo nunca he encontrado ninguna carta de presentación que me fuese lo suficientemente útil para el mundo de la traducción (quizá no he sabido buscar bien), así que poder ver un ejemplo real me parece de lo más interesante.

    Con tu post me he dado cuenta de que en mis cartas de presentación podría descatar algunos aspectos que, por lo general, no incluyo. ¡Ya tengo entretenimiento para el fin de semana!

    • ¡Hola Elena!

      Como digo por arriba, tampoco pretendo que esto sea un modelo de carta al que cambiarle cosas y listo, sino precisamente concienciar a la gente de que es bueno resaltar algunos aspectos sobre nosotros que quizás no se nos habían pasado por la cabeza. ¡Me alegro de haberlo conseguido! 🙂

      Y por cierto, enhorabuena por tu blog, no lo conocía. Ahora lo añado al blogroll. 🙂

      Saludos,

      Pablo

  7. komurki dice:

    “since November 2010 I am working part-time for a very important company related to Internet and new technologies”

    SHOULD BE: I have been working…THE internet

    “I tried memoQ like one year and a half ago”

    SHOULD BE: a year and a half ago

    • ¡Hola komurki!

      Muchas gracias por detallar los fallos de la carta. Precisamente antes una lectora también ha hecho algo parecido y me ha enviado los fallos por correo.

      Precisamente esto demuestra que incluso aun con fallos para un hablante nativo (el contacto de la agencia no es de habla inglesa), si te lo curras y das confianza, hay cosas que se perdonan (no es la primera vez que al releer un correo que he enviado me he dado cuenta de que había escrito algo mal).

      Saludos,

      Pablo

    • Desde mi punto de vista, lo de menos es que hayas cometido algún error, ya que vas a traducir al español, no al inglés. El mensaje se entiende perfectamente y está currado, así que cualquiera con dos dedos de frente no le daría ninguna importancia a un par de errores de redacción en una lengua que no es la tuya.

      • Estoy contigo, Carolina. A mí no me importa decir lo que cobro a cada agencia si la gente me lo pide. Es más, no solo me puede ayudar a mí (porque, a lo mejor, estoy cobrando menos y otro compañero trabajando con esa compañía, cobra más, así que yo podría subir la tarifa) sino porque también puede ayudar al resto (lo dicho arriba, pero al revés). No entiendo por qué tanto tabú con las tarifas. Si tú cobras más que yo y la agencia no se te queja, pues joder, ¡enhorabuena! Si yo cobro más que tú, pues te podré aconsejar que intentes cobrar más (si quieres, claro).

        Creo que cantar a los cuatro vientos las tarifas solo nos puede beneficiar a nosotros, ya que, sabiendo cómo está el mercado, la gente que viene detrás sabrá lo que puede pedir y lo que no, y, poco a poco, se podrá ir subiendo el nivel, el cual parece estar rozando la ridiculez últimamente.

      • Je, je, ¡muchas gracias por tu apoyo, Elena! 🙂

        Por cierto, no conocía tu blog, voy a echarle un vistazo.

        Saludos,

        Pablo

  8. ¡Con esa pedazo de carta presentación yo también te contrataba!
    Muchas gracias por compartir tu experiencia. Que sepas que me has abierto los ojos, una vez más 🙂
    ¡Saludos!

  9. Hola Pablo,

    En mi agencia de traducciones recibo muchos curriculums y cartas de presentación, quizás tendría que poner una copia de la tuya como modelo a seguir :D. Yo, por mi parte, también he aplicado muchos consejos tuyos, llevo muchos años en este mundo de la traducción, pero siempre intento mantenerme al día.

    ¡¡Espero impaciente el desenlace de la historia!!

    Un saludo,

    Cristina

  10. ¡Una entrada muy, muy útil! ¡Gracias!

  11. Pablo, te iba a preguntar cómo estabas, pero veo que iba a ser en vano, porque es evidente que estás en plena forma. Por la información que das y la redacción, me imagino que has conseguido a tu cliente, de modo que te felicito. Yo necesito urgentemente unas clases de marketing y estoy muy atento a cómo se “vende” (no me gusta el término, de ahí las comillas) la gente. Bueno, te voy a twittear. Un abrazo.

    • ¡Hola José!

      Me alegro de verte por aquí. Desde luego, no me puedo quejar sobre cómo me va. 🙂

      A ver cuándo puedo publicar la crónica de las jornadas de la ASATI del sábado pasado, que tú también fuiste protagonista por momentos, ya lo verás, je, je.

      Un saludo,

      Pablo

  12. Hola Pablo:

    Bueno, yo ya conozco el final de la historia pero no voy a ser tan malo de desvelarlo :D. En cualquier caso, y como ya hablamos el fin de semana, la clave para conseguir buenos clientes es la carta de presentación. Y sobre todo, una cosa muy interesante que comentas, que es jugársela hasta el fondo (en el buen sentido). Creo que a los clientes les gusta ver cosas nuevas y que esa es una buena “marca de la casa” para conseguir resultados efectivos :D.

    Cuando salga “the conclusion” ya te comentaré otra cosa que no es tan “positiva” pero que espero genere debate 😀

    • ¡Hola Olli!

      Fíjate, ¡al final sí que me dieron el trabajo después de lo que comentamos este fin de semana! 🙂

      Gracias por no desvelar la sorpresa, ja, ja, ja. Me ha gustado mucho eso que comentas de que a los clientes les gusta ver cosas nuevas. Es como lo que hablamos del CV el otro día por Twitter: entre tanta “normalidad” (en el sentido de que 100 cartas de presentación pueden ser muy parecidas entre sí), nada como hacer algo original (sin pasarse, claro) para destacar un poquito más.

      Bueno, ¡a ver cómo continúa el debate, que me has dejado intrigado! 🙂

  13. Pues otro que se apunta a las felicitaciones. Esto sí que es ser profesional Pablote, molt bé! Y una cosa está clarísima con lo de las tarifas. Siempre hay que apuntar alto, que si vales y te vendes bien, siempre estarás a tiempo de negociar. Venderse barato no sirve de nada.

    Yo ya me huelo el final de la historia, pero ansioso espero! 😛

  14. Judith Reig dice:

    Pablo, no hace falta que te diga lo útil e ilustrativo que es el desglose de tu correo para captar al cliente: lo han hecho todos los compañeros con sus comentarios. Me sirve para replantearme la forma y el estilo que he utilizado para promocionarme hasta ahora y me han venido ideas que ya tengo ganas de poner en práctica. Muy por encima de este aspecto y teniendo en cuenta la competitividad en el mercado de la traducción, me parece un gesto muy noble, loable y altruista que compartas esa información con nosotros de forma tan detallada: te leíamos hasta el pensamiento. Me pone contenta que haya buenos profesionales (así puedo aprender de ellos), pero si encima se comportan con humanidad, encumbran la profesión.
    Saludos.

    • 😀 😀 😀

      ¡Menuda sonrisa se me ha dibujado en la cara antes de irme a la cama, Judit! 😀 Muchísimas gracias por tan amables y bellas palabras, de verdad. 🙂

      Como ya dije el otro día en Zaragoza (tengo la crónica escrita, pero estoy esperando a que los de la ASATI suban los vídeos de las ponencias a YouTube), no sé, vale que esté ayudando a mi propia competencia poniendo todas estas cosas en el blog, pero creo firmemente que al final todo vuelve a ti si compartes las cosas de corazón. 🙂

      Seguro que te gusta la segunda parte, que ya tengo prácticamente lista y que publicaré el viernes por la mañana. 🙂

      Un saludito y me alegro de haber ayudado,

      Pablo

  15. Muy interesante esta entrada, Pablo. Creo que la carta puede ayudar a otros, pero no para tomarla como modelo, sino como inspiración (y para eso ayudan muchísimo tus comentarios). Como tú dices, las cartas deben ser personalizadas y hay que dedicarles más de cinco minutos. He recibido muchas cartas de presentación (en su mayoría no solicitadas) y se ve a la legua cuando alguien ha copiado algo que ha encontrado en otro sitio. Lo bueno de tu carta es que la has escrito tú y te has implicado, y eso se nota y se valora positivamente.

    En cuanto a la tarifa, no estoy de acuerdo en que 8 céntimos sea una tarifa alta, sobre todo para una empresa extranjera (aunque lo cierto es que no dices de qué país se trata y podría ser que fuera una tarifa altísima para el país en cuestión). Es cierto que en España esa no es la tarifa más habitual para agencias (aunque algunas pagan eso sin problemas o incluso más), pero eso no quiere decir que no debamos pedir más cuando trabajamos para otros países. Sé que las tarifas son un tema tabú y que cuesta mucho saber cuáles son las que se manejan realmente en el mercado porque la mayoría de la gente no dice cuánto cobra, así que mi intención no es machacarte, ni mucho menos (solo discrepo en la percepción de «tarifa alta»); de hecho, te agradezco enormemente que hables abiertamente de la tarifa que has pedido, creo que nos iría mucho mejor a todos si no se mencionaran únicamente las tarifas míseras que ofrecen algunas agencias.

    • Hola Elena:

      Muchas gracias por tu comentario. En efecto, mi objetivo no era presentar una carta modelo para cambiar un par de cosas (de hecho, tengo muy pocas cartas modelo, pues siempre trato de personalizar la carta en función de los requisitos del cliente), sino razonar punto por punto por qué escribí lo que escribí para así dar ideas a los demás. Yo también he recibido alguna carta de presentación (!) y sí, de algún modo, se notaba que había un poco de copipega.

      Sobre el tema de la tarifa, bueno, diré que la agencia está en Hungría, y así de primeras no me parece que allí las tarifas sean extremadamente altas, así que pensé que pedir 0,08 € era bastante razonable. En la continuación de esta entrada lanzaré la pregunta de la tarifa a debate, porque una lectora también ha comentado que 0,08 € es una tarifa baja para España y no estoy de acuerdo en eso. He de recordar que aún soy algo novato en esto de las tarifas, pero vamos, a mí 0,08 € me parece bastante bien y pienso que se me está pagando bien por lo que puedo ofrecer.

      No dudo que en el futuro iré pidiendo más, pero tampoco quiero dar la sensación de que todas las agencias pagan 0,08 € como mínimo y que 0,07 € es una miseria (que es la tarifa que se quedó al final, más detalles en la siguiente entrada), porque por el tipo de texto que es, me parece muy aceptable. De hecho, trabajo para otra agencia a 0,07 € y, como es mi especialidad (videojuegos), he llegado a ganar hasta 80 € la hora por lo rápido que iba. Hay que tener varios factores en cuenta: hace poco una agencia española me pidió presupuesto para un manual muy especializado y ahí sí que pedí 0,10 €.

      Bueno, ¡que me enrollo mucho! Ya seguiremos hablando. 🙂

      Saludos,

      Pablo

      • No he tenido ningún cliente de Hungría, así que no tengo ni idea de qué tarifas se manejarán, aunque tampoco creo que sean muy altas. De todas formas, creo que es recomendable preguntar en las listas antes de dar tarifas para un país nuevo, ya que nos pueden servir de orientación (en esos casos la gente sí que suele dar tarifas).

        Yo no creo que ocho céntimos sea bajo para España, aunque en muchos casos se puede conseguir más (probablemente no con la mayoría de las agencias españolas, pero el mercado no se limita a ellas).

        En cuanto a lo que dices de que una tarifa de siete céntimos te puede salir muy rentable en algunos casos, estoy de acuerdo. En realidad cobramos por palabra porque es una unidad fácil de comprender para los clientes (y también resulta cómoda a la hora de hacer los presupuestos), pero nuestro objetivo debe ser tener unos ingresos determinados por hora: si sabemos que para cierto tipo de encargos nuestro ritmo de trabajo es mayor, podemos reducir algo nuestra tarifa por palabra, pero sin bajar nunca del mínimo que consideremos aceptable en general.

        • Exacto, eso es: a ver si puedo dedicarle una entrada al tema de las tarifas visto desde el punto de vista de la rentabilidad. No es lo mismo traducir a 0,06 € y hacer 1000 palabras por hora (bien hechas, claro) que 450 a 0,10 €.

          Sobre lo de preguntar a asociaciones, juraría que vi el tema en la lista de Asetrad cuando me llegó la solicitud de presupuesto y desgraciadamente no hubo respuesta. :S

          Saludos,

          Pablo

  16. ¡Hola Pablo!

    ¿Sabes que se parece bastante a mi “plantilla de carta de presentación”? 🙂
    A mí me va bastante bien sintetizando ese tipo de ideas y para mí es obligatorio trabajarse bien una carta de presentación.
    De hecho, indiqué a mis alumnos que redactaran una en su último examen (con dispares resultados) y estoy deseando poder intercambiar comentarios con ellos.
    Creo que muchos de los novatos no saben ni lo que son, así que esta publicación les ayudará mucho :=)

    ¡Un abrazo y suerte con la agencia!

    • ¡Hola Yeyu!

      Gracias por comentar. 🙂 Vaya, pues qué cosas, ya veo que ti también te gusta currarte las cartas de presentación, ja, ja, ja.

      Me parece una idea estupenda que los alumnos empiecen a familiarizarse con estas cosas: si no recuerdo mal, en un curso que dio Jennifer Vela, los alumnos escribieron una carta de presentación y luego, entre todos, eligieron la “mejor”. ¡Un ejercicio de lo más interesante! 🙂

      Saluditos,

      Pablo

  17. Pablo, añado una cosa a las correcciones que te ha hecho la lectora 🙂
    Ha corregido
    I am Pablo Muñoz Sánchez
    por
    I’m Pablo Muñoz Sánchez

    Estás escribiendo una carta formal y, como tal, el inglés formal no usa ninguna contracción, así que, yo pondría “I am”. Lo mismo pasaría con
    “don’t” -> do not
    “can’t” -> cannot
    “you’re” -> you are
    etc.

    Por lo demás, algunas de las correcciones que te ha hecho te las iba a hacer yo también, así que, eso que me ahorro (¡gracias!) ^_^

    • ¡Gracias, Curri! Ahora que lo dices, sí, creo que es mejor usar el estilo formal en estas cosas. 🙂

      Por cierto, que tampoco había caído en la cuenta de que estoy seguro de que es Nintendo of Europe (así lo pone en todos lados: http://www.nintendo-europe.com/), pero vamos, por lo demás, ¡genial! 😀

    • Lydia Foster dice:

      Hola Curri,

      Pues sí, tienes razón en esto, no se suele utilizar contracciones pero hay excepciones. I’m se ha convertido en algo tan común que la gente lo utiliza en correos ahora (piensa que un correo no es tan formal que una carta en papel).
      Fijate que no termina la carta con el despido tradicional para las cartas (Yours sincerely si cita el nombre de la persona o yours faithfully si no se sabe). Pone claramente Kind regards, que para mí es un despido correcto, respectuoso pero carismático. Había una charla interesante en el BBC sobre este tema.

      Volviendo al tema, eso sí, solo diría I’m cuando refiero a mi profesión y sería la única contracción que utilizaría (para wouldn’t/shouldn’t, etc. pondría com would not/should not). Eso dicho, personalment yo pondría: Allow me to introduce myself. My name is xxxx and I’m a XYZ translator…
      No sé, supongo que es una cosa personal… A ver qué opinan los otros nativos.

      • Hola Lydia:

        A mí me corrigieron mi carta de presentación nativos ingleses (británicos) y todos me dijeron de quitar la contracción. Estoy de acuerdo contigo con que es mejor el Kind Regards (y sus variantes: Regards, Kindest Regards y creo que también he visto With Kind Regards) es mucho mejor porque es menos serio que el Sincerely, que creo que ya no se usa tanto (yo lo veo más como lo que le dirías en una carta a la reina ;)).
        Pero te puedo confirmar desde ya que, al menos aquí en Reino Unido, escriben I am.
        Por cierto, mi novio (inglés) también usa tu introducción para sus cartas de presentación (quitando lo de I’m, claro) 🙂 Parece que es la más “habitual” 😉

        • Yo también creo que el “Kind regards” es lo más neutro posible entre respeto e informalidad. 🙂 Por cierto, que cuando hay ya confianza, siempre siempre siempre uso:

          Cheers,
          Pablo

          (vicios de Nintendo)

      • ¡Muchas gracias por la explicación, Lydia! 🙂 Yo también prefiero usar el “I am” por si las moscas, pero se agradece ver el motivo del cambio. 🙂

        Saludos,

        Pablo

  18. ¡Pedazo de carta! Pareces el Messi de los traductores ahí.

    Mmm… yo es que no puedo evitar acordarme de aquella entrada de Ricard Sierra, donde un cliente le decía que para él la traducción era una “commodity”…

    Si la mayoría de clientes son como el que se encontró Ricard, ¿de verdad quieren al puto amo, o prefieren al más barato?…

    • ¡Hola Ana! Ja, ja, ya será para menos. 😛

      Bueno, hay clientes y clientes. Sé que se suele ser pesimista en estas cosas, pero yo de verdad creo que sí que hay clientes que buscan un buen trabajo hecho. Aquí manda la agencia, claro, pero lo bueno es que es el cliente final el que eligió al traductor en realidad.

  19. Hola, Pablo:

    Felicidades en primer lugar por este nuevo cliente. Esta entrada es muy buena y debo decir que estoy totalmente de acuerdo con todos los puntos a los que haces referencia.
    Normalmente, como bien dices, no dedico mucho tiempo a venderme tanto para según qué ofertas, pero para otras, como las de clientes directos o agencias con las que sería interesante establecer una relación laboral duradera sí. En mi caso, no me puedo vender tan bien como tú por falta de experiencia y especialización, aunque poco a poco me siento más segura de mi misma y tengo algo más que aportar por los proyectos que voy haciendo. Por lo tanto, lo que hago es vender mis cualidades, ya que no puedo vender mi experiencia. Les digo que soy una persona profesional, puntual (que es muy importante en nuestra profesión), dispuesta a seguir aprendiendo de cada una de mis experiencias, o nuevos programas o sistemas de trabajo (que como tú bien dices, son problemas que les ahorras a tus posibles clientes), que soy cuidadosa con mi trabajo y perfeccionista (cosa que denota interés por lo que haces y por hacerlo bien) y sobre todo si requieren alguna cualidad específica contarles que creo que soy adecuada para el puesto.

    No es lo mejor que les puedes contar, pero es el mejor intento que puedes hacer en ese caso. Siempre puede haber alguien que te quiera dar la oportunidad porque ve potencial en ti, aunque habrá muchos que ni te contesten, pero que no digan que no lo has intentado!

  20. ¡Hola Verónica! Pues si a ti te ha gustado mucho la entrada, a mí me ha encantado tu comentario. 😀

    Claro que sí, se trata de eso: no todo el mundo cuenta con mucha experiencia (tampoco es que yo sea Dios, ni mucho menos), pero aun así es posible venderse. Además, como bien comentas, cuanto más escribes cartas de presentación, mejor te salen. Todo es un poco “prueba y error”.

    ¡A ver si nos cuentas alguna vez tus nuevas experiencias en tu blog! 🙂

    Saludos,

    Pablo

    • Pues tengo algo en mente pero estoy esperando a ver si recibo respuestas en firme de los presupuestos que he mandado. Además, he estado en época de introspección jaja, a veces es necesario. Me sabe mal haber estado tan desconectada y desaparecida. Pronto estaré dando guerra de nuevo.

  21. ¡Wow! Menuda entrada. La verdad es que está bastante bien y ahora mismo voy a leer la segunda. A ver si da resultado con todos jajaja 😀

    ¡Un saludo, Pablo!

  22. ¡Fantástico, Pablo! No es frecuente este grado de sinceridad. ¡Es lo que me gusta de la blogosfera, la transparencia!
    Un abrazo.
    Nuria

  23. Desde luego, está genial la carta de presentación. Siempre se agradece ir más allá del “I can do the job, please send me the files”.

    Me ha parecido curioso eso de “más vale dar una tarifa alta, que luego ya la bajarán ellos”. Con las licitaciones o concursos públicos (UE, España, autonomías, WIPO, FMI, etc), las tarifas más altas y más bajas suelen quedar automáticamente descartadas: los unos porque se pasan de listos y los otros porque esos precios tan baratos son sospechosos. La gracia está en que normalmente no sabes si te quedas corto o te pasas en relación al resto de candidatos.

    Lo que sí puedo decirte es que cuando tenía que hacer una selección de candidatos, los que cobraban lo mismo o más que nos pagaban a nosotros (sí, se daban casos), quedaban automáticamente excluidos. Ni negociar, ni nada, había mejores cosas que hacer: las posturas estaban demasiado alejadas y hay muchos peces en el mar. Salvo cuando no los hay, como pasa con los traductores de luxemburgués, que casi se pueden contar con los dedos de las manos.

    • Hola Jordi:

      Muchas gracias por tu valioso comentario y por comentar tu experiencia. 🙂 Entiendo que sea normal descartar a gente si el precio que ofrecen es casi tan alto como el que cobráis vosotros: está claro que la pela es la que la manda de algún modo, que una cosa es bajar un céntimo y negociar un poco y otra bajar 5 céntimos para que compense (además, que dudo que el traductor acepte tal bajada). Yo tampoco creo que pidiera una burrada en este caso. 😛

      Por otro lado, me alegro de que también descartarais a gente que pedía precios bastante bajos. 🙂

      ¡Gracias de nuevo!

  24. traductor dice:

    Muy interesante, Pablo, como todo lo que publicas.

    De escasa utilidad para quienes somos unos peleles con un CV irrisorio del que nada puede ser destacado, pero muy interesante, qué duda cabe.

    Enhorabuena por el blog. 🙂

  25. Comparto el comentario de “traductor”. Hace un año que terminé la carrera y tengo serias dudas de que algún día pueda dedicarme a esto de la traducción… nadie te da una oportunidad cuando en tu CV hay 0 de experiencia, de conocimiento de herramientas TAO, etc,… frutos de la Universidad de Málaga!!

    Enhorabuena por el blog, Pablo. Y gracias por las ideas que das a los que estamos empezando.

    • ¡Hola Elena!

      Gracias por pasarte por aquí. 🙂

      Bueno, siempre se hacen cosas para poner en el currículum. Espero que pronto puedas hacerte un huequecito en el mundo de la traducción profesional. 😀

      Saluditos,
      Pablo

    • Es cierto que no resulta fácil empezar a conseguir experiencia, pero tampoco pienses que es imposible que alguien te dé una oportunidad si no la tienes: todos los que nos dedicamos a la traducción hemos estado en tu situación en algún momento. Lo bueno de haber terminado la carrera hace poco es que es probable que tengas bastante tiempo libre (si todavía no trabajas), así que puedes invertirlo en aprender a utilizar las herramientas que no te enseñaron en la facultad (todos los programas tienen versiones de prueba que pueden servirte para practicar) y también puedes colaborar traduciendo en proyectos sin ánimo de lucro (puedes encontrar unos cuantos en esta entrada del blog de Elizabeth Sánchez León).

  26. Hola Elena,

    gracias por tu comentario, precisamente ya colaboro con varias organizaciones, no diré el nombre pero el protocolo que siguen para que puedas colaborar con ellos es bastante… gracioso, por decirlo de alguna manera… envían un correo a todos los traductores que tienen en la base de datos y el primero que conteste es el que se lleva el gato al agua, el segundo es el que revisa el texto. Osea que si no estás pegado al ordenador todo el día no pillas ninguna traducción. Hay otra organización que sí me envía los textos directamente a mí.

    Saludines

  27. Vicente dice:

    Una pregunta, cuando dices “since November 2010 I am working part-time for a very important company”, ¿no debería ser “since November 2010 I HAVE BEEN working part-time for a very important company”?

  28. Beatriz dice:

    Hola Pablo, muy interesante tu presentación . Pero como se vendería un traductor que recién egresa de la universidad y con poca experiencia, puedes dar algún consejo o tip. Saludos

  29. Lorena Morales dice:

    Hola, Pablo:

    Muchas gracias por compartir esta información. En este momento estoy preparando una carta de presentación y, tal como tú indicas en tu blog, toma mucho tiempo. La verdad, para mí ha sido un poco complejo hacer esta carta, ya que no tengo experiencia en el área de la traducción, solo he ayudado a algunos contactos con traducciones breves, por ejemplo, correos electrónicos, trabajos para el colegio, letras de canciones, entre otros. No obstante, esta información me ha ayudado mucho para redactar mi carta.

    Saludos,

    Lorena

    • ¡Hola, Lorena!

      Bueno, estoy seguro de que todo ese tiempo invertido dará sus frutos, porque estoy seguro también de que los demás que opten a esa oferta no lo habrán hecho (la experiencia me lo demuestra). Sea como sea, es un buen aprendizaje que te servirá para otras oportunidades, las necesites ahora o no. 🙂

      Un saludo y suerte,

      Pablo

Deja un comentario